Posted On 1 marzo, 2017 By In Editorial With 655 Views

Nuestra Historia: FLN

En cada momento hay que hacer lo que en cada momento es necesario”.
José Martí

 

La Casa de todas y todos presenta hoy una nueva sección “Nuestra Historia: FLN” que, en todo rigor, surgió desde 1980. En ese año, con 10 años de trabajo, siendo ya una organización fogueada y perfectamente estructurada, capaz de resolver con éxito la persecución más encarnizada sin dejar de crecer en sus planes, fue necesario generar nuevas herramientas políticas para concientizar a los nuevos militantes, y no hubo mejor forma para ello que conocer la historia digna de las mejores hijas e hijos de nuestro pueblo para que entendiesen ¿qué eran y qué no eran las FLN? Esta nueva sección que nos proponemos dar a conocer como “Nuestra Historia: FLN” quiere cumplir el mismo objetivo, en un nuevo contexto. La desarrollaremos en forma cronológica, por capítulos. Primero publicaremos el texto original, escrito en 1980 y después los años siguientes, siempre apegados a la ética y moral revolucionaria.

Llevaremos el conocimiento de nuestra historia patria al máximo, como es nuestro deber y poco a poco llegaremos al día de hoy. Ustedes conocerán como históricamente las FLN fundaron no sólo al actual EZLN, cosa que haremos con estricto apego a la historia; conocerán también que se fundaron -antes que el EZLN- a muchas otras organizaciones civiles de apoyo a la liberación nacional: organizaciones de mujeres, abogados (cuando todavía no existían las organizaciones no gubernamentales en Derechos Humanos), estudiantes, artistas, campesinos, maestros (que impartían clases en nuestras escuelas), y de salud pública comunitaria entre otras. Así se incidió en la conciencia de lucha de nuestro pueblo por ser libre. Todo se hizo con inteligencia, sin importar el tiempo que tomase lograrlo, sin ofender ni excluir a nadie, sin cometer actos aventureros, sin sumarse a los planes gubernamentales por cooptar organizaciones sindicales obreras y ejidales dirigidas por personajes corruptos para obtener usufructos de ellas. Se hizo, además, sin participar en las elecciones “a la mexicana”, esas formas amañadas y nulamente democráticas que mantienen a mucho de nuestro pueblo en la inopia. Nada bueno sale de ahí.

Dando a conocer estos pasos ocultos de la historia mexicana, intentaremos disolver en lo posible ese estigma de que las FLN fue sólo un grupo gris de rebeldes sanguinarios, cuadrados e inflexibles, como pretenden sus detractores –viejos y nuevos- sin poder realmente demostrarlo. Las FLN estuvieron formadas por revolucionarios, de los que arriesgan el pellejo por sus ideales, que hacían justicia apegada igual y para todos a sus reglamentos, que no permitían la impunidad en sus filas; donde la actividad política era su principal trabajo y la justicia era entendida también como política apegada a servir a su pueblo.

Ya existen editados por la Casa de todas y todos dos cuadernos de trabajo con documentos históricos irrebatibles de las FLN, para ser estudiados por los historiadores interesados en el tema. Pronto saldrán más cuadernos, acompañados de material fílmico digitalizado, histórico e inédito. Ustedes queridos lectores podrán ver a compañeros que dedicaron sus vidas a la liberación de nuestro pueblo, escucharán sus palabras expresadas en lenguaje sencillo y directo, destinado a explicar el mundo de forma tal que se comprenda que mediante el trabajo éste puede ser transformado y para entender que mediante la lucha consciente los pueblos podrán siempre liberarse. De poco sirven las formas metafóricas y literarias si sólo confunden e impiden a los pueblos ver al enemigo tal cual es: un sistema de dominación inclemente, llamado imperialismo.

Para nosotros, el papel que tiene la historia en las luchas de los pueblos y en concreto para el caso del México contemporáneo, es algo que debemos tener siempre presente si de verdad queremos liberarnos. Dicho sea de paso, el imperialismo – nuestro real enemigo- siempre ha estado aquí, y lo hemos encontrado con distintos rostros y nuevas estrategias en cada una de las etapas históricas que nos han tocado vivir como organización política.

En las circunstancias actuales, el imperialismo presenta una práctica de corte “nazi-fascista” y por tanto, no hay demasiado tiempo para contemplaciones. La historia de los pueblos nos enseña que los únicos quienes pueden tratar de sujetar los brazos armados de las tropas militares de élite e impedir que avancen los planes del odio hacia los trabajadores de toda la tierra (sin distingos de origen étnico, religión, cultura, educación, género, edad y preferencias sexuales), somos los propios trabajadores. Nunca lo harán los magnates explotadores aliados del imperialismo que hoy dicen encabezar la resistencia.

En fechas recientes, recibió nuestro país la nefasta visita de los jefes del comando sur y el comando norte de los Estados Unidos, para reunirse con miembros del gabinete mexicano y abordar, entre otros temas, la frontera sur de México. ¿De qué hablaron en concreto? Nadie lo sabe y ningún medio osa preguntarlo.

Como es nuestro deber decimos presente a la memoria de nuestros compañeros que recordamos en este mes de marzo:


Compañera Lucha
Compañera Anita
Compañero Alfredo
¡Presente!

¡Vivir por la Patria! o ¡Morir por la Libertad!

*Imagen: portada original de la pubicación “Nuestra Historia: FLN”, 1980.

About

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *