Posted On 19 septiembre, 2019 By In Editorial, Portada With 173 Views

Un compañero Maestro

image_pdfimage_print

¿Lejos?
Hay un arco tendido
que hace viajar la flecha
de tu voz

¿Alto?
Hay un ala que rema
recta, hacia el sol
De polo a polo a una
secreta información

¿Qué más?
Estar alerta
para el duro remar
y toda el alma abierta
de par en par

Nicolás Guillén

Palabras para escuchar, ecos de las montañas que resuenan en las calles y en las aulas.

Un compañero de esos de los que se aprende, de esos de los que se puede conocer nuestra historia, la de los pueblos que luchan, un siempre certero, agudo y pedagógico análisis, siempre entusiasmados oídos atentos de escuchar sus palabras, voces de tiempos de lucha, de palabras de la tierra, del pensamiento internacionalista, del trabajo concreto en coordenadas y hechos.

Un investigador que no dudó nunca en dar a conocer la historia desde los pueblos, desde sus testimonios, sus experiencias en la lucha por la liberación. Que no dudó nunca en narrar las estrategias del poder y sobre todo de los pueblos, en la guerra y en la paz, en los símbolos y en las realidades.

Un investigador que supo combinar la teoría y la práctica, el ejemplo de escribir, denunciar, compartir, hermanar, desmenuzar las mentiras del poder, erosionar y socavar las verdades impuestas, contrariar púlpitos y comodidades de academias desgastadas por superfluas modas, racismos, colonialismos e imperialismos.

Leerlo, escucharlo, emularlo, compartirlo, es tarea de todas y todos, es un amplio volumen de páginas de las historias de nuestras naciones, es lectura obligada y recuerdo presente.

de la lucha sigue!!!, de viva pueblos !!!, de tierra y libertad!!!

Vaya pues un abrazo a su familia, compañeros, amigos, …y en ese abrazo colectivo mirar sonriendo, trabajar platicando, como siempre hacen nuestros compañeros y compañeras, mirando un posible y real mundo de los trabajadores, de los campesinos, de los estudiantes, de los pueblos.

“El territorio es el marco inicial y más concreto, en que se observa la vinculación de la cultura y la guerra; y sobre todo, el punto de partida para entender el significado de la demanda zapatista, que no fue de parcelas de labor, sino siempre y enfáticamente: tierras, montes y aguas, en una palabra, territorio. Le llamaron también: To tlalticpac-nantzi mihtoa patria, nuestra madrecita tierra, la que se dice patria”.   

Pineda, Gómez Francisco. (1997) La irrupción zapatista. 1911. Colección Problemas de México, Editorial ERA. México.

18 de septiembre del 2019

Con profunda tristeza recibimos el aviso del fallecimiento de nuestro compañero Francisco Pineda, maestro, investigador de la historia verdadera, ejemplo de estudio y trabajo riguroso; pensamiento crítico e independiente, preocupado por la manera en que la historia oficial de la Revolución se ha convertido en dispositivo de dominación para que el pueblo de México recupere la memoria de lucha social de la que es y ha sido siempre sujeto activo.

Solidario con toda lucha justa, donde quiera que esta fuere. No dudó ni un momento en colaborar comentando nuestro libro Dignificar la Historia I. Las FLN y la Guerra Fría en México (1969-1974).

Las compañeras y compañeros de la Casa de todas y todos lo recordamos siempre con profundo respeto. Nos sumamos al duelo de su familia, los acompañamos en su dolor y decimos con el orgullo de haberlo conocido…

Compañero Francisco Pineda…. ¡presente!…

¡Vivir por la Patria! o ¡Morir por la Libertad!

Grupo editorial de la Casa de todas y todos

image_pdfimage_print

About

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.