Posted On 3 abril, 2015 By In Editorial With 2358 Views

De saberes Populares

Un árbol sabe más que un libro
y una estrella enseña más que una universidad.
José Martí

Y la lucha sigue: de un lado, los acaparadores de tierras, los ladrones de montes y aguas, los que todo lo monopolizan, desde el ganado hasta el petróleo. Y del otro, los campesinos despojados de sus heredades, la gran multitud de los que tienen agravios o injusticias que vengar, los que han sido robados en su jornal o en sus intereses, los que fueron arrojados de sus campos y de sus chozas por la codicia del gran señor, y que quieren recobrar lo que es suyo, tener un pedazo de tierra que les permita trabajar y vivir como hombres libres, sin capataz y sin amo, sin humillaciones y sin miserias.

El general en jefe Emiliano Zapata.

Los saberes zapatistas representan uno de los aspectos más negados por la historiografía dominante. “No tenían proyecto de nación”, dijo uno y, en seguida, muchos más recitaron a coro: “no tenían proyecto de nación y no sabían qué hacer”. Otro, más profundo, arguyó: “sólo eran maiceros y chileros”. La negación de los saberes zapatistas opera no con información sino con racismo y desprecio por la gente del campo, dos constituyentes de la colonialidad del poder actual.

El proceso civilizatorio del maíz, sus códigos de la tierra, autoorganización y autodeterminación de hombres libres, sin capataz y sin amo, sin humillaciones ni miserias; la experiencia de la resistencia al colonialismo y a la dominación extranjera, fueron saberes fundamentales en la revolución del sur.

Dr. Francisco Pineda

 

Hemos comenzado a caminar con nuestra propuesta de unidad, en silencio y paso a paso como desde hace 46 años; ha sido leída y hemos recibido comentarios y críticas al respecto, esto nos ayuda, nos fortalece. Pensamos que siempre es necesario un tiempo para que las propuestas como ésta, que nacen en papel y palabra, agarren paso. No tenemos prisa, porque caminamos con ella bajo el brazo y nunca estamos quietos. Sin prisa pero sin pausa, como dice una frase popular.

Las dificultades propias del texto y del acomodo de las ideas, están encontrando su sentido real en los encuentros que estamos sosteniendo con quienes en primera instancia nos escucha. Nosotras y nosotros haremos lo propio: escuchar. Por eso decimos que no es una propuesta acabada, no es excluyente ni pretende ser la única; apelamos a los saberes de nuestro pueblo que siempre han sabido estar a la altura de las circunstancias y de su momento histórico.

Agradecemos a todas y a todos, quienes hayan dedicado su tiempo a leer nuestra palabra; más aún, a quien haya dedicado algo más de tiempo escribiendo sobre ella, haciendo eco de lo que se intenta construir. El espacio en donde son publicadas estas palabras, les da la bienvenida a sus comentarios.

Tambien en abril recordamos a los compañeros Fidelino y Ricardo, desaparecidos pertenecientes a la lista de Ocosingo, quienes cumplen años este mes. Al igual que el resto en esa lista, los compañeros cumplieron su deber, y en su honor gritamos una vez más: ¡Presentes!

¡Vivir por la patria o morir por la libertad!

Grupo Editorial de la Casa de Todas y Todos

Abril 2015

About

3 Responses

  1. Como podemos colaborar desde nuestro espacio con esta propuesta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *