Posted On 1 agosto, 2016 By In Editorial, Uncategorized With 690 Views

47 Aniversario y un cumpleaños

En agosto celebramos dos aniversarios. El cumpleaños el 5 de agosto de nuestro compañero Salvador y el aniversario de la fundación de las FLN de México en Monterrey. Dos fechas importantes sin duda.

En 1969 a principios de agosto arribó a Monterrey el compañero Marcos, quien luego cambió su nombre por Salvador. Llegó cuando los integrantes del fallido Ejército Insurgente Mexicano habían sido regresados a Monterrey por quien se decía el jefe del naciente ejército, que nunca pasó de ser sólo un invento de la imaginación de un periodista famoso. Para aquellos compañeros y hasta hoy, para todas y todos nosotros, fue la primer enseñanza del recorrido por el difícil, largo y cruento camino de la revolución social: a la revolución no se juega, la hacen los pueblos, se triunfa o se muere, si es verdadera, para decirlo en palabras del Che.

Los cuadernos de trabajo Dignificar la Historia se integran con documentos reales, no son inventados; dichos documentos sirvieron para dar a conocer la necesidad de luchar hasta lograr arrebatar a nuestros pueblos de la postración en que se encuentran al vivir sometidos. De poco sirve engañarnos y proclamar que ese objetivo ya se cumplió si es evidente que no es así. Hay que leerlos, entenderlos y actuar en consecuencia. Todas y todos tenemos una cita con la memoria: Este 6 de agosto presentaremos nuestro cuaderno de trabajo: Dignificar la historia II, que cubre la etapa de 1974 a 1977 en las FLN.

Como lo hacemos siempre en los aniversarios de cumpleaños de nuestros compañeros se inició aquel 1969, puntualmente el 5 de agosto celebramos el cumpleaños de Marcos, luego Salvador, y al día siguiente a los compañeros reunidos que formaron filas como militantes profesionales en las FLN de México. Ambos aniversarios los celebraremos dignamente en nuestra Casa, la casa de todas y todos ustedes, en el Mezquital, Apodaca, Nuevo León.

Felicidades a todas y todos ustedes compañeros de lucha. Reciban lo único que podemos darles, nuestro centenario apotegma:

¡Vivir por la patria! o ¡Morir por la libertad!
Grupo editorial de la Casa de Todas y Todos.

13872969_10153933601383668_3398027444295735218_n

About

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *