Posted On 7 enero, 2017 By In corresponsalias With 802 Views

El Gasolinazo en Monterrey.

*Corresponsalía del Compa del noreste caliente.

“Hartazgo” esa es la palabra clave en el meollo del asunto que abunda hoy en día, una enorme inconformidad es el reflejo de lo que nuestro gobierno ha generado y los resultados son acciones directas y un intento de estallido social pero sin un rumbo claro.

Nuevo León no es un estado caracterizado por tener una población políticamente activa, es una costumbre que la sociedad de este estado considere que protestar y ejercer presión a nuestras llamadas autoridades es una situación que no le corresponde o no va con él  prototipo del regiomontano chambeador.

Lo que sí es un hecho histórico y de enorme trascendencia fue la convocatoria del día de ayer en la cual más de veinte mil personas salieron a manifestarse congregados en distintos puntos de la ciudad, una convocatoria en redes sociales y el motivo el asunto del aumento al precio del combustible cosa que trascendió pues si bien ese fue el objetivo principal de la movilización aunado a ello se vio el reflejo de una población enérgica que demostró que esto va más allá del aumento al combustible, se vio el reflejo de una sociedad molesta por tantas injusticias cometidas por parte del gobierno.

Contingentes numerosos se dieron lugar desde distintos puntos entre ellos el Mercado Juárez, el estadio BBVA, el Tec de Monterrey, Colegio Civil por mencionar algunos y marcharon con rumbo a la explanada de la macroplaza frente a palacio de gobierno, dónde al llegar la gente se percató que ya había un evento organizado por una organización llamada Congreso Nacional Ciudadano la cual está encabezada por un individuo que durante años se ha hecho llamar “activista ciudadano” y corresponde al nombre de Gilberto Lozano, que desde semanas pasada lanzó convocatoria a través de redes sociales para invitar a la gente a manifestarse en contra del gasolinazo, para dicha situación se hizo valer de jóvenes activistas ciudadanos que dieron una rueda de prensa en dónde se haría un señalamiento y un llamado a todo la sociedad a salir a protestar el jueves 5 de enero a las 6:00 p.m. en la explanada de los héroes, situación que generó una gran convocatoria y a través de la viralización del video en redes sociales empezó esto que daría lugar a la protesta.

Desde tempranas horas se escuchaba el hecho de que se intentaría infiltrar personas a la movilización y que tanto gobierno como sector privado tratarían de reventar las movilización generando actos vandálicos y como es costumbre en nuestra sociedad estos mismos se han sabido valer de su condición de represores para sabotear acciones sociales a través de supuestos saqueos en centros comerciales y tiendas de conveniencia cosa que generó pánico durante gran parte del día y la molestia de miles de personas al darse cuenta que la ciudad estaba en un punto crítico.

Es muy curioso visualizar como hoy en día gobierno y sector privado han tratado de desviar la atención de la sociedad valiéndose de sus aparatos ideológicos entre ellos los medios de comunicación masiva, en este caso la televisión quien durante todo el transcurso del día incluso días anteriores demostraron su poco profesionalismo y el amarillismo al querer intimidar a la gente anunciando que los saqueos estaban siendo generados por personas en convocatorias en redes sociales y mostraban vídeos en otras entidades de la república donde se veían dichas acciones, cosa que generó impacto en la sociedad y sobre todo lo más importante para ellos debilitar y minimizar el auge que estaba generando la convocatoria a la marcha y protesta.

Anteriormente habíamos visto acciones de fuerte represión y división de movimientos, sin embargo la gente no tomaba en cuenta que incluso la misma convocatoria del llamado Congreso Nacional Ciudadano de Gilberto Lozano y su gente, resultaba un espacio perfecto para lograr la intimidación, represión e infiltración de personas para reventar lo que parecía un buen intento de organización colectiva y así fue como sucedió exactamente los hechos desde las 6:00 p.m. del día de ayer.

Muy curioso ver que un evento convocado por sociedad civil tuviera el presupuesto suficiente para colocar una tarima de gran tamaño que bien podría simular un intento de concierto o hasta incluso un mitin meramente político y lo que fue lo más sorprendente del caso es que las personas que estaban en dicha tarima eran Gilberto Lozano y un grupo de llamados “activistas ciudadanos” y estudiantes que fueron convencidos de manera ingenua por el mismo individuo para solicitar la renuncia del bronco al grito de ¡fuera Bronco!, ¡Bronco, Tronco!, ¡Va caer, va caer, el bronco va a caer! Que más que manifestación parecía un mitin de precampaña con gente que trataba de enardecer a la sociedad pero sin un discurso claro y completamente alejado de lo que se había convocado a protestar contra el gasolinazo. Y así transcurrió cabe señalar que dicha tarima tenía un acordonamiento para que la sociedad no pudiese pasar o tratar de intervenir ya que estos individuos en todo momento acapararon la atención con su discurso sin fundamento y sin precisión, y si bien el objetivo de Gilberto Lozano y estas personas era desvirtuar el objetivo de la movilización no conformes con ello contaban con el respaldo de policías y elementos de fuerza civil vestidos de civiles para agredir a todas aquellas personas que intentaran hacer algún acto de intervención al micrófono.

About

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *