Editorial de Octubre. !No olvidamos!

A  32 años, hechos tristes nos embargan, 2 sismos. Uno a 350 kilómetros de la Ciudad de México, y el más reciente a 120 kilómetros, con afectaciones en todos esos kilómetros a la redonda, no sólo en la ciudad de México, se han sufrido  4,287 réplicas que provocaron destrucción y muerte en nuestro país y los más afectados son, como siempre, los pueblos más humildes y marginados de nuestra nación, no solo en lo material sino en lo social, que deja a las personas afectadas inermes, sin trabajo, sin dinero, sin techo, sin documentación, sin salud, sin educación, con secuelas psicológicas de miedo, abandono, depresión, etc.

Nuevamente las autoridades son rebasadas. El primero en organizarse para el rescate, fue de nuevo el pueblo mexicano. De nuevo la “ayuda” gubernamental aparece con soluciones a destiempo. Primero llegó la gente, llegaron los vecinos, llegaron los jóvenes que hicieron cadenas humanas para retirar escombros, llegaron también los legendarios topos, llegaron los desposeídos de bienes materiales pero con un gran corazón, los ancianos y ancianas y los discapacitados.  Llegaron sin interés alguno de aparecer ante los reflectores de los medios de comunicación, sin afán de protagonismo, no buscaron ser entrevistados por sus reporteros para aparecer en los programas televisivos o en los periódicos y revistas.

En las ciudades, a 23 días del primer desastre y a 11 días del segundo 19 de Septiembre, se ha visto de todo, afectaciones en viviendas, hospitales, edificios públicos, edificios de departamentos en colonias nuevas y antiguas, viviendas viejas pero también viviendas nuevas disfrazadas de “alta tecnología” y construcciones con nulo “control de calidad”.  10,000 escuelas dañadas en los dos sismos, en Cd. de México, en Morelos, Puebla, Oaxaca,  Chiapas y Estado de México. Para muestra un botón, en el sur de la ciudad de México,  una escuela particular permite ver en toda su crudeza, la falta de atención, supervisión y prevención de las autoridades en los diseños donde se habita y trabaja. Los materiales no importan, mientras menos y más baratos, mayor ganancia para el constructor. Vimos la corrupción y falta de ética en todos los niveles de gobierno, tanto local como federal, lo que menos importa son los alumnos y las alumnas, lo que les importa son las colegiaturas. Afectaciones de agua potable y energía eléctrica en todos lados y lo más grave de todo, 458 pérdidas humanas de las que se tiene registro oficial. ¿Responsables?, ¿empresas constructoras?, ¿autoridades que deben vigilar el uso de suelo?, ¿autoridades que otorgan los permisos de construcción? Nunca el niño que se regresó por su mochila, la familia que no salió a tiempo, las familias pobres que no pueden cambiar de vivienda o a quienes nunca les alcanza para arreglarla aunque trabajen tiempo extra.

Agreguemos  a eso, los actos de robo y rapiña, muchas veces por necesidad, pero el robo más cínico e imperdonable, es el que cometen quienes reciben la ayuda y la esconden para cambiarle la etiqueta o la caja, y sacar “raja” política de la necesidad humana y convertirla en asunto de clientela partidista. Aunado a eso disfrazar de “ayuda” y ofrecerla como botín a la iniciativa privada, como la  construcción de  viviendas. Las empresas constructoras, junto con las productoras de materiales de construcción, se “relamen” el bigote por las ganancias que toda esta desgracia les reditúa. Se trata de las mismas constructoras que mal-hicieron pasos viales, condominios,  carreteras con “pasos express”,  calles y avenidas que sepultaron vidas humanas en diferentes partes del país. Aunado a eso, las autoridades aprovechan ésta situación de desgracia de miles de personas, el desconcierto y la gran necesidad de ayuda que existe, para  meter tropa y vigilancia a lugares donde antes no habían podido hacerlo como es el caso de Oaxaca, donde se organizaron plantones de profesores y organizaciones sociales en protesta por la Reforma Educativa. Nadie debemos olvidar Nochixtlan y su saldo de muertos y heridos.

En el área rural, en particular en el Istmo de Tehuantepec, la tragedia se torna un tanto distinta. Después del terremoto del 7 de septiembre se han registrado poco más de 5,000 réplicas que originaron decesos humanos y pérdidas materiales en el 90 % de los pueblos de esta región. La gente vive ahora en la calle, en los parques, en los albergues oficiales, o en la casa de vecinos que todavía conservan parte de su patrimonio, y que han abrigado a aquellos que lo han perdido todo. Se organizan a través de pequeñas cooperaciones para cubrir su alimentación, porque la despensa que llega a la cocina comunitaria sigue siendo insuficiente en algunos casos. En el momento de la repartición de la comida se miran largas filas  para  recibir un plato de empanadas, o de tacos de frijol.

En un campamento del Centro de Ixtepec, se congregaron desde el 23 de septiembre (día en el que aconteció la réplica de mayor magnitud) mujeres embarazadas, recién nacidos, infantes, ancianos con padecimientos crónicos de salud, que instalaron casas de campaña, lonas, petates, y camas móviles para salvaguardarse de las intensas lluvias y de las continuas réplicas sísmicas.

Entre las historias que relatan cuando se comparte el café, o del atole, se oyen voces diversas acerca de las vivencias de la réplica del 23. “A mí me agarró cuando estaba en la regadera, casi para bañarme”, “….. nosotros ya empezábamos a tener un poco más de confianza de hacer nuestra vida cotidiana, pero esta réplica ahora si vino a dañar más la casa”.

El papel clientelar que desempeña el gobierno respecto a esta tragedia evidentemente se ha encargado de entorpecer y menoscabar las acciones comunitarias de la sociedad civil local y la que proviene de otras zonas geográficas del país, que han arribado al Istmo, en Oaxaca, para hacer la ayuda de forma personal. Entre las personas que llegan, destacan los jóvenes universitarios y egresados, así como profesionistas que vuelven al lugar donde está su ombligo, pero también están aquellos que nunca habían conocido el Istmo, y que acuden con la plena intención de hacer tequio. La desolación de las calles y la incertidumbre de la población se acrecentó dos semanas después del terremoto del 7 de septiembre; la vida cotidiana parecía retornar, pero en la medida en que se intensificaban las réplicas y los daños, esta parece más lejana. Parece que falta mucho para que regrese, aunque quizás no vuelvan las cosas a la “normalidad”, porque los pueblos se han fortalecido a través de las muestras solidarias, organizadas, e independientes a la esfera del gobierno. Esa práctica incesante en Oaxaca, de hacer comunidad.

Aunque el gobierno, en voz del secretario de Gobernación se empeñe en decir que “México demostró fortaleza y hoy está de pie”, como si ya todo estuviera arreglado,  ¡falso! La realidad es que el pueblo de México demostró que no necesita de interesadas ayudas gubernamentales, y que hasta la fecha, sigue necesitando de las ayudas solidarias, desinteresadas, apartidistas para regresar a la “normalidad”.

Sin restar atención a los acontecimientos sociales y políticos que durante años han azotado al país, desde la Casa de Todas y Todos, en conjunto con organizaciones civiles comprometidas y de lucha, realizamos trabajo de acopio para llevar a nuestros hermanos afectados un mínimo de ayuda.

También nos solidarizamos con los familiares de los 43 desaparecidos. Realizamos una modesta actividad y pusimos nuestro granito de arena en el grito de ¡VIVOS LOS LLEVARON!, ¡VIVOS LOS QUEREMOS!, y cumpliendo con el deber de continuar el trabajo sin importarnos las amenazas y los sacrificios que conlleva éste deber, no cejamos en el esfuerzo, en la medida de lo posible, para apoyar a nuestra compañera Amalia y su familia en el destierro injustificado sufrido en julio pasado y seguimos hablando con compañeras para organizarnos en la reactivación de nuestra organización de mujeres mexicanas. Para tal efecto damos los pasos para insertar una columna en nuestra página que contendrá temas relacionados con las mujeres de México y el mundo, que han puesto su vida para luchar de manera digna en cualquier país, en cualquier parte del mundo. Las invitamos a colaborar en ella.

Por último, desde hace 49 años repetimos ¡2 de octubre no se olvida! y en éste nuestro trabajo de preservar la memoria, recordamos a compañeras y compañeros que han participado en esta lucha anti-imperialista. Recordamos a nuestra inolvidable compañera Aurora, al compañero Manuel y al compañero “Pedrín” (Sub Pedro) que en octubre nacían y con su recuerdo, no dejamos de ser congruentes a nuestra consigna que con orgullo decimos…

 

“¡Vivir por la Patria! o ¡Morir por la Libertad!”

Año del bicentenario de Xavier Mina, Octubre de 2017




Homenaje desde México: Xavier Mina en el Castillo de Chapultepec.

 

 




Actividad en la Casa de Todas y Todos: ¡Sus desaparecidos son nuestros desaparecidos!

El sábado 23 de Septiembre en punto de las 10:00am, en La Casa de Todas y Todos, hicimos un llamado a la memoria; como principal arma de lucha, de quienes han forjado la liberación de México. El motivo fue nombrar y recordar la vida y resistencia de los 43 normalistas desaparecidos de la Normal Rural de Ayotzinapa, así también, recordar a la y los desaparecidos de nuestra organización, las Fuerzas de Liberación Nacional, quienes en cumplimiento de su deber, el gobierno los desapareció, siendo hasta nuestros días nombrados como lista de Ocosingo.

La jornada inició dando un mensaje de bienvenida a las vecinas y vecinos del barrio el Mezquital, donde les compartimos la importancia de nombrar a nuestros desaparecidos, ver sus rostros y conocer su vida mediante reseñas e ilustraciones de varios artistas gráficos. Posteriormente jugamos un memorama, con la temática de derechos humanos, reconociendo los derechos transgredidos para las y los desaparecidos, así también, identificar la importancia de reclamar la procuración de una vida digna y libre. La actividad que nos adentró en la exigencia de buscarles hasta encontrarles, fue hallar los rostros de los 43 normalistas desaparecidas y los desaparecidos de las FLN, escondidos en el patio de La Casa de Todas y Todos, obras realizadas por artistas gráficos del país, los cuales fueron encontrados por las y los asistentes a la casa, reafirmando lo vital de buscar y reclamar con vida a todas y todos nuestros desaparecidos del país. Para después, leer reseñas de nuestros desaparecidos, conociendo así, sus gustos, pensamientos, objetivos de vida, sueños, nombres y apodos, los cuales fueron intentados ser borrados y aniquilados por el Estado, instituciones y aliados criminales.

La tarde sirvió para conocerles, recordarles y nombrarles, identificando como fecundador de la violencia al Estado y sus gobiernos, recreadores de la guerra sucia de los 60 y responsables de la guerra de baja intensidad de ahora, donde miles de mujeres y hombres han sido desaparecidos, asesinados y vulnerados.

¡Siempre presentes, siempre en nuestra memoria y hasta encontrarles!

 

Casa de Todas y Todos

Mezquital, Apodaca, Nuevo León

 

 




La Casa de Todas y Todos se une a la convocatoria por los 43 desaparecidos de Ayotzinapa y miles más del país.




Presentación de Dignificar la historia 2, en CIESAS Noreste

Mañana, 30 de marzo, se presentará en el CIESAS noreste nuestro cuaderno de trabajo Dignificar la historia 2: Las Fuerzas de Liberación Nacional y los combates por la memoria. No falten!

 




Presentación del libro “Las Fuerzas de Liberación Nacional y los combates por la memoria” en Casa del Migrante Saltillo




Mesa puesta para 43: Conversatorio sobre desaparición forzada

La tarde de del 24 de Septiembre del 2016 en la Casa de Todas y todos se puso la mesa para 43, con el tema complejo e indignante que representa la desaparición forzada en México.

Se inició la charla a cargo del abogado Carlos Treviño quien enfatiza su trabajo legal en el área de los derechos humanos, Carlos inició platicándonos del recorrido histórico, político y legal de desaparición forzada, así como las trascendencias legales que ha tenido este delito que ha venido sopesando a la población mexicana en su conjunto; luchadores y luchadoras sociales, activistas, periodistas, estudiantes, críticos del sistema, constructores de futuro… a las y los mexicanos.

La importancia de reunir las voces de personas interesadas en el tema es central para entender y explicar nuestro presente y abrazar los dolores y tristezas que trae consigo el crimen de desaparición forzada, pero sobretodo articular opiniones que lleven a construir propuestas de unidad social que permitan encontrarnos a todas y todos. México está en crisis, los mexicanos estamos sufriendo las consecuencias de las malas y oportunistas políticas implementadas por el sistema político, por lo cual es urgente y necesario escucharnos, hermanarnos y unir la fuerza colectiva de las y los que creemos que es posible la construcción de una nueva nación, donde se expresen todos los derechos sociales para todas y todos por igual y donde delitos como la desaparición forzada no sea un delito existente sino un país libre y justo.

Los espacios de diálogo y reflexión se abren más cada día y responden a los agravios por parte de los gobiernos criminales, por ello planteamos que si el Estado diseña nuevas y múltiples formas de represión nosotros también tendremos múltiples y colectivas formas de organización y lucha.

El conversatorio de desaparición forzada forma parte de las actividades organizadas desde La Casa de Todas y Todos, esperamos que sean cada vez más, las y los seguimos invitando a visitarnos y hacer uso de los espacios de la casa para el dialogo, la reflexión y la compartición de ideas.

 

Les compartimos un vídeo de la exposición que los compañeros presentan de la desaparición forzada enfoque jurídico y los derechos humanos.




Presentacion de Dignificar la Historia II: Las FLN y los combates por la memoria (1974-1977)

 

 

Cada vez que los mencionamos regresan, ha dicho Leticia Hidalgo, incansable madre en busca de su hijo desparecido, y así han de regresar las y los compañeros de las Fuerzas de Liberación Nacional caídos o desaparecidos, cada vez que en La Casa de Todas y Todos nos reunimos a conmemorar un aniversario más de aquella organización que hasta hoy no ha rendido ni la memoria.

Así fue la tarde del pasado 6 de agosto en La Casa, en donde además de la conmemoración se aprovechó la fecha, y los pisos barridos y la tierra mojada, para presentar el cuaderno de trabajo, titulado Dignificar la historia II: Las Fuerzas de Liberación Nacional y los combates por la memoria (1974-1977). En ella se contó con la presencia de las comentaristas María José Sagasti Lacalle, María Jiménez, Eufrosina Rodríguez y del Dr. Neil Harvey, quienes desde su labor como académicos y docentes han demostrado voluntad por hacer presente la digna historia de las FLN, de sus fundadores e integrantes.

El libro desmenuzado por los comentaristas contiene algunos de los escritos que desde la selva el compañero Alfredo redactó como responsable de la organización y encargado de llevar a cabo las labores de búsqueda de los compañeros desaparecidos en 1974 en la Laguna del Ocotal, Chiapas.

 

salon

 

La licenciada en geografía e historia, María José Sagasti Lacalle abrió el evento y enfatizó la importancia de recuperar la historia de México y de la organización político-militar las FLN, quienes dieron identidad nacional antiimperialista para la liberación de México, retomando el ejemplo del Che Guevara de formar al hombre nuevo y cambiar la realidad injusta que sopesaba al pueblo mexicano. La posición marxista-leninista que tomó la organización de las Fuerzas de Liberación Nacional como estrategia para lograr una revolución socialista, la considera crucial para lograr una identidad combativa.

Por su parte la compañera María Jiménez compartió con los asistentes la sorpresa que le significó conocer a través de los escritos del compañero Alfredo, el amor que los compañeros de las FLN han tenido unos hacia otros a lo largo de su historia. Los comunicados le enseñaron que la unidad de luchador social tiene que tener la conciencia de que cada persona vale mucho, al recordar a las y los compañeros caídos para volver a fortalecer la práctica organizativa, siempre con la responsabilidad revolucionaria que caracterizaba a las y los compañeros.

compas

En pos de la historia, fue el nombre del documento que compartió la maestra rural Eufrosina Rodríguez Trejo en la mesa de la Casa de Todas y Todos, acompañado de un agradecimiento por el recorrido por los espacios de la casa que se les dio a los asistentes para revivir la memoria…algunas veces desconocida y otras veces adormecida. En su escrito describe la realidad política desde la óptica de la guerra sucia que el Estado mexicano instauró, desde la cual se ha violado y transgredidio – y sigue haciéndolo – los derechos del pueblo, logrando la opacidad de la realidad gracias a la complicidad de los medios de comunicación; el estigmatizar a las y los luchadores sociales en Latinoamérica y a los integrantes de las Fuerzas de Liberación Nacional, quienes conociendo su realidad prefirieron el anonimato frente al protagonismo. Reconoció la importancia de hacer públicos los documentos de primera mano para dimensionar la ética y ca congruente práctica de las y los compañeros de las Fuerzas de Liberación Nacional.

puesto

Por su parte el Dr. Neil Harvey, quien ha participado muy de cerca en la serie Dignificar la Historia, sitúa a las Fuerzas de Liberación Nacional en un contexto de guerra sucia en México. Resalta la capacidad de los compañeros para siempre recordar a los compañeros y compañeras caídas de las FLN, para continuar los trabajos en la selva y para seguir la lucha de liberación, contemplando la formación de conciencia política y práctica cotidiana para su sobrevivencia. La importancia de comprender y adoptar el discurso antiimperialista que está presente en el diario del compañero Alfredo, fue determinante para tener claro quién era el enemigo y cuales serían las formas de lucha a emprender.
La Casa de Todas y Todos abrió sus puertas y se mantienen abiertas como un sitio de recuperación de la memoria y de encuentro, donde esperamos nos visiten, propongan actividades y confluyan ideas.

¡Gracias por ser parte de esta historia…de esta lucha!

¡Vivir por la Patria! O ¡Morir por la Libertad!

casa




Campamento de Verano “Elisa Irina Saénz” en Casa de Todas y Todos

La semana del 18 al 23 de Julio se lleva a cabo el campamento de verano “Elisa Irina Sáenz” esto como inicio de las actividades de verano de la Casa de Todas y Todos. Llevar a cabo un campamento para niñas y niños del barrio el Mezquital en Apodaca, nace de la necesidad de convivir, construir y aprender de manera alegre y novedosa para las niñas y los niños, así mismo compartir habilidades para un sano esparcimiento y redefinir sus capacidades de manera divertida y al aire libre.

 

Algunas actividades y talleres que se han realizado desde el inicio del campamento son talleres de serigrafía, elaboración de libretas, artesanías con estambre, dibujo con diversas técnicas, taller de pintura, dibujo con acuarela y colores, de cine amateur, etc así también se realizó un curso de Derechos humano de la infancia, Prevención de embarazo adolescente y se llevó a cabo un curso de siembra donde se reflexiona respecto a la importancia de mantener un ambiente limpio de basura. Sin olvidar las tardes de cuenta cuentos que las niñas y niños han disfrutado.

Les compartimos algunas fotos de lo que hasta ahora se ha llevado en el Campamento de Verano:

 

IMG_0433 IMG_0437 IMG_0444 IMG_0445 IMG_0448 IMG_0457IMG_0441 IMG_0459 IMG_0461 IMG_0471 IMG_0473 IMG_0477 IMG_0479 IMG_0483 IMG_0485 IMG_0487 IMG_0488 IMG_0490 IMG_0503

Agradecemos a todas y todos los talleristas que comparten habilidades y conocimientos con las y los niños del Mezquital, reconocemos su labor y su compromiso con la comunidad.

Así también, invitamos a todas y todos a seguir al pendiente de las actividades de verano e inscribirse para los siguientes cursos de fotografía, de vídeo y streaming y al curso de diseño arquitectónico cultural aplicado a la vivienda popular. Pueden inscribirse y preguntar cualquier duda al siguiente correo; difusion@casadetodasytodos.org donde les responderemos a la brevedad.  ¡ya falta poco!

cartel_arqui_ch video fotografía

 

 

 

 

 

 




Presentación de Dignificar la historia I, en la Casa Universitaria del Libro de la UANL

La tarde del viernes 8 de julio de 2016, en punto de las 7pm se llevó a cabo, en un importante espacio de la Universidad Autónoma de Nuevo León, como lo es la Casa Universitaria del Libro, la presentación de nuestro cuaderno de trabajo Dignificar la historia I, Las Fuerzas de Liberación Nacional y la Guerra Fría en México (1969 -1974).

La presentación contó con la participación de la historiadora Lydia Espinoza Morales, el maestro Francisco Lugo Silva “kampé” y el Lic. Carlos Treviño Vives, asi como un representante de la Casa de Todas y Todos.

casaUniLibro4

El maestro Lugo fue quien comenzó con la ronda de comentarios; destacó del texto del Dr. Francisco Pineda, los símiles de la actualidad con los tiempos del carrancismo: en ambos la amenaza y persecusión al magisterio ha sido la tónica del gobierno para frenar sus exigencias laborales y sus manifestaciones políticas. Invitó a preguntarnos por qué y para qué es necesario recordar: su reflexión nos condujo a la afirmación de que recordar es aprender del pasado y, por tanto, concebir nuevas formas de lucha para evitar la dañina costumbre de repetir la historia.

Al abordar el texto de Carlos Sánchez Vicente,  remarcó la contextualización que ese doctor hace de los años de la Guerra fría, afirmando que se trató de un tiempo de cambio planetario en términos de la multiplicidad de actores y acontecimientos históricos de rebeldía que se construyeron desde la periferia de un mundo conformado por dos grandes bloques: el capitalista y el comunista. En el caso de México, el Estado príista fue el enemigo principal de los movimientos a favor de un cambio social a profundidad; señaló que alguna vez, un agente de la CIA de esos años, afirmó que no tenían mucho qué hacer en México, pues el gobierno mexicano era muy bueno reprimiendo a su propio pueblo.

De Neil Harvey, Lugo recuperó los cinco puntos que, a consideración del historiador, caracterizaban a las Fuerzas de Liberación Nacional:

  1. La moral revolucionaria, representada como una entrega total a la lucha revolucionaria.
  2. Una lógica del enfrentamiento que en lo fundamental, concibe las armas comoun medio de defensa; se pone la prioridad en el tejido de fuerzas para sumar al espíritu del pueblo.
  3. Un marcado anti-protagonismo.
  4. Un marxismo-leninismo pensado desde las características propias del pueblo mexicano y su historia.
  5. Una vocación por fundirse y mezclarse con el pueblo.

Finalmente, concluyó que el espíritu de las Fuerzas de Liberación Nacional sigue vigente.

El lic. Carlos Treviño Vives, sobrino del co. Ricardo, desaparecido político de las Fuerzas de Liberación Nacional perteneciente a la Lista de Ocosingo, afirmó que desde su perspectiva, no es necesario dignificar ni reivindicar lo que nace digno; esto, a propósito de haber escuchado alguna vez decir a alguien: “tenemos que hacer algo por reivindicar a los muchachos”. Desde su perspectiva, toda la generación que integró esa primer etapa que está plasmada en el cuaderno de trabajo, padecía una locura de la buena, una locura ideal, pues el proyecto que se decidieron a llevar adelante (“transformar al mundo”), mucho tiene de quijotesco en su cosmovisión.

El licenciado Carlos hizo mención del supremo derecho a la resistencia y la represión, que ha sido expresado como un derecho humano, desde la primera declaración a este respecto, a finales del siglo XVIII en Francia, y también en el preámbulo de la Declaración de los Derechos humanos vigente, donde se habla de este derecho en términos del “supremo recurso de la rebelión ante la tiranía y la opresión”.

Treviño Vives finalizó su participación mencionando algunas realidades objetivas actuales, con una población de 7.5 mil millones de habitantes en el planeta tierra, donde:

  • El 1% de la población posee más riquezas que el 99% restante.
  • 62 individuos tienen más riqueza que el 50% de la población más pobre (3 mil 250 millones)
  • El 73% de la población mundial no tiene acceso a ningún tipo de seguridad social.
  • Sólo el 20% de la población mexicana tiene acceso a pensiones de jubilación.
  • Donde en 1982, con un salario mínimo se podía comprar 50 kg de tortilla y hoy sólo 6; 280 piezas de pan, hoy sólo 8; 12 kg de frijol, hoy sólo 3 kg.

La doctora Lydia Espinoza, señaló que este es un libro rico en posibles lecturas; en términos históricos, representa un momento importante, pues se obtienen fuentes documentales de primera mano, por vez primera, de una organización político militar que tuvo un peso consonante en la historia de nuestro país. Los documentos publicados en Dignificar la historia I, surgieron de las necesidades inmediatas de los militantes de las FLN; responden a el momento organizativo y a las necesidades formativas de esa organización. Se denota, con el esmero de haber guardado dichos documentos durante tanto tiempo, una visión histórica, una propia idea del tiempo.

Además, caracterizó a los militantes de esos años como jóvenes disciplinados, dispuestos a la discresión y las necesidades de una vida clandestina, abandonando a sus familias y vidas previas en pos de la lucha revolucionaria. Eran jóvenes pro-cubanos, revolucionarios, marxista-leninistas, que luchaban contra el imperialismo desde una perspectiva claramente inernacionalista. Muchos de ellos, además, fueron estudiantes de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

La exposición de estos puntos tuvo una duración de aproximadamente una hora y media; en el evento el representante de La Casa de Todas y Todos invitó a los asistentes a la presentación, el próximo seis de agosto, del cuaderno de trabajo Dignificar la Historia II, que se llevará a cabo en la propia Casa de Todas y Todos, en la colonia el mezquital de Apodaca, Nuevo León.