Posted On 17 noviembre, 2015 By In Editorial With 1493 Views

Editorial II. La Memoria Histórica como referente.

image_pdfimage_print

Lo hemos dicho en repetidas ocasiones, para la Casa de Todas y Todos la memoria histórica no es sólo un conjunto de fechas en el calendario, no son festejos oficialistas mecanizados que se repiten año con año. La memoria histórica es, para nosotros, la posibilidad de encontrar la continuidad que guardan las luchas del pasado con las luchas del presente. Es tejer en el conocimiento colectivo los esfuerzos de quienes han luchado por la libertad y la justicia en este país; es recordar que las propuestas emanadas de nuestros pueblos son poderosas porque son justas desde su raíz; con la memoria histórica podemos aprender que las travesías de estas luchas son largas y requieren de mucho esfuerzo, pero al final nos dejan muchas lecciones como pueblo, un ejemplo de esto es el sueño que hace 46 años (1969) un grupo de jóvenes empezó a convertir en realidad para la conformación de un ejército que este 17 de noviembre cumple 32 años, ejército que tuvo su origen en el Núcleo Guerrillero Emiliano Zapata y que pocos años después, luego de procesos de reorganización extenuantes y siendo otros los hombres y mujeres pero al final los mismos, en 1980, en los Estatutos de las FLN, le fue asignado el nombre que desde 1983 tomaría: Ejercito Zapatista de Liberación Nacional.

 Son estos esfuerzos los que nos parecen importantes rescatar y asociar con la actualidad, ya que nos enseña que una idea justa y noble perdura a través de generaciones y se convierte en el sentido de lucha de miles que hoy están haciendo su propia historia y construyendo un pedacito de futuro; nada es gratuito ni espontáneo en la lucha, o como lo dijo el profesor Arturo Gámiz: “nada es gratuito en la historia de nuestro pueblo”.

Por esa razón estamos realizando ahora dos actividades que nos parecen fundamentales: Las jornadas de presentación y difusión de los cuadernos de trabajo “Dignificar la Historia I”: Las Fuerzas de Liberación Nacional y la Guerra Fría en México y las reuniones de presentación y discusión de Nuestra Propuesta por un Proyecto de Nación, Libre, Incluyente y Democrático.

El mes pasado una delegación de la Casa de Todas y Todos estuvo presentando en varios países del viejo continente este material; el cuál ha sido recibido con mucho interés para su lectura y en algunos casos para su reimpresión; fuimos sorprendidos de forma grata, por la multiplicación de las invitaciones para hablar sobre la obra, en esos pueblos y ciudades también están construyendo su memoria histórica y eso nos hermana.

Desde luego en nuestro país no estamos haciendo excepción, hemos estado presentes en ciudades de diferentes estados y cerraremos el año con más presentaciones principalmente en México DF, Chihuahua y Nuevo León. Se puede consultar la lista de los eventos en este mismo sitio.

Nuestra Propuesta, que en realidad no es nuestra, pues nace del anhelo de nuestro pueblo y de todo aquel o aquella que quiera retomarla en lo individual o en colectivo, a un lado nuestro o trabajando de forma paralela, sabemos que no es la única y no pretendemos que lo sea, buscamos abrir el debate sobre temas que nos unifican en el dolor pero también en la esperanza:

  1. Vivos se los llevaron, vivos los queremos. Justicia para los que cayeron.
  2. Ante la militarización, la resistencia.
  3. Sin Nosotros no hay futuro.
  4. Con ellos, un México justo y democrático no existe.
  5. Fin al sistema corrupto.
  6. De su desastre nosotros construiremos un nuevo México.
  7. Dignidad y Derechos para todos
  8. Nuestro pueblo primero: México sin Imperialismo
  9. En la liberación del país, todas las luchas, todos los esfuerzos.
  10. Vivir por la Patria o Morir por la Libertad.

Lo prioritario como pueblo es encontrarnos, es identificar a los que quieren un proyecto de país desde abajo y empezar a caminar de forma conjunta, incluyendo las distintas formas de lucha que tengan el mismo objetivo; del lado opuesto están los que han impulsado otro proyecto de país desde hace cientos de años, del lado de los hacendados del lado de los banqueros y el gran capital, del lado de los que hoy han sembrado el terror en toda la nación para impulsar sus políticas económicas.

Tenemos el deber y lo asumimos como un honor y no como un castigo, de seguir buscando a los desaparecidos de la Laguna del Ocotal, a todos los desaparecidos de la Guerra Sucia y los desaparecidos de la “guerra contra las drogas”, lo decimos claramente: El Estado tiene toda la responsabilidad en estas desapariciones y por ellos debemos hermanarnos en la exigencia de la presentación con vida de nuestros desaparecidos, porque ¡VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!

Las demandas planteadas no son nuevas, no son nuestras, las identificamos con un proyecto de país que dibujaron en su momento Hidalgo, Morelos, Guerrero, los Magón, Zapata, Villa; probablemente con algunas diferencias por los momentos históricos, pero al final buscando un objetivo por sobre todas las cosas: un México independiente libre y soberano. Por ello decimos que esta propuesta es de continuidad histórica, por eso seguimos invitando a discutirla y a retomar la consigna que ya desde hace 200 años tronaba en las montañas de este país:

¡Vivir por La Patria o Morir por la Libertad!

Grupo Editorial de la Casa de todas y todos

 

 

 

image_pdfimage_print

About

One Response

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.