Posted On 10 marzo, 2015 By In Editorial With 1057 Views

Somos los mismos, pero otros.

image_pdfimage_print

El espejo engañoso
F. García Lorca

Verde rama exenta
de ritmo y de pájaro.
Eco de sollozo
sin dolor ni labio.
Hombre y bosque.
Lloro
frente al mar amargo.
¡Hay en mis pupilas
dos mares cantando!

 

Para nosotros julio es el mes de los inicios y los deberes cumplidos.

En 1971 se iniciaron las acciones armadas.  En el año 2000 se inaugura la “Casa”. También en julio del 2013 se inicia el trabajo de nuestra “página web”. Son distintos trabajos y en distintas épocas. 45 años de labores anti-imperialistas, nos gusta repetirlo, de lo contrario, podríamos equivocar al “enemigo” con facilidad.

Hemos recurrido siempre a la verdad histórica y a la memoria de los pueblos en lucha. La relación con ellos es de respeto. Somos hermanos en la lucha antimperialista. Nos reflejamos en el mismo espejo y somos lo mismo, pero otros.  Dejamos a los historiadores las “interpretaciones”. Confiamos que siempre existirán profesionales con un código de ética acrisolada y continuamos, sin lamentaciones, con nuestra labor. Nunca debemos dejar de hacerla. Ese fue nuestro compromiso con los compañeros que un día iniciaron esta larga marcha que tomará generaciones concluir.

En éste mes de julio recordamos también al compañero Héctor, es el mes de su nacimiento. A él le tocó defender con las armas en la mano, ante los sicarios que pretendieron detener nuestra marcha en 1971, después fueron él y el compañero Manuel los primeros en llegar a la selva a formar un ejército. Es histórico que fueron sólo dos compañeros quienes iniciaron ese trabajo. Ellos emboscaron a los soldados en Metzabok y después Héctor, junto a cuatro compañeros más y la compañera Murcia, desalojaron a los espías del “Instituto Lingüístico de Verano” de su campamento en la Selva. Esa es la verdad histórica, la única verdad, no hay otra. Se entiende que el imperialismo trate de ocultarlo y no se entiende que los mexicanos, ante el cúmulo de evidencias, no lo sepamos y aceptemos. Esa es también parte de la memoria a la que nuestro pueblo tiene derecho, para eso sirve la Casa de Todas y Todos.

Nuestro país pasa de una dictadura sangrienta a otra y falta mucho por hacer.  Hoy, México sufre. Nuestra organización política no basa su desarrollo en coyunturas, nacimos defendiendo a nuestro país del imperialismo y eso no ha cambiado. Si ahora lo podemos hacer públicamente es un avance producto del trabajo de todo nuestro pueblo. Hace 45 años se dijo: “los errores son nuestros, la victoria es ya de nuestro pueblo” y en ese principio nos mantenemos.

Felicidades a todos ustedes queridos compañeros por no dejarse controlar. Cuenten con nosotros siempre.

Adelante!!!!

¡Vivir por la patria o Morir por la libertad!

Grupo editorial de la Casa de Todas y Todos.

image_pdfimage_print

About

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.