Posted On 1 marzo, 2016 By In Editorial, Internacional With 1509 Views

Marzo 3, Martxoak 3.

image_pdfimage_print

“Solidaridad es:
Sentir en la mejilla, el golpe que reciba cualquier mejilla del hombre.”
José Martí

En un par de meses se cumplirán doscientos años desde que Xavier Mina y Fray Servando zarparon rumbo a América desde la ciudad portuaria de Liverpool. Este evento, junto con los que se desencadenaron como consecuencia, es uno de los motivos históricos que unen al pueblo vasco y al mexicano. Pero no es, en modo alguno, el único.

Ambos pueblos han luchado incansablemente, y a través de diversas formas, por la consecución de la libertad, la independencia, la justicia y demás reclamos, todos ellos muy sentidos. Ambos pueblos han sido, en distintos momentos, víctimas del atropello imperialista; como tantos otros pueblos, vascos y mexicanos marcamos fechas, puntos cardinales en la memoria colectiva, para no olvidar el camino, para nunca claudicar.

Hablamos el mes pasado del día catorce; hablamos este mes, marzo, del día tercero. En esa fecha, tres de marzo de 1976, en la ciudad de Gasteiz, Euskal Herria, 5 obreros murieron acribillados – y decenas fueron heridos- por elementos de un régimen “nuevo”, a unos meses de la muerte del ruin dictador. Pero la dictadura no es una persona, es un sistema, y nada hay de nuevo en las viejas prácticas opresoras del capitalismo.

Nuestras hermanas y hermanos del pueblo vasco nos obsequiaron una revista que conmemora la lucha obrera y el contexto de ese Martxoak 3. La compartimos aquí hoy con ustedes. Enviamos, además, desde la Casa de Todas y Todos, un saludo solidario a las tierras de Euska Herria, donde los ideales de la justicia social tienen tanta historia, tanto arraigo.

Efemérides.

En el mes de marzo, toca recordar a:

Compañero Alfredo
Lo recordamos en marzo. Miembro fundador de las FLN, dirigió el repliegue organizativo después de los hechos ocurridos en Nepantla y en la Laguna del Ocotal. Su firmeza y convicción en la lucha, logró que nuestra organización no desapareciera ante la brutal embestida gubernamental. Con su ejemplo y trabajo nos enseñó, desde aquellos años, el significado de la palabra resistencia que nace desde entonces y caracteriza el andar de las FLN.

A decir de los compañeros que lo conocieron… “….el más bello ejemplo de saber unir el decir con el hacer.” “Decía él, y con razón, que cada tarea, por mínima que parezca, debe emprenderse pisando terreno firme, con objetividad, desechando nuestros buenos y pretensiosos deseos, siempre loables y ambiciosos, pero no siempre ajustados a la realidad.”

Compañera Anita
Compañera internacionalista a quien recordamos en marzo. Alguien que la conoció “en su otra vìda” –diría la compañera Ruth- comentaba sobre ella: “… ante un exámen en la escuela, contestó “al revés de los pretendido por la maestra”, quien le reprochaba su voluntario y evidente desinterés, a lo cual replicó Ana: “usted lo que quiere es obligarme a mentir para premiarme con la calificación más alta. Prefiero reprobar pero decir la verdad”.

Compañera Lucha
Nacida en marzo, fue la primer militante en integrarse a la clandestinidad en 1971 y también primer compañera que fue a la montaña a buscar contactar con nuestros compañeros en la Laguna del Ocotal. Sus trabajos la llevaron a ser pilar (en los hechos como en nombre pues también se llamó Pilar) en los trabajos de organización en nuestras casas, maestra tanto de la difícil vida en la clandestinidad, como en la enseñanza de conocimientos a más de uno de nuestros compañeros indígenas que en aquellos años llegaron a nuestras casas.

 

Compañeros Alfredo, Anita y Lucha…. ¡presentes!

Vivir por la Patria o Morir por la Libertad.

Grupo Editorial de la Casa de Todas y Todos

image_pdfimage_print

About

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.