Posted On 13 julio, 2016 By In corresponsalias, Educación With 894 Views

Transparencia en la UAM. Solidaridad y resistencia, las mejores vías para la protesta.

Corresponsalía de Diomedeidae (estudiante de licenciatura, UAM-X).

A partir de que se presentaran los resultados de las becas para Movilidad Nacional e Internacional de alumnos de licenciatura el día 1 de julio, los estudiantes de las 5 unidades (Xochimilco, Lerma, Azcapotzalco, Iztapalapa y Cuajimalpa) de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) mostraron su inconformidad ante las autoridades correspondientes de cada unidad académica debido al rechazo de la mayoría de los solicitantes para el segundo periodo del año (16-O).

Los estudiantes afectados e inconformes por las respuestas que les daban los encargados de cada una de las unidades decidieron concentrarse el día lunes 4 de julio en las instalaciones de rectoría general para obtener respuestas concisas por los hechos, pero tampoco el personal a cargo de Vinculación les dio una explicación clara. Después de más de 5 horas de espera para entablar un dialogo con el rector general Salvador Vega y León que en primera instancia se había informado estaba en una junta, se les dijo a los estudiantes que no se presentaría puesto que se encontraba fuera de la cuidad. La negación del rector para escuchar y apoyar a los estudiantes que ya habían sido aceptados en sus respectivos destinos fue la causa detonante para que decidieran tomar rectoría general como muestra de su inconformidad. Así la madrugada del martes 5 de julio los estudiantes tomaron las instalaciones y solicitaron el apoyo de las cinco unidades. Tras esto los estudiantes organizaron asambleas para determinar la forma en que apoyarían a sus compañeros. Los resultados se mostraron favorables: la unidad Azcapotzalco y Xochimilco optaron por tomar las instalaciones de manera indefinida hasta que sus compañeros fueran escuchados.

 

paro_UAMI

 

Ante esto el miércoles 6 de julio la dirección de comunicación social de la UAM presento un comunicado donde se explicaba que la casa de estudios estaba imposibilitada de realizar actividades académicas y administrativas fundamentales para su funcionamiento y por ello actividades como: el proceso de admisión de alumnos de nuevo ingreso para el periodo de otoño 2016, el pago de becas como manutención, madres solteras e incluso movilidad para aquellos a los que se les había sido otorgada, la elaboración de nómina del personal académico y administrativo de la unidad, la contratación de personal, entre muchas otras cosas, no podrían llevarse a cabo. Dicho comunicado provocó que la polarización entre todos los miembros de la comunidad se intensificara, no obstante se buscó la manera de mantener el apoyo y la unión de la comunidad.

Los alumnos de cada unidad presentaron un pliego petitorio general y por unidad de las inconformidades. Las exigencias principalmente por la falta de transparencia del uso y de la administración de los recursos de la institución dieron pie a peticiones de otro tipo. Entre sus mayores exigencias fue mantener un dialogo público con el rector, puesto que hasta ese momento no se había presentado a dialogar. La propuesta que dieron las autoridades a los estudiantes había sido duplicar el número de becas otorgadas para movilidad nacional e internacional a cambio de que regresaran las instalaciones de rectoría, no obstante el estudiantado no acepto esa negociación y decidió exigir el otorgamiento del 100% de las becas para aquellos que cumplieran con los requisitos.

Fue así por la consistencia que habían tomado los estudiantes que los rectores se vieron presionados a mantener un dialogo con la comunidad y se presentaron el sábado 9 de julio en las instalaciones de Rectoría General para negociar las exigencias. A pesar de que la principal causa de las protestas era la negación a la mayoría de los solicitantes de las becas de movilidad y que ese día se acordó que se les otorgarían, se pidió que continuaran con el dialogo al siguiente día, por ello la cita fue el domingo 10 de julio en las instalaciones del centro de difusión cultural “Casa Rafael Galván” ubicado en Zacatecas 94 Col. Roma Norte Del. Cuauhtémoc debido a que no pudieron dar solución a todas las exigencias de los alumnos en la reunión del 9 de julio.

 

uam-1 uam-2

 

El estudiantado dio muestras de solidaridad y un grupo considerable de ellos asistió a “la marcha por el dialogo y la transparencia” el domingo 10 de julio de la glorieta de insurgentes a la casa Rafael Galván manifestando su inconformidad por el uso de los recursos y el famoso plan de austeridad que han manejado las autoridades de la Universidad. Así se hicieron oír con fuerte voz las protestas de los universitarios en las calles de la Colonia Roma. Una vez que llegaron a su destino e ingresaron a las instalaciones inicio un dialogo a las 14:00 hrs del domingo y concluyo a las 01:30 hrs del día lunes 11 de julio. Donde se establecieron los siguientes acuerdos.

a) La UAM cubrirá el 100% de las becas de movilidad para los alumnos que ingresaron solicitud y cumplieron con los requisitos establecidos en la convocatoria respectiva.

b) En consecuencia, los alumnos signaron el compromiso de liberar el edificio de la Rectoría General hoy, lunes 11 de julio, a las 03:00 horas.

c) Existe el acuerdo mutuo por continuar con el diálogo público y abierto, el próximo miércoles 13 de julio, a las 12:00 horas, en las instalaciones de la Unidad Iztapalapa de la UAM, con el fin de seguir avanzando en la discusión de los temas establecidos en la agenda conjunta.

Por lo tanto, a partir de hoy, lunes 11 de julio, se reanudarán las actividades en el edificio de la Rectoría General en horario de labores normal. Pero la UAM-X y la UAM-A proseguirán el paro de manera indefinida con el propósito de exigir el cumplimiento del pliego petitorio.

Además se hizo la solicitud de que no hubiera ningún tipo de represalias de los participantes del movimiento estudiantil y la explicación del Programa de Austeridad, además se hizo notar que la rectora de la UAM-X Patricia Alfaro negó aceptar ahí el pliego petitorio de la UAM-Xochimilco.

Los hechos anteriores son una muestra de los logros que un grupo de estudiantes pudo obtener con la unión entre cada uno de los estudiantes y algunos profesores para exigir sus derechos como miembros de la comunidad estudiantil y de una sociedad que se mostraba pesimista por las acciones que habían tomado y que ahora puede reflexionar sobre el avance logrado debido a la consistencia de las acciones emprendidas.

¡Digna, Libre y Soberna, la Metropolitana!

About

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *