Posted On 18 noviembre, 2017 By In Memoria, Portada With 231 Views

Entre Gertrudes e Isabel.

(Foto 1. En 1978 la compañera se incorpora a las FLN y se especializa en aprender medicina y salud pública al servicio de nuestro pueblo).

En México de cariño nos gusta hacer apócopes con los nombres propios, de esa manera nombramos a las Gertrudes, Tules, y a las Isabeles, Chabelas, los días 16 y 17 de noviembre las Santas Tules y Chabela vieron caer la tarde y el amanecer de una esperanza para nuestra Patria, México. Un grupo de mexicanos y una mexicana, culminaban un deber que habían jurado cumplir, lo cual puede parecer sencillo, pero ese era sólo el comienzo. Había costado vidas lograr ese primer resultado, habíamos aplicado una política humanista, acorde a los principios que nuestro pueblo entiende y respeta; No mentir, No ofender, No abusar de nadie, y menos de las mujeres y los niños, respetarnos como hermanos, o sea hijos de una misma madre, que es nuestra tierra mexicana, donde todos somos sus hijos; por eso nos decimos Manos, (hermanos) o “manitos” de cariño. De ahí en adelante se incrementaron los trabajos, para tratar de resolver un problema ancestral: acabar con la dictadura de un partido político cuyo actuar sólo conoce la violencia, apoyado por el siempre presente imperialismo.

Foto 2. En 1985, maestras y alumnas junto al Compañero representante de la Dirección Nacional en Jornadas de Obreros y Campesinos.

No nos hemos fatigado en esta marcha junto a nuestro pueblo. Los primeros en llegar a apoyar con sus conocimientos a los mexicanos que luchan, fueron los maestros y los compañeros encargados de nuestra salud. Nos habíamos preparado durante años para esos trabajos, en una labor conjunta, que José Martí definió como: Fusión dulcísima y consoladora de amores y esperanzas, eso para nosotros es ¡Vivir por la Patria!, lo demás es sólo palabrería hueca,y aún queda mucho por hacer. Los partidos políticos corruptos son muchos más ahora, el imperialismo existe y participa solventando los pagos a los planes militares que perjudican a nuestro pueblo. No podemos cerrar los ojos. Ante esta realidad debemos ser consecuentes con nuestra práctica política, no engañar, no claudicar. Nuestro pueblo lo sabe y sólo espera quien lo abandere: no hacen falta prohombres, solo mujeres y hombres conscientes, y con una moral a toda prueba, sin hacer distinción de géneros, edades, condición económica, ni prejuicios raciales, somos solo seres humanos, no más, ni menos que eso, y desde el 17 de noviembre de 1983: COMPAÑEROS de lucha.

En este aniversario de la creación del EZLN felicitamos a nuestro pueblo por iniciar esta lucha.

¡VIVIR POR LA PATRIA! O ¡MORIR POR LA LIBERTAD!

17 de noviembre de 2017

About

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *