8 de octubre, día del guerrillero heróico.

Para la generación del presente siglo, la figura del CHE, como solemos mencionarlo, es quizá un acto de memoria histórica sin demasiado contenido político, y no es porque el imperialismo ya no exista, al contrario, a diario vemos en tiempo casi instantáneo las agresiones que sufren los pueblos y los motivos que tienen los países imperialistas para actuar de esa manera. Son los mismos que tenían el siglo pasado y el anterior, nos atrevemos a afirmar que desde el contacto con el continente, bautizado como americano, cuando las potencias imperiales europeas se lanzaron a conquistar esas tierras recién, (para ellos) descubiertas se iniciaron así las agresiones a los pueblo originarios, y junto a esas conquistas por las tierras sus riquezas, obtenidas a sangre y látigo, surgieron también, mujeres y hombres que se opusieron a esa cruel realidad. En México contamos en nuestro haber histórico con el ejemplo del Xavier Mina, que luchó y murió por nuestra independencia de España; por la presencia siempre digna del Che y Fidel y antes por José Martí y de los combatientes irlandeses del Batallón de San Patricio. Después por la presencia de tantos luchadores que vinieron a México expulsados o transterrados durante todo el siglo XX. Esa es nuestra herencia histórica a la cual la Casa de todas y todos nunca va a renunciar. Siguiendo el ejemplo del Che, en la búsqueda histórica de nuestros compañeros desaparecidos políticos, sabemos que hemos sufrido agresiones de todo tipo, pero siempre las hemos adjudicado a las acciones del imperialismo, no confundamos al enemigo que repetimos tiene siglos de existir, con las acciones de sus lacayos, que los ha habido y los habrá, mientras el imperialismo exista.
Para Las FLN, la organización madre, el día 8 de octubre de cada año, hace un alto en su camino de búsqueda, para recordar la figura el Guerrillero Heroico, hagámoslo siempre con respeto y apegados a su ejemplo:
¡Hasta la victoria siempre…..! – che




Editorial de Octubre. !No olvidamos!

A  32 años, hechos tristes nos embargan, 2 sismos. Uno a 350 kilómetros de la Ciudad de México, y el más reciente a 120 kilómetros, con afectaciones en todos esos kilómetros a la redonda, no sólo en la ciudad de México, se han sufrido  4,287 réplicas que provocaron destrucción y muerte en nuestro país y los más afectados son, como siempre, los pueblos más humildes y marginados de nuestra nación, no solo en lo material sino en lo social, que deja a las personas afectadas inermes, sin trabajo, sin dinero, sin techo, sin documentación, sin salud, sin educación, con secuelas psicológicas de miedo, abandono, depresión, etc.

Nuevamente las autoridades son rebasadas. El primero en organizarse para el rescate, fue de nuevo el pueblo mexicano. De nuevo la “ayuda” gubernamental aparece con soluciones a destiempo. Primero llegó la gente, llegaron los vecinos, llegaron los jóvenes que hicieron cadenas humanas para retirar escombros, llegaron también los legendarios topos, llegaron los desposeídos de bienes materiales pero con un gran corazón, los ancianos y ancianas y los discapacitados.  Llegaron sin interés alguno de aparecer ante los reflectores de los medios de comunicación, sin afán de protagonismo, no buscaron ser entrevistados por sus reporteros para aparecer en los programas televisivos o en los periódicos y revistas.

En las ciudades, a 23 días del primer desastre y a 11 días del segundo 19 de Septiembre, se ha visto de todo, afectaciones en viviendas, hospitales, edificios públicos, edificios de departamentos en colonias nuevas y antiguas, viviendas viejas pero también viviendas nuevas disfrazadas de “alta tecnología” y construcciones con nulo “control de calidad”.  10,000 escuelas dañadas en los dos sismos, en Cd. de México, en Morelos, Puebla, Oaxaca,  Chiapas y Estado de México. Para muestra un botón, en el sur de la ciudad de México,  una escuela particular permite ver en toda su crudeza, la falta de atención, supervisión y prevención de las autoridades en los diseños donde se habita y trabaja. Los materiales no importan, mientras menos y más baratos, mayor ganancia para el constructor. Vimos la corrupción y falta de ética en todos los niveles de gobierno, tanto local como federal, lo que menos importa son los alumnos y las alumnas, lo que les importa son las colegiaturas. Afectaciones de agua potable y energía eléctrica en todos lados y lo más grave de todo, 458 pérdidas humanas de las que se tiene registro oficial. ¿Responsables?, ¿empresas constructoras?, ¿autoridades que deben vigilar el uso de suelo?, ¿autoridades que otorgan los permisos de construcción? Nunca el niño que se regresó por su mochila, la familia que no salió a tiempo, las familias pobres que no pueden cambiar de vivienda o a quienes nunca les alcanza para arreglarla aunque trabajen tiempo extra.

Agreguemos  a eso, los actos de robo y rapiña, muchas veces por necesidad, pero el robo más cínico e imperdonable, es el que cometen quienes reciben la ayuda y la esconden para cambiarle la etiqueta o la caja, y sacar “raja” política de la necesidad humana y convertirla en asunto de clientela partidista. Aunado a eso disfrazar de “ayuda” y ofrecerla como botín a la iniciativa privada, como la  construcción de  viviendas. Las empresas constructoras, junto con las productoras de materiales de construcción, se “relamen” el bigote por las ganancias que toda esta desgracia les reditúa. Se trata de las mismas constructoras que mal-hicieron pasos viales, condominios,  carreteras con “pasos express”,  calles y avenidas que sepultaron vidas humanas en diferentes partes del país. Aunado a eso, las autoridades aprovechan ésta situación de desgracia de miles de personas, el desconcierto y la gran necesidad de ayuda que existe, para  meter tropa y vigilancia a lugares donde antes no habían podido hacerlo como es el caso de Oaxaca, donde se organizaron plantones de profesores y organizaciones sociales en protesta por la Reforma Educativa. Nadie debemos olvidar Nochixtlan y su saldo de muertos y heridos.

En el área rural, en particular en el Istmo de Tehuantepec, la tragedia se torna un tanto distinta. Después del terremoto del 7 de septiembre se han registrado poco más de 5,000 réplicas que originaron decesos humanos y pérdidas materiales en el 90 % de los pueblos de esta región. La gente vive ahora en la calle, en los parques, en los albergues oficiales, o en la casa de vecinos que todavía conservan parte de su patrimonio, y que han abrigado a aquellos que lo han perdido todo. Se organizan a través de pequeñas cooperaciones para cubrir su alimentación, porque la despensa que llega a la cocina comunitaria sigue siendo insuficiente en algunos casos. En el momento de la repartición de la comida se miran largas filas  para  recibir un plato de empanadas, o de tacos de frijol.

En un campamento del Centro de Ixtepec, se congregaron desde el 23 de septiembre (día en el que aconteció la réplica de mayor magnitud) mujeres embarazadas, recién nacidos, infantes, ancianos con padecimientos crónicos de salud, que instalaron casas de campaña, lonas, petates, y camas móviles para salvaguardarse de las intensas lluvias y de las continuas réplicas sísmicas.

Entre las historias que relatan cuando se comparte el café, o del atole, se oyen voces diversas acerca de las vivencias de la réplica del 23. “A mí me agarró cuando estaba en la regadera, casi para bañarme”, “….. nosotros ya empezábamos a tener un poco más de confianza de hacer nuestra vida cotidiana, pero esta réplica ahora si vino a dañar más la casa”.

El papel clientelar que desempeña el gobierno respecto a esta tragedia evidentemente se ha encargado de entorpecer y menoscabar las acciones comunitarias de la sociedad civil local y la que proviene de otras zonas geográficas del país, que han arribado al Istmo, en Oaxaca, para hacer la ayuda de forma personal. Entre las personas que llegan, destacan los jóvenes universitarios y egresados, así como profesionistas que vuelven al lugar donde está su ombligo, pero también están aquellos que nunca habían conocido el Istmo, y que acuden con la plena intención de hacer tequio. La desolación de las calles y la incertidumbre de la población se acrecentó dos semanas después del terremoto del 7 de septiembre; la vida cotidiana parecía retornar, pero en la medida en que se intensificaban las réplicas y los daños, esta parece más lejana. Parece que falta mucho para que regrese, aunque quizás no vuelvan las cosas a la “normalidad”, porque los pueblos se han fortalecido a través de las muestras solidarias, organizadas, e independientes a la esfera del gobierno. Esa práctica incesante en Oaxaca, de hacer comunidad.

Aunque el gobierno, en voz del secretario de Gobernación se empeñe en decir que “México demostró fortaleza y hoy está de pie”, como si ya todo estuviera arreglado,  ¡falso! La realidad es que el pueblo de México demostró que no necesita de interesadas ayudas gubernamentales, y que hasta la fecha, sigue necesitando de las ayudas solidarias, desinteresadas, apartidistas para regresar a la “normalidad”.

Sin restar atención a los acontecimientos sociales y políticos que durante años han azotado al país, desde la Casa de Todas y Todos, en conjunto con organizaciones civiles comprometidas y de lucha, realizamos trabajo de acopio para llevar a nuestros hermanos afectados un mínimo de ayuda.

También nos solidarizamos con los familiares de los 43 desaparecidos. Realizamos una modesta actividad y pusimos nuestro granito de arena en el grito de ¡VIVOS LOS LLEVARON!, ¡VIVOS LOS QUEREMOS!, y cumpliendo con el deber de continuar el trabajo sin importarnos las amenazas y los sacrificios que conlleva éste deber, no cejamos en el esfuerzo, en la medida de lo posible, para apoyar a nuestra compañera Amalia y su familia en el destierro injustificado sufrido en julio pasado y seguimos hablando con compañeras para organizarnos en la reactivación de nuestra organización de mujeres mexicanas. Para tal efecto damos los pasos para insertar una columna en nuestra página que contendrá temas relacionados con las mujeres de México y el mundo, que han puesto su vida para luchar de manera digna en cualquier país, en cualquier parte del mundo. Las invitamos a colaborar en ella.

Por último, desde hace 49 años repetimos ¡2 de octubre no se olvida! y en éste nuestro trabajo de preservar la memoria, recordamos a compañeras y compañeros que han participado en esta lucha anti-imperialista. Recordamos a nuestra inolvidable compañera Aurora, al compañero Manuel y al compañero “Pedrín” (Sub Pedro) que en octubre nacían y con su recuerdo, no dejamos de ser congruentes a nuestra consigna que con orgullo decimos…

 

“¡Vivir por la Patria! o ¡Morir por la Libertad!”

Año del bicentenario de Xavier Mina, Octubre de 2017




Homenaje desde México: Xavier Mina en el Castillo de Chapultepec.

 

 




Posicionamiento de la Casa de Todas y Todos frente a las desapariciones forzadas en México

Al pueblo de México,

Ante la falta de justicia en México, el grito de rechazo al Estado sigue latente y la denuncia del pueblo, de, ¡VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!, retumbará hasta encontrarles. Hoy, al cumplirse 3 años de la desaparición forzada de 43 compañeros de la Normal de Ayotzinapa, queda más que claro la complicidad del gobierno y sus instituciones para promover, permitir y sostener una realidad violenta y de exterminio para el pueblo, por no esclarecer los hechos de desaparición forzada de los miles de desaparecidos, por no dar respuestas claras a las investigaciones de búsqueda y responsabilizarse de las consecuencias de sus guerras y las de sus aliados criminales, que han ejercido como forma de sembrar el terror y miedo para la población de México.

No debemos olvidar que en nuestro país existen 1,143 fosas clandestinas descubiertas; hasta julio de este año 3,230 cuerpos identificados y reconocidos oficialmente poco más de 32,000 desaparecidos, pero se calcula que esta cifra rebase los +100,000, cuya desaparición forzada está pendiente de aclarar. Tampoco podemos olvidar que la DESAPARICIÓN FORZADA es un delito de LESA HUMANIDAD, para los derechos de cualquier persona, en cualquier parte del mundo.

Antes y ahora, siempre han sido ellos, los gobiernos, sus instituciones, sus partidos políticos, los que fomentan y ejercen el poder para desaparecer personas, diluir movimiento sociales y de oposición política, lo hicieron durante la guerra sucia de los años 60 y 70 y lo hacen ahora, orquestando la guerra de baja intensidad. Sin embargo, si ellos ejercen una y mil formas de oprimir y disolver la organización del pueblo, nosotras y nosotros realizamos el doble de acciones, el camino está más que claro, la organización fuera del Estado.

Como Casa de Todas y Todos, señalamos al Estado como responsable de la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Nos solidarizamos, diciendo; ¡sus desaparecidos son también los nuestros!

Abel García Hernández, Abelardo Vázquez Peniten, Adán Abrajan de la Cruz, Antonio Santana Maestro, Alexander Mora Venancio, Benjamín Ascencio Bautista, Bernardo Flores Alcaraz, Carlos Iván Ramírez Villarreal, Carlos Lorenzo Hernández Muñoz, César Manuel González Hernández, Christian Alfonso Rodríguez Telumbre, Christian Tomas Colón Garnica, Cutberto Ortiz Ramos, Dorian González Parral, Emiliano Alen Gaspar de la Cruz, Everardo Rodríguez Bello, Felipe Arnulfo Rosas, Giovanni Galindes Guerrero, Israel Caballero Sánchez, Israel Jacinto Lugardo, Jesús Jovany Rodríguez Tlatempa, Jhosivani Guerrero de la Cruz, Jonas Trujillo González, Jorge Álvarez Nava, Jorge Aníbal Cruz Mendoza, Jorge Antonio Tizapa Legideño, Jorge Luis González Parral, José Ángel Campos Cantor, José Ángel Navarrete González, José Eduardo Bartolo Tlatempa, José Luís Luna Torres, Julio César López Patolzin, Leonel Castro Abarca, Luis Ángel Abarca Carrillo, Luis Ángel Francisco Arzola, Magdaleno Rubén Lauro Villegas, Marcial Pablo Baranda, Marco Antonio Gómez Molina, Martín Getsemany Sánchez García, Mauricio Ortega Valerio, Miguel Ángel Hernández Martínez, Miguel Ángel Mendoza Zacarías, Saúl Bruno García.

¡VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!

Haciendo uso de la memoria histórica, como arma de resistencia, mencionamos el nombre de los compañeros desaparecidos políticos desde 1974, quienes forman parte de la lista de Ocosingo, compañera y compañeros de las Fuerzas de Liberación Nacional, organización revolucionaria fundada el 6 de agosto de 1969.

Compañera Murcia, Compañero Alfonso, Compañero Ricardo, Compañero Héctor, Compañero Tomas, Compañero Manuel, Compañero Fidelino.

¡SIEMPRE PRESENTES!

 

26 de Septiembre de 2017

Casa de Todas y Todos

Mezquital, Apodaca, Nuevo León, México

Marcha en Monterrey, por las y los desaparecidos de México. Foto: Víctor Hugo Valdivia.

Madres de FUNDENL. Marcha en Monterrey. Foto: Víctor Hugo Valdivia.

Marcha en Monterrey, por las y los desaparecidos de México. Foto: Víctor Hugo Valdivia.

Marcha en Monterrey, por las y los desaparecidos de México. Foto: Víctor Hugo Valdivia.

 




Actividad en la Casa de Todas y Todos en torno a los actos de desaparición forzada en México




Actividad en la Casa de Todas y Todos: ¡Sus desaparecidos son nuestros desaparecidos!

El sábado 23 de Septiembre en punto de las 10:00am, en La Casa de Todas y Todos, hicimos un llamado a la memoria; como principal arma de lucha, de quienes han forjado la liberación de México. El motivo fue nombrar y recordar la vida y resistencia de los 43 normalistas desaparecidos de la Normal Rural de Ayotzinapa, así también, recordar a la y los desaparecidos de nuestra organización, las Fuerzas de Liberación Nacional, quienes en cumplimiento de su deber, el gobierno los desapareció, siendo hasta nuestros días nombrados como lista de Ocosingo.

La jornada inició dando un mensaje de bienvenida a las vecinas y vecinos del barrio el Mezquital, donde les compartimos la importancia de nombrar a nuestros desaparecidos, ver sus rostros y conocer su vida mediante reseñas e ilustraciones de varios artistas gráficos. Posteriormente jugamos un memorama, con la temática de derechos humanos, reconociendo los derechos transgredidos para las y los desaparecidos, así también, identificar la importancia de reclamar la procuración de una vida digna y libre. La actividad que nos adentró en la exigencia de buscarles hasta encontrarles, fue hallar los rostros de los 43 normalistas desaparecidas y los desaparecidos de las FLN, escondidos en el patio de La Casa de Todas y Todos, obras realizadas por artistas gráficos del país, los cuales fueron encontrados por las y los asistentes a la casa, reafirmando lo vital de buscar y reclamar con vida a todas y todos nuestros desaparecidos del país. Para después, leer reseñas de nuestros desaparecidos, conociendo así, sus gustos, pensamientos, objetivos de vida, sueños, nombres y apodos, los cuales fueron intentados ser borrados y aniquilados por el Estado, instituciones y aliados criminales.

La tarde sirvió para conocerles, recordarles y nombrarles, identificando como fecundador de la violencia al Estado y sus gobiernos, recreadores de la guerra sucia de los 60 y responsables de la guerra de baja intensidad de ahora, donde miles de mujeres y hombres han sido desaparecidos, asesinados y vulnerados.

¡Siempre presentes, siempre en nuestra memoria y hasta encontrarles!

 

Casa de Todas y Todos

Mezquital, Apodaca, Nuevo León

 

 




La Casa de Todas y Todos se une a la convocatoria por los 43 desaparecidos de Ayotzinapa y miles más del país.




Mensaje leído en el 48 aniversario de las FLN en la Casa de todas y todos.

El día 5 de agosto del año 1969 celebramos en el Mezquital, Apodaca, Nuevo León, el cumpleaños del compañero “Salvador” quien entonces utilizaba el nombre de “Marcos”. 24 horas después en una reunión privada en la primera casa de seguridad, ubicada en la calle 15 de mayo, en el centro de Monterrey, se fundaron las Fuerzas de Liberación Nacional.  Así se iniciaba un camino difícil, largo y cruento, pero seguro, para llegar algún día a liberar a nuestro pueblo.

Desde el primer día de su existencia las FLN se declararon antimperialistas e hicieron de su misión la Liberación Nacional. El imperialismo aún existe – más allá de cómo se le llame hoy día – ahí lo tenemos acosando al pueblo de Venezuela, bloqueando la economía de Cuba,  bombardeando en Medio Oriente escuelas y hospitales, levantando muros racistas contra México; mientras el imperialismo exista, seremos antiimperialistas.

Este pasado 1ro de Julio, como parte de las actividades del bicentenario de la muerte de Xavier Mina en México,  la Casa de Todas y Todos llevó hasta Otano, Navarra, País Vasco, Euskal Herria, unas  breves pero sinceras palabras dedicadas, en Español y Náhuatl, a nuestro héroe internacionalista. Otano, el pueblito de la campiña Navarra donde Mina nació e Iruña (Pamplona) la ciudad donde nuestro Corso Terrestre estudió, serán puntos de encuentro de los mexicanos no sólo con los navarros, sino con todos aquellos que por motivos diversos se encuentren en Europa y quieran reafirmar los lazos de lucha y de solidaridad de ambos pueblos. Son dos personajes que no podemos, doscientos años después, contemplar ya separados. Las armas de Mina y las letras de Fray Servando se unieron por siempre para darnos ese ejemplo histórico. Este deber de rescatar la visión internacionalista de Mina y Fray Servando inició  en enero del 2017 y tocó suelo navarro el 1 de julio, y ya nunca concluirá.

En Apodaca, nuestros jóvenes compañeros que han asumido el cuidado de nuestra Casa, celebran los días 5 y 6 de Agosto el 48 Aniversario de la fundación de las Fuerzas de Liberación Nacional, en el mismo sitio del cual un día 2 de febrero de 1969 salieron nuestros primeros compañeros a la Selva Lacandona.

Ambos momentos son parte de la verdadera historia de México. Son tristes los recuerdos cuando los mejores hijos de la Patria deben abandonar su capacidad creativa para empuñar las armas y luchar por la defensa de los pueblos. En ambos casos, esa decisión no dependió exclusivamente de ellos, sino de las atroces circunstancias en que el imperialismo hizo presencia en la vida de sus pueblos. Es por eso que no tenemos empacho en dar a conocer estas historias, la verdad debe fluir libremente entre las generaciones presentes y futuras.

Se nos critica por dar a conocer la historia de vida, y de muerte de los militantes de las FLN, pero quienes nos critican no dicen por qué esta historia ya “no sirve” ¿es mejor olvidar y perdonar a los asesinos? Dejamos ese trabajo a los historiadores, ellos sabrán argumentar una u otra valoración y ustedes podrán externar la suya. Dejemos que la historia juzgue.

Por último, agradecemos a los compañeros que hoy nos acompañan con su esfuerzo. La Casa de Todas y Todos existe por ellos. Porque cuando los enemigos de todo tipo la vandalizaron, juntos la reconstruimos, y  aún más,  respondimos con más trabajo, tal y como nuestros compañeros fundadores hace 48 años nos lo enseñaron. Ahora tenemos compañeros aquí en Nuevo León, pero también en el Centro, en el Sur, en el Oriente y Selva Lacandona del país, de costa a costa y al otro lado del Atlántico, porque nuestros mensajes son de respeto y solidaridad internacional sin esperar nada a cambio.

“Hay bastantes deberes que cumplir” dijo alguna vez nuestro Comandante de América Fidel Castro, y  éste para nosotros es solo uno de ellos, y lo cumpliremos.

Un abrazo a todas y todos y nuestro siempre…

¡Vivir por la Patria! o ¡Morir por la Libertad!

Director de la Casa de todas y todos

Apodada, N.L. 6 de agosto del 2017.

 




Julio: ¡Xavier Mina en Gorazarrea, Homenaje!

Introducción

Un 1º de julio del año 1789, hace 228 años, nació en Otano, Navarra, Xavier Mina. Fue fusilado 28 años después en el año de 1817 en Nueva España, hoy México.

Este hombre en su “corta” vida pero con inifinito legado en la historia de los pueblos, fue guerrillero, liberal, estratega militar e insurgente, además, posiblemente unos de los pioneros del internacionalismo entre las naciones.

En su etapa de estudiante en la Universidad de Zaragoza, expuso su vida por la causa de la libertad. Participó de manera decidida contra la invasión del primer imperio francés encabezado por Napoleón. El “estudiante” como se le habría de conocer, junto con otros combatientes, defendió los suelos de España. Más tarde se convertiría en guerrillero en los cielos de Pamplona.

Este primero de julio del 2017 le rinden homenaje en su tierra natal, pero también en el actual México, desde distintos puntos donde nos encontramos quienes participamos en La Casa de Todas y Todos; no olvidamos que el navarro hizo suya la causa de la independencia de nuestro país hoy llamado México.

Para honrarlo, hemos donado una placa de barro que funde nuestro agradecimiento a Mina y a los 300 combatientes que lo acompañaron a liberar nuestra Patria, con la solidaridad que debe existir siempre entre los pueblos y entre las naciones.

Un elemento que nos hermana es el rescate de la historia. La historia digna que niega la tergiversación, que busca presentarse clara y fuerte, como siempre ha sido en los momentos trascendentes de nuestra madre patria.
Las actividades del bicentenario, que en estas fechas se iniciaron, abrirán el espacio necesario para que los historiadores de ambos países, hagan escuchar sus palabras doctas sobre la vida, lucha y obra de nuestro héroe navarro de nacimiento, novohispano y mexicano por convicción, así que no tenemos más que decir sino las mismas palabras de Mina en una de sus Proclamas, donde dio a conocer los nobles motivos de su lucha:

“Al separarme para siempre de la asociación política, por cuya prosperidad he trabajado desde mis tiernos años, es un deber sagrado al dar cuenta a mis amigos y a la nación entera de los motivos que me han dictado esta resolución. Jamás, lo sé, jamás podré satisfacer a los agentes del espantoso despotismo que aflige a mi desventurada patria: pero es a los españoles oprimidos y no a los opresores a quienes deseo persuadir que no la venganza ni las otras bajas pasiones, sino el interés nacional, principios los más puros y una convicción íntima e irresistible, han influido sobre mi conducta pública y privada”…

“De las provincias de este lado del océano obtenía el usurpador los medios de obtener su arbitrariedad; en ellas se combatía también por la libertad y desde ese momento, la causa de los americanos fue la mía “…

“Sin echar por tierra en todas partes el coloso del despotismo, sostenido por los fanáticos y monopolistas, jamás podremos recuperar nuestra dignidad. Para esa empresa es indispensable que todos los pueblos donde se habla castellano aprendan a ser libres, a conocer y practicar sus derechos”…”La causa de los americanos es justa, es la causa de los hombres libres, es la de los Españoles no degenerados”… “Ellos (el rey, los empleados y los monopolistas) dicen que la España no puede existir sin la América; y esto es cierto si por España se entienden ellos, sus parientes, amigos y favoritos, porque emancipada la América no habrá gracias exclusivas, ni venta de gobiernos, de Intendencias y demás empleos de Indias; porque abiertos los puertos americanos a las naciones extranjeras el comercio pasará a una clase más numerosa e ilustrada; y porque libre la América revivirá induvitablemente la industria española”…

“Si la emancipación de los americanos es útil y conveniente a la mayoría del pueblo español, lo es mucho más por su tendencia infalible a establecer definitivamente gobiernos liberales en toda la extensión de la antigua monarquía. Sin echar por tierra en todas partes el coloso del despotismo, sostenido por los fanáticos y monopolistas, jamás podremos recuperar nuestra dignidad. Para esa empresa es indispensable que todos los pueblos donde se habla castellano aprendan a ser libres, a conocer y practicar sus derechos… La patria no está circunscripta al lugar en que hemos nacido sino, más propiamente, al que pone a cubierto nuestros derechos personales”.

“Americanos: he aquí los principios que me han decidido a unirme a vosotros…permitidme participar de vuestras gloriosas tareas, aceptad la cooperación de mis pequeños esfuerzos a favor de vuestra noble empresa…contadme entre vuestros compatriotas”…

Palabras del arquitecto Fernando Yañez Muñoz, director de La Casa de Todas y Todos

Xavier Mina en Gorazarrea
Xavier Mina Homenaje
Otano, Navarra, 1 de Julio de 2017
Comité de Otano

Gracias por su presencia

Vengo de Monterrey, México, la tierra donde nació Fray Servando, hombre de letras, e ideólogo de nuestra independencia, en representación de la Casa de todas y todos, para entregar esta placa cerámica con nuestro pensamiento, de respeto, y solidaridad hacia ustedes, el pueblo vasco, y de cariño y eterna gratitud para Mina y los trescientos combatientes, que lo acompañaron hace ya 200 años.

Aquí en Otano, en el sitio histórico donde Xavier Mina nació, aprenderemos a venir los mexicanos a compartir con vosotros nuestros sueños para que juntos los convirtamos en bellas realidades, ese es el ejemplo que Mina y Fray Servando nos dieron, y de alguna manera continuar su obra.

Mina y Fray Servando fueron esos hombres de los que nunca se puede hablar en pasado, su visión del futuro nos permite entender que el camino de la solidaridad entre los pueblos, que ellos iniciaron, aún tiene mucho por realizarse: cuántas amenazas, cuánto odio entre los gobiernos y cuánta solidaridad entre los pueblos falta aún por cumplirse. Mina, nuestro héroe Navarro, no solo luchó y murió por los mexicanos, lo hizo también por los demás pueblos de América y de Europa, lo hizo por los esclavos negros que llevaban a América, por los asiáticos sojuzgados en las islas del Pacifico, en fin; por toda la humanidad, esos fueron sus mensajes y su vida consecuente.

Por ese motivo los compañeros mexicanos de la Casa de todas y todos, recordando a Xavier Mina y su ejemplo, entregamos este sencillo pensamiento de solidaridad fraterna entre los pueblos. Somos tan sólo un modesto punto de reunión de mi Patria, un sitio digno, donde no existen diferencias que nos hagan odiarnos. No somos gobierno, ahí todos somos respetados por lo que somos: Seres humanos libres.

Tomen este mensaje de solidaridad en sus manos, y colóquenlo donde todos puedan verlo y que sirva de ejemplo: el sacrificio de Mina, nuestro héroe Navarro, para unir a la humanidad.

Muchas gracias: ¡Gora Mina!, ¡Gora Navarra!, ¡Viva México!
¡Vivir por la Patria! o ¡Morir por la Libertad!

 

Efemérides.

Como cada mes, cerramos nuestra editorial recordando las fechas cercanas a nuestra memoria, corazón común. Recordamos al compañero Héctor, desaparecido político perteneciente a la lista de Ocosingo, quien nació en este mes. En un 19 de julio se desarrollaron  los eventos – previamente narrados – conocidos como el Bautizo de fuego; en esa misma fecha, hace cuatro años, dio inicio el funcionamiento de esta página web.

¡Vivir por la patria! o ¡Morir por la libertad!

Grupo editorial de la Casa de Todas y Todos.




Febrero 1987: Por qué los trabajadores no pueden llegar al poder participando en las elecciones.

*Presentamos esta publicación abierta, de 1987, realizada por el Centro de Análisis Informativo

En esta ocasión haremos algunos comentarios sobre la anunciada fusión de 5 organizaciones de izquierda para dar nacimiento a un nuevo partido político.

Antes que nada, queremos insistir en nuestra simpatía general hacia las organizaciones de izquierda. Si a alguna hemos llegado a criticar fraternalmente, ha sido porque su posición política –o sea teórica y práctica- ante una situación concreta, nos ha parecido inadecuada. Y no porque pretendamos ser dueños de la verdad absoluta, sino porque a nuestra manera de entender, hay ocasiones en que una posición política clara, tiene que definirse deslindándose de otras.

Otro punto muy importante: pensemos que la responsabilidad por los posibles errores, recae con más peso sobre la dirigencia de estas organizaciones, que sobre sus militantes de base, entre los cuales hay miles de personas consientes y honestas que se encuadran en alguna organización, no tanto porque las convenzan sus planteamientos teóricos y sus acciones prácticas, sino porque no conocen alternativas para dar cauce a su justa inconformidad política.

Así, con ánimo respetuoso y fraternal, comencemos por recordar algunos antecedentes de este nuevo intento de fusión.

El primero que viene a nuestra memoria, es la coalición en defensa del voto, surgida al calor de las elecciones para gobernador de Chihuahua (julio de 86). Estas alianzas, cuyos más conspicuos miembros eran el PAN, PMT, PSUM y PRT, dio lugar a un proyecto para realizar una cruzada nacional en defensa del voto ciudadano, que nunca se llevó a efecto.

Pero, desde luego, el antecedente más significativo es la formación del propio Partido Socialista Unificado de México.

Recordemos que en 1981 y ante la cercanía de las elecciones presidenciales, 5 organizaciones (Partido Comunista Mexicano, Partido Socialista Revolucionario, Movimiento de Acción y Unidad Socialista y Movimiento de Acción Popular) decidieron unificarse.

El primer gran fracaso de aquel intento, fue no haber logrado incluir en el nuevo partido al Mexicano de los Trabajadores que después del PC era el más importante (tanto, que se daba por un hecho que el candidato presidencial de la izquierda sería el dirigente del PMT: Heberto Castillo).

El segundo gran fracaso de la nueva organización consistió en que no logró la unificación real de sus integrantes, los cuales mantuvieron tan vivos sus antiguos lazos, que se salieron del Socialista Unificado para recuperar su individualidad partidaria.

El tercer revés fue la incapacidad para ofrecer a los electores una alternativa atractiva: tomados en su conjunto, los votos por el psum fueron disminuyendo proporcionalmente en las votaciones en que participaba, en tanto aumentaban los sufragios en favor del Partido Acción Nacional.

No tiene caso enlistar las demás derrotas de este psum. Digamos –un tanto esperanzadamente- que todos estos tropiezos dejaron valiosas experiencias: que un proceso de fusión acordado por la dirigencia, sin la real participación de las bases, no puede llegar muy lejos; que no es fácil elaborar en estos días la nueva política, esto es, la nueva teoría y la nueva práctica (sobre todo ésta que sea capaz de atraer a las masas de obreros y campesinos; que la represión no perdona ni a candidatos ni, mucho menos a militantes de los partidos por muy registrados que estén; que la posibilidad de influir en el rumbo del gobierno con unos cuantos diputados es inexistente; que el Estado utiliza a los partidos de oposición para legitimarse en el poder y conservarlo… en fin, que el gobierno viola las leyes electorales –que de por sí lo favorecen- con tal de asegurarse el “triunfo”.

Pero, bueno, dejemos que sea la vida la que nos muestre qué tanto aprendieron los ex – pesumistas. Por lo pronto, veamos algunos de los planteamientos del nuevo partido, según fueron hechos por sus principales dirigentes en una conferencia de prensa celebrada el 17 de diciembre del año pasado y en la que hablaron: por el Partido Mexicano de los Trabajadores, Heberto Castillo; por el Partido Socialista Unificado de México, Pablo Gómez; por el Partido Patriótico Revolucionario, Camilo Valenzuela; por el Movimiento Revolucionario del Pueblo, Carmelo Enríquez; por la Unidad de Izquierda Comunista, Manuel Terrazas.

Dice una parte del documento: “Nuestra corriente sostiene que para encarar la crisis y los fenómenos de desnacionalización y derechización deben abrirse amplios canales para que la clase obrera y el conjunto del pueblo trabajador participen en los asuntos de México. Debe producirse una profunda modificación del régimen político. En un proceso así será posible la conformación de una nueva fuerza política capaz de desplazar del poder a aquella que en la actualidad solamente ofrece regresión social y supeditación nacional”.

Sobre los propósitos de la fusión dice que “… buscan el establecimiento de un nuevo poder, democrático y popular, cuyas características sean que representen a la mayoría constituida por la clase obrera y el conjunto del pueblo trabajador, sobre las bases de una democracia política desarrollada y un programa económico y social de transformaciones…

En cuanto a su diversidad afirma que: “Los partidos fusionantes reconocen sus diferencias, producto de sus diversos orígenes y desarrollo, que se expresarán con libertad en el nuevo partido… se precisarán los derechos de las minorías (dentro del partido) a defender sus puntos de vista en las reuniones del partido y en los medios de comunicación aún después de tomados los acuerdos, así como la existencia de corrientes o tendencias que se formen en el transcurso de la lucha…

Más adelante, se define como una organización política de y para la clase obrera y todo el pueblo trabajador, un partido revolucionario de masas. Sostiene que el nuevo partido será una organización plenamente comprometida con la democracia. Se comprometerá claramente con los movimientos de masas del pueblo trabajador, la juventud, las mujeres y demás sectores oprimidos…

Promete que luchará por defender y desarrollar la independencia nacional y fomentar en el pueblo el patriotismo revolucionario. Finalmente, asegura que será independiente, sobre todo, del poder público.

Después, establece las bases y el procedimiento de la fusión. Aquí destaca el propósito de convocar, en el mes de Marzo de 1987, al proceso de elección del candidato del partido a Presidente de la República.

Como se ve, varios de estos planteamientos generales son enteramente correctos y seguro habrá mucha gente que esté de acuerdo con ellos. Pero quedan dos puntos no muy claros. Primero, el más importante: Existen actualmente en nuestro país condiciones que permitan a los trabajadores tomar el poder mediante las elecciones?

Veamos. Según nuestra humilde opinión, para que en México se pudiera formar un gobierno obrero-campesino ganando una lucha electoral, harían falta varias condiciones como éstas:

a) Que el gobierno mexicano fuera muy respetuoso de la ley; que las garantías constitucionales no fueran violadas por ningún funcionario; que la ciudadanía ejerciera un severo control sobre las autoridades.

b) Que hubiera una tradición de respeto al voto de los ciudadanos; que todos los funcionarios que hoy ocupan cargos de elección popular hubieran sido realmente escogidos por los votantes.

c) Que las leyes electorales permitieran la formación de un gobierno obrero y campesino, o sea que admitieran la posibilidad de cambiar legalmente de sistema social (porque obvio que un gobierno de trabajadores no podría mantener en la esclavitud a quienes los habían elegido).

ch) Que no hubiera ningún partido que dominara los mecanismos electorales; que estos mecanismos fueran imparciales, democráticamente elegidos y vigilados por los ciudadanos; que pudiera haber absoluta confianza en la limpieza de las elecciones.

d) Que se pudiera hacer abiertamente propaganda en favor de un nuevo gobierno proletario y de los métodos necesarios para instaurarlo y defenderlo de la reacción.

e) Que el ejército y la policía no estuvieran a favor del partido oficial.

f) Que hubiera algún partido de trabajadores tan prestigiado, con un programa tan convincente, con un respaldo popular tan sólido, con una organización tan fuerte, con una tradición combativa tan arraigada, que pudiera no sólo disputarle el poder a la burguesía, sino arrebatárselo en caso de que ésta no reconociera el triunfo del partido obrero.

g) Que el partido obrero y campesino pudiera disponer eficazmente de los grandes medios de propaganda: televisión, cine, radio, etc.

h) Que ningún partido utilizara en su beneficio los recursos públicos (desde dinero hasta armas).

i) Que el gobierno mexicano no tuviera su partido

Vamos a dejarla de este tamaño. ES CLARO QUE EN MÉXICO NO HAY ACTUALMENTE CONDICIONES PARA QUE LOS TRABAJADORES LLEGUEN AL PODER PARTICIPANDO EN LAS ELECCIONES.

Pudiera ser que los compañeros del nuevo partido –a quienes, desde luego, deseamos éxito- reconocieran que no hay condiciones para el triunfo electoral del pueblo, y nos dijeran que, precisamente, de eso se trata, de crear las condiciones que hagan posible esa victoria. Pero dígame usted una, una sola de las diez condiciones enlistadas, que se pueda alcanzar bajo el gobierno real que padecemos… y luego, en unos cuentos meses!

No, amigo. El requisito básico para que los obreros podamos estar en el gobierno, es que construyamos la fuerza necesaria para imponer por todos los medios la voluntad de la mayoría que somos nosotros. Pero la gestación de este poder que aniquile a nuestros enemigos no pasa por las urnas electorales. Lo siento.

En cuanto al asunto de la unidad –en el que también deseamos éxito a las organizaciones fusionantes- usted acaba de recibir nuestro suplemento sobre ese tema. Aquí sólo le repito, ya para acabar: la unidad, que es una condición para que los obreros y campesinos e intelectuales lleguen al triunfo, se irá forjando entregándose a la lucha revolucionaria por el poder, no dándole la espalda.