Mes de dignidad.

2017 comenzó de forma violenta, con el robo a los bolsillos del pueblo mediante el célebre gasolinazo –que amenaza repetirse en este mes. Las calles de varias ciudades de nuestro país ardieron en diversas manifestaciones de descontento, yendo de marchas a saqueos en tiendas departamentales. Ante una naciente revuelta que se anunciaba en los primeros 5 días del año, el poder optó por sembrar miedo, confusión, para luego reprimir: el saldo de ello fue de al menos seis muertos y más de 500 detenidos en todo el país. Y el enojo, persiste.

El día 20 de enero, tomó posesión en los Estados Unidos su nuevo presidente electo; desde entonces, día con día se ha ido confirmando todo aquello que mostró durante el largo trayecto de su campaña política que consistió en una agenda racista, xenofóbica y de indelebles tintes fascistas.

Inmediatamente después de su elección Trump seleccionó a los integrantes de su gabinete, lo cual fue muy revelador. Tres generales: General James Mattis, en la  Secretaria de Defensa; John Kelly, en la Secretaria de Seguridad Nacional -DHS- y el General Michael Flynn como máximo Consejero de Seguridad Nacional. Cuatro billonarios corporativos: Rex Tillerson –presidente de ExxonMobil- al Departamento de Estado; Wilbur Ross –financiero conocido como el “El Rey de la Bancarrota”- en la Secretaria de Comercio; Steven Mnuchin -ejecutivo de Goldman Sacks- en la Secretaria del Tesoro; Betsy DeVos –presidenta del  Windquest Group, grupo avocado a la privatización de la educación- como Secretaria de Educación. Como corolario, el senador más antiinmigrante, y amigo del Ku Kux Klan, Jeff Sessions como Abogado General. Lo que ha ocurrido con esta elección presidencial se va develando como un verdadero “golpe de estado blando” en los Estados Unidos.

Todo esto forma parte de las preocupantes notas que han llenado de temor, asco e incertidumbre a los pueblos del mundo, incluido el estadounidense. No cabe duda: el mayor arsenal nuclear del planeta, la mayor fuerza militar de la historia, la más grande economía del orden mundial están en manos de un nuevo fascismo que, por fortuna, ha dado muestras de una incompetencia proverbial en estos primeros días de su gobierno; y ha dado muestras, también, de un divorcio con las mayorías, que parecen decididas a enfrentarlo en buena parte de los medios o foros públicos y, fundamentalmente, en las calles de prácticamente todas las ciudades estadounidenses.

“¿No fueron ustedes ilegales en 1846? Los Estados Unidos invadieron México, robaron la frontera. Texas, Nuevo México, Arizona, Nevada, Colorado, California, Utah… y nos llaman ilegales. Sáquennos y nos llevaremos con nosotros el corazón de California”. Protestas contra Trump, enero 2017.

México y los migrantes mexicanos han sido los primeros blancos de ataque del nuevo régimen norteamericano: la iniciativa de construir un muro fronterizo de más de 3,000 kilómetros (2,000 millas) bajo el modelo israelí, junto a la criminalización y persecución de migrantes formaron parte sustantiva de los discursos de campaña y ahora se han tornado en acciones de gobierno que habrán de irse concretando en los próximos meses.

En nuestro país, el muro y Trump se han convertido en un asidero para la nefasta clase política mexicana, inmersa en escándalos de corrupción y franca criminalidad desde hace ya varios años. Con el cinismo que les caracteriza, esos mismos que han perseguido y abusado de migrantes centroamericanos, desaparecido estudiantes, criminalizado luchadores sociales y movimientos, robado las arcas públicas, inyectado agua en vez de medicamento a niños con cáncer, o incluso perdonado de antemano todo ello con tal de que “los dejen ganar”, ellos, criminales consumados, hacen hoy un llamado a la Unidad. El peor error, en estos tiempos, es acudir a sus espacios, atender a sus llamados.

Nosotros no olvidamos que el imperialismo, que hoy muestra un rostro más franco y crudo, ha sido un elemento siempre presente en la vida de nuestros pueblos; que las desgracias que azotan a nuestra tierra tienen su origen, la más de las veces, en los dictados de la potencia extranjera; la ruptura del campo mexicano, el nulo crecimiento del salario en décadas, la guerra contra las drogas, la apertura energética, por mencionar algunas, son directrices económicas y políticas que han sido impuestas, en complicidad con la burguesía nacional y sus gobernantes, desde el extranjero. Y es en ese contexto que los esfuerzos por una genuina liberación nacional, que permita a los pueblos de México vivir libres y soberanos, son una necesidad real de nuestro tiempo.

 

Efemérides

Tres son los acontecimientos relacionados en la historia contemporánea de México que ocurrieron en el mes de febrero y que son fácilmente ignorados o tergiversados. Todos tienen un mismo origen aunque en épocas diferentes. Vamos a recordarlos con especial respeto pues todos implican la tortura y muerte o desaparición de compañeros luchadores sociales, simpatizantes y colaboradores con las Fuerzas de Liberación Nacional de México. Conviene mencionar que las FLN nunca consiguieron recursos por medio del uso de las armas, nunca por el secuestro, nunca por el engaño, y la razón por lo cual así se hizo es muy simple: sólo el pueblo de México decide qué tipo de lucha apoya o rechaza, podrá tomar mucho tiempo y quizás mucho sufrimiento, pero los métodos que el imperialismo utiliza para sojuzgar no pueden ser imitados por el pueblo de México;  aún para la lucha de liberación existen leyes y protocolos, además de la ética y la moral basada en el respeto a los civiles que habitan en la zona de guerra, y así se hizo siempre.

Las  historias  que hoy recordamos son  las siguientes.

En el mes de febrero de 1974, haciendo trabajos de reclutamiento son descubiertos dos compañeros responsables de una casa de seguridad de las FLN en Monterrey, México. Recordemos que aún no existía el ejército del pueblo, se necesitaron  14 años para fundarlo. Por medio de prácticas comunes de la brigada blanca y demás cuerpos represivos, como la intimidación, tortura y promesas de libertad a cambio de delatar a otros compañeros, ellos guiaron a la policía política a diversos hogares donde vivían los simpatizantes y colaboradores económicos, quienes ahí fueron detenidos y posteriormente torturados. Ninguno delató a nadie más. Después, dado que existía una casa de reclutas en Nepantla, Estado de México, los delatores condujeron al ejército  para que éste, sin previo aviso, entrara disparando y asesinara a cinco compañeros; 2 más fueron detenidos y, a pesar de las torturas, no delataron a nadie. Esa fue la primera vez en fueron detenidos, torturados,  encarcelados y asesinados  compañeros militantes de las FLN  en cinco años de trabajos.

Un año después en febrero de 1975, realizando trabajos clandestinos para preparar a los compañeros que serían enviados a las montañas, tres compañeros fueron  identificados y perseguidos. Dos de ellos fueron alcanzados y muertos frente a una instalación militar en Cárdenas, Tabasco. Se negaron a rendirse: la dignidad y conciencia de lucha de estos compañeros quedó manifiesta, fueron nuestro ejemplo antes y ahora, no tenemos por qué negarlo.

Pasaporte del traidor Subcomandante Daniel, alias “Azabache”; perteneciente al archivo histórico de las FLN.

Con los años, todos los trabajos para la formación de un ejército del pueblo fueron cumplidos. Un primero de enero se iniciaron los combates frontales, siempre sujetos al respeto a las leyes y tratados internacionales  conocidos como la “Convención de Ginebra” por parte de las FLN y su brazo armado, el EZLN. Sin recurrir a la violencia para recaudar fondos, se hicieron los preparativos para la guerra, además de construir escuelas y hospitales que daban servicio a los pueblos de la selva, mismos que al iniciar la guerra fueron destruidos por el ejército opresor.

En  febrero de 1995 se realizaban diálogos de paz entre el EZLN (actuando como vocero de las FLN aunque no se dijese públicamente que lo fuese), y el gobierno en turno, que prometió respetar los diálogos de paz, sin previo aviso atacó a las comunidades que eran conocidas como zapatistas, persiguiendo a mujeres, ancianos y niños. En esta ocasión, la delación de un subcomandante del EZLN que desertó sin que la comandancia en turno hiciese algo por juzgarlo -dejándolo actuar sin castigo alguno- facilitó que informase al enemigo todos los secretos militares que conocía. Sin embargo, como es sabido, la acción armada fracasó. Cabe mencionar que esta acción militar estuvo coordinada en conjunto con especialistas militares de los Estados unidos.  La sociedad civil reclamó el diálogo y  obligó al gobierno a retomarlo.  El daño a las comunidades que resistieron el ataque del ejército fue incalculable, y hasta ahora los cuarteles militares que sembró el ejército siguen operando a sabiendas de que están ubicados en territorios indígenas, lo cual es violatorio de las leyes nacionales y de los derechos humanos.

Por último, aunque en este año no existe el día 29 de febrero, en la Casa de todas y todos ustedes, recordamos el cumpleaños del compañero Romeo, quien dejó su casa para que al fallecer, fuese instalado en ella este espacio de trabajos políticos donde damos la importancia a la historia y a los diálogos en lugar de la confrontación, como desgraciadamente tuvo que hacerse en 1969.

En estas efemérides recordamos a todos aquellos compañeros que aportaron algo al proceso de liberación de nuestro pueblo, a través de 200 años recordamos a Morelos, a  Xavier Mina,  a Fray Servando;  y a Vicente Guerrero como quien concluyó  esta larga lucha por la dignidad, gracias a sus sacrificios Muchos otros sacrificaron sus vidas por mantener nuestra independencia, nosotros no olvidamos. Tenemos mucho que aprender de la historia,  aún más hoy que somos agredidos por el sólo hecho de existir como un pueblo que aspira a ser libre. Recordemos la frase conocida por todos: “Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos”, atribuida a Porfirio Díaz, pero perteneciente a Nemesio García Naranjo, un ilustre intelectual regiomontano.  No debemos olvidarla.

¡Presentes compañeros!…… ¡ejemplos de dignidad!

¡Vivir por la Patria! o ¡Morir por la Libertad!

Grupo Editorial de la Casa de todas y todos,

Febrero de 2017




2017: Año del bicentenario de Xavier Mina

mina02-02Los actuales, son tiempos difíciles para los pueblos que no conservan su memoria. La Casa de todas y todos ustedes, queridas hermanas y hermanos de lucha solidaria, tiene el deber de cumplir con la memoria y agitar en nuestros corazones el sacrificio  que realizó hace ya 200 años nuestro heroico Xavier Mina, combatiente internacionalista. Mina se fundió uno con los pueblos que luchan; ese fue su ejemplo, esa debe ser nuestra práctica.

Un mexicano, Luis Villoro, alumno de José Gaos (maestro y filósofo de aquella generación de pensadores que cruzaron el Atlántico, “transterrado” – como él mismo se definió-) escribió en su tesis “El proceso ideológico de la revolución de independencia” (UNAM 1953) que la ideología en la historia de los pueblos es un proceso perene, que los luchadores sociales deben saberlo, y agitarlo. No es casual que nuestros compañeros fundadores de las FLN tomasen como lema la frase nacida de esa misma revolución, la de independencia, consigna de Vicente Guerrero.

Villoro escribió también en “El sentido de la historia” sobre la importancia de la historia para los pueblos, y responde ahí a la constante pregunta que hemos hecho en estas páginas que publicamos mes con mes: ¿a quién sirven los pueblos sin historia?… ¿Acaso es correcto olvidarse del pasado, así sea lo que ocurrió a nuestros pueblos hace 200 años? O debemos, las actuales generaciones, utilizar los momentos de la historia de los pueblos para transformar el presente, hermanando aún más a la humanidad, sobre todo en estos aciagos días de amenazas, intolerancia y racismo.

Para nosotros, mujeres y hombres que ayudamos a la Casa de Todas y todos, Xavier Mina, Fray Servando, José Gaos, Luis Villoro y todos quienes han aportado algo a la liberación de la humanidad, son todos uno en esta búsqueda, y sólo se logrará preservar el legado de cada uno si entendemos el porqué de la historia.

Nuestra Casa, la Casa de la historia, fue agredida y lo único que lograron es que expandiera su presencia, de estar confinada a un edificio, hoy sus ideales se multiplican por todas partes del mundo pues son ideales de libertad y de lucha honesta a favor de los pueblos, nuestros compañeros de lucha algunos de ellos son desaparecidos políticos y nunca cesaremos su  búsqueda, son víctimas, el crimen no debe quedar impune, ellos sentaron nuestra ideología, en forma clara, en su praxis precisa y concisa, no mentir, no engañar, no confundir contando historias falsas, si los tiempos actuales son los de la historia, nuestro  deber es darla a conocer.

La memoria, la historia simple y sencilla de nuestros compañeros – no sólo quienes murieron por la libertad, siempre presentes- sino todos quienes viven dentro y fuera de nuestras fronteras, a quienes respetamos profundamente, pues conservan sus ideales o sus sueños, como prefiera decirse,  haciéndolos suyos sin importarles agresiones, ni sacrificios; la historia, simple y sencilla, que se hila a sí mismas con esas enseñanzas y aprendizajes prácticos de lucha, que avanza de generación en generación, tendrá en este año entrante el gusto de celebrar a Xavier Mina en el bicentenario de su muerte; desde la Casa de Todas y Todos haremos lo propio, dando a conocer su historia, abriendo pasos con pueblos hermanos que lo nombran, también, héroe suyo. Somos hermanos en el amor y en el dolor. Somos compañeros en la vida y en la muerte.

Adelante compañeros… ¡Aurrerá!

¡Gora Mina!

¡Libertad, Salud, Independencia!

2017, año del bicentenario de Xavier Mina

Vivir por la patria o Morir por la libertad.

subpedroaplaude2

1° de enero, día de los combatientes caídos

Quienes visitan la  Casa de todas y todos pueden ver las fotografías de nuestras compañeras y compañeros desaparecidos, y junto a ellos los nombres de combatientes insurgentes y compañeros militantes que años atrás, entendieron los mensajes transmitidos clandestinamente, papelitos que iban de mano en mano, en los cuales se entendía con claridad el “Ya basta” que se hizo público el 1º de enero de 1994. Habían pasado 34 años. Todas y todos fueron y somos aún víctimas de un obsoleto, pero poderoso, sistema de dominación política, económica e ideológica; fue con entendimiento colectivo – producto de un análisis a partir de esas tres variables (político, económico, ideológico) de la realidad nacional que se logró llegar al primero de enero.

Por ser consecuentes con nuestros ideales nos han dicho cualquier tipo de argumentos para que no hagamos nada: “que el mundo ya está globalizado”;  “que la lucha por la historia de nuestro pueblo está pasada de moda, que es un castigo hacerla”; “que esa etapa ya caducó”,  y de ahí a tratar de  entorpecer cualquier trabajo que se haga en la Casa de todas y todos ustedes.

Junto a aquella pléyade de combatientes caídos, destaca la participación de un hombre joven, que fue reclutado por las FLN en 1979,  aún en la etapa determinada por la guerra fría. Las FLN habían superado ya  la localización, persecución y exterminio implementados por la policía política (ver cuaderno de trabajo Dignificar la Historia II). A éste compañero lo recordamos con especial respeto y cariño, entre otras cualidades, porque cubrió todas las fases de preparación de militantes descritas en los comunicados antiguos, es decir, simpatizante, colaborador, militante urbano y por último militante rural encuadrado como compañero insurgente. Ya en la montaña, anduvo el mismo y lento camino para adaptarse y luego aprender a enseñar en la selva, cosa que se dice fácil, pero no lo es: son vidas dedicadas a lograr la liberación de los pueblos, así en plural, ahí donde la labor del enemigo es intensa y asesina. Pero llegó el día de poner a prueba lo iniciado muchos años antes. Al compañero Pedro o Pedrín como le decíamos con cariño le ordenaron efectuar la toma de la zona del municipio Las Margaritas. Después de tomar los pueblos aledaños, se tomó el poblado y sólo quedaba por rendirse la Presidencia Municipal, donde las guardias ponían mayor resistencia. Ante el diálogo inútil para que se rindieran, él ordenó el asalto final y lo encabezó tal y como dicta la moral del combatiente. Una bala lo alcanzó y murió en el acto. Los guardias se rindieron y la orden de tomar “las Margaritas” fue cumplida.

Hoy lo recordamos con tristeza pero con orgullo militante a quien fuera un gran maestro de combatientes, trabajo que cumplió con creces y de forma ejemplar durante muchos años: enseñar y aprender a ser siempre mejor compañeros. Este es el compañero Subcomandante Insurgente Pedro, a quien vemos en la imagen que acompaña estas páginas, aplaudiendo la decisión de los pueblos de declarar la guerra a todos sus enemigos, la cual fue tomada durante el Primer Congreso del Partido de las Fuerzas de Liberación Nacional el primero de enero de 1993.

En este día 1º de enero decimos ¡Presente! a todos los compañeros caídos en esta larga, pero necesaria lucha de liberación nacional.

¡Presentes compañeros!

1º de enero del 2017

Año del bicentenario de Xavier Mina

¡Vivir por la Patria! o ¡Morir por la Libertad!

Grupo editorial de la Casa de todas y todos




Diciembre: mes de preparativos.

El proceso electoral en los Estados Unidos está próximo a concluir; más allá de posibles recuentos en algunas entidades competidas, como Wisconsin o Pensilvania, es un hecho que la presidencia de esa nación, la mayor potencia militar y la más grande economía del mundo, ha quedado en manos de un estafador.

La llegada de Trump al poder dejó perplejo al conglomerado de medios, comunicadores y especialistas, que daban por un hecho la victoria del partido demócrata; resultaba inverosímil desde su perspectiva el que un personaje televisivo, externo a toda la institucionalidad política norteamericana, montado en un discurso de odio xenófobo y racista, con cientos de demandas legales en su pasado, con declaratorias de bancarrota en varias de sus empresas, con videograbaciones y testimonios que dejan en claro que ha cometido delitos sexuales; que un personaje así, padrotesco y naranja, triunfara en la principal contienda de la que sería –supuestamente- la más perfecta democracia del mundo, resultó para ellos, cuando menos, inverosímil. Ese personaje, del cual el “establishment” norteamericano se burlaba hace algunos años, dejó de ser un chiste y es hoy su mandamás.

A un amplio porcentaje de los votantes (que no fueron mayoría), no le importaron las advertencias en muchos medios sobre los riesgos de que Trump fuese electo presidente. No le molestó lo suficiente que insultara y agrediera sexualmente a varias mujeres; no vió problema en su discurso racista y xenófobo. No le importunó que, progresivamente, se fueran asomando sumando a la campaña organizaciones fascistas y de supremacía racial desde el nuevo nombre de   “alt-right”, (algo así como “derecha alternativa”).

Luego del triunfo, Trump ha montado desde la perspectiva del espectáculo, el proceso de selección de quienes conformarán su gobierno. Los nombramientos a la fecha consolidan la expectativa: racismo y persecución a migrantes, explotación desregulada de recursos naturales, privatización de la educación, ruptura de los servicios de seguridad social y salud, militarismo beligerante, desregulación financiera: continuidad y fortalecimiento del neoliberalismo rapaz. A inicios del año próximo, este nuevo gobierno tomará el poder, ampliando aún más los caminos de la plutocracia norteamericana.

¿Qué tanto de lo prometido en campaña por Trump se cumplirá? Resulta difícil saberlo. De entrada, se ha comprometido a expulsar a “dos o tres millones” de migrantes, la mayoría de ellos mexicanos, y a renegociar el Tratado de Libre Comercio o abandonarlo; puede que en ello –y en otras promesas problemáticas- enfrente la oposición minoritaria del partido demócrata  e incluso alguna dentro de su propio partido, el republicano, mismo que quiso oponerse a su candidatura y falló estrepitosamente. Por tanto, existen aún muchas dudas sobre el margen de acción real que pueda ejercer Trump una vez en el cargo.

Sin embargo, hay ya en su triunfo un conjunto de factores que, más allá del impacto económico a nuestro país, deben alertarnos, y entre ellos el más alarmante es el carácter fascista que va perfilando a Trump y a quienes lo han apoyado con el voto. Este triunfo, a no dudarlo, será considerado por las organizaciones y partidos de ultraderecha como el momento propicio para una ofensiva política en otras latitudes.

Y es entonces que, una vez más, resulta necesario remitirnos a la historia: la derrota del fascismo costó decenas de millones de vidas. El asomo de estas señales ominosas no puede pasarse por alto.

Al fragor del combate contra el fascismo en la República Española, una mujer a quien llamaban La Pasionaria dijo “Es preferible morir de pie que vivir de rodillas”. Los pueblos no debieran aspirar sólo a sobrevivir, sino a vivir libres, saludables e independientes. Ese mismo mensaje se le ha atribuido a nuestro General Emiliano Zapata, a pesar de no haber registro escrito de ello. Lo que hay, es un relato en el que las palabras  “Mejor morir de pie que vivir toda una vida arrodillado” aparecieron pintadas en el estado de Morelos, al día siguiente de su muerte.

 

Efemérides:

Los diciembres de cualquier época representan los preparativos para terminar y empezar algo nuevo. Para nosotros los mexicanos, la lucha por la independencia marca el inicio de nuestra búsqueda. No olvidamos nunca a quienes abandonaron todo y pelearon por nuestra independencia.  Hidalgo arengó al pueblo para alzarse en armas en 1810, pero antes hubieron múltiples levantamientos. Todos costaron vidas. Era imposible no hacerlos con violencia pues ésta viene de arriba, del poder. Los pueblos, y los individuos, usted o yo, nadie de nosotros desea la violencia. Como Casa de todas y todos tenemos el deber de afirmar que los caminos que los pueblos recorren en búsqueda de su libertad siempre son atacados por el poder al que enfrentan.

En ésta búsqueda, Fray Servando y Xavier Mina no son pro hombres, sino seres honestos y sencillos, uno tuvo que dejar los hábitos religiosos y el otro los estudios en Navarra para ir a combatir a los ejércitos intervencionistas napoleónicos. Ambos combatieron en Valencia y así en la lucha antimperialista iniciaron el camino por la independencia de los pueblos de la Nueva España; tampoco consideramos seres superiores a las heroínas de nuestra independencia, son simplemente mujeres del pueblo que tuvieron que elegir entre una vida normal como mujeres de su época o la lucha por la independencia, nuestra búsqueda.

Reprobamos cualquier intento de mitificar la historia. Los preparativos de diciembre nos llevan hoy a recordar a tres compañeros de lucha que en alguna parte de nuestra historia tuvieron que elegir entre la vida que llevaban junto a sus nietos o sus hijos y hermanos o alumnos , en fin, entre la vida familiar y profesional, para apoyar y arriesgar su vida para alcanzar un cambio para nuestro pueblo. De alguna manera son el antecedente de las bases de apoyo zapatistas y los combatientes que ustedes conocieron el primero de enero de 1994, día aprobado para iniciar y dar a conocer nuestra búsqueda. Ellas y él ya murieron, no fueron los primeros, y por desgracia no serán los últimos. Ellos simplemente aceptaron nuestro primer comunicado histórico que a la letra dice:

 “Es por esto que nuestra organización político-militar, compuesta por compañeros como tú, como yo, sin prestigio nacional ni internacional, declaremos desde hoy y para siempre que somos los únicos responsables de los errores que se cometan. Las victorias son ya de nuestro pueblo, principio que nos obliga a ser cautelosos y estudiosos de cada paso”. [1]

El imperialismo existía desde la guerra de independencia y sigue existiendo, ¿Quién duda hoy de ello? No son  seres mitológicos los que amenazan a la humanidad, ni son los tiempos actuales los mejores de la historia; nunca hemos llamado a la violencia pero sí a la defensa de la existencia de los pueblos, que quede claro.

 

rosita

 

Sin más preámbulos en éste mes decimos presentes a la memoria de la compañera Rosita, abuela y madre que a 2500 kilómetros de la Selva, enviaba  comida, y equipos a las muchachas y muchachos que años antes visitaban su casa entonces para comer y departir en familia, comentando la desgracia de nuestro pueblo entre ellos Murcia, testiga civil de la fundación de las FLN y primer compañera en la montaña, maestra de educación preescolar, que hoy es una desaparecida política.

Recordamos también  nuestro inolvidable compañero Teodoro o “Pacha”, como le decíamos de cariño,  joven abogado y maestro universitario muerto defendiendo a su pueblo en Cárdenas, Tabasco en 1975, cuando realizaba trabajos para que la lucha armada no sucumbiera, él y la compañera Aurora fueron intimados a rendirse o sostener un desigual combate ante un batallón de soldados que les rodeaba: pudieron rendirse o luchar. ¿Fueron seres mitológicos? No, fueron  sólo mexicanos conscientes y sencillos cuyas vidas nos invitan a reflexionar sobre todo en ésta época aciaga para toda la humanidad.

Pronto usted podrá elegir libremente entre pensar en las elecciones como una ruta o estudiar la historia para entender la importancia de la defensa de la Patria por el pueblo sencillo y trabajador, amenazada por un sistema que nos aborrece, y  que tomará generaciones derrotar. Mientras eso ocurre, decimos: En sus cumpleaños de diciembre

Compañeras Murcia, Rosita y Compañero Teodoro…..

¡Presentes!

¡Vivir por la Patria! o ¡Morir por la libertad!

Grupo Editorial de la Casa de todas y todos

Diciembre, 2016.

[1] Cuaderno de trabajo Dignificar la historia I, Las Fuerzas de Liberación Nacional y la guerra fría en México (1969-1974), pag. 49




Noviembre, democracia y revolución….

La palabra democracia, y las reflexiones en torno a ella, alumbraron las semanas previas a este Noviembre.

En fechas recientes se anunció una iniciativa política que pone en cuestión el racismo y el desprecio de la política institucional hacia los pueblos indígenas de nuestro país, México. Como resultado del Quinto Congreso del CNI -y a iniciativa del EZLN- se ha llevado a consulta entre los pueblos que le conforman la posible postulación de una candidatura independiente a la Presidencia de la República;  envestidura que portaría una mujer indígena, cuyas decisiones estarían supeditadas a un consejo plural conformado por representantes de los pueblos originarios de nuestra tierra. Ante la posibilidad de ello, ha sido vergonzante la reacción de buena parte de quienes habitan el triste panorama de la vida política y electoral. Ante la andanada de insultante retórica, expresamos aquí nuestra solidaridad con los pueblos indígenas de nuestra patria.

A falta de más información, que habrá de hacerse pública en meses próximos, tenemos sin embargo que manifestar nuestro disenso sobre el camino que, en perspectiva, se han propuesto recorrer.  La Casa de Todas y Todos tiene como objetivo la recuperación de la memoria histórica de nuestra organización madre, las Fuerzas de Liberación Nacional, de cuyo seno nació también el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, fundado el 17 de noviembre de 1983 por militantes profesionales surgidos de sus filas. Como hemos afirmado en ocasiones anteriores, la recuperación de la memoria histórica tiene para nosotras y nosotros un propósito presente, y un deber con el futuro.

Las lecciones que esa historia nuestra nos arroja, señalan con claridad que la liberación de los pueblos es un arduo proceso, que reclama un constante sacrificio; que evade las falsas opciones de la democracia liberal; que no se construye desde los espacios que el poder otorga; que se arrebata mediante la insurrecta organización de quienes día tras día viven el oprobio del engaño, la explotación, el despojo, la persecución y la muerte. Nuestros sueños -se dice entre rebeldes- no caben en sus urnas. Nuestras acciones y esfuerzos, en consecuencia, están forzados a gravitar en torno a otros eventos, esos que constituyen  elementos reales, concretos, en el tránsito hacia la verdadera libertad.

Lo falso no se torna verdadero porque en medio de ello discurran esfuerzos nobles. La historia, en más de una ocasión, nos muestra que las condiciones que hacen posible la perpetuación de la pesadilla inmunda que es el capitalismo, se fortalecen en la medida en que se participa de sus normas, tiempos y espacios; doblemente aún, si quienes deciden participar son los mismos quienes dicen abanderar su erradicación final. Mucho se ha escrito sobre ello, muchos pasos se han andado para evitar esos abrevaderos.

No hallamos en el panorama señales objetivas de que estas lecciones históricas no sean válidas hoy, en nuestro México presente, como no las hallaron en su momento quienes participaron en los procesos históricos que llevaron de un seis de agosto de 1969 a un primero de enero de 1994. La explotación es más intensa, el despojo se ha extendido, la represión sacude a nuestra patria, con decenas de miles de desaparecidos y más de cien mil muertes. El Estado, ese que se legitima mediante un viciado e inoperante proceso electoral, sigue desapareciendo, persiguiendo y asesinando estudiantes; sigue encarcelando a luchadores sociales disidentes.

Nunca en su historia las FLN invitaron al pueblo a votar, ni dedicaron el más mínimo esfuerzo a respaldar a candidato alguno; nunca dejaron de señalar, con la mayor claridad posible, el profundo engaño que anida en la mal llamada “democracia” capitalista. Muchas cosas han cambiado en México y el mundo desde entonces, pero el engaño permanece incólume y al parecer aún más grande. Como en ocasiones anteriores, expresamos esta opinión, respetuosos siempre de los caminos que los pueblos decidan avanzar.

En la página 192 de su libro Chiapas a contrapelo, Andrés Aubry cita  la Primer Declaración de la Selva Lacandona, y afirma:

“ ‘Somos los herederos de los verdaderos forjadores de nuestra nacionalidad, los desposeídos somos millones y llamamos a nuestros hermanos a que se sumen a este llamado como el único camino para no morir de hambre ante la ambición insaciable de una dictadura de más de 70 años encabezada por una camarilla de traidores que representan a los grupos más conservadores y vendepatrias, Son los mismos que se opusieron a Hidalgo y a Morelos, los que traicionaron a Vicente Guerrero, son los mismos que vendieron más de la mitad de nuestro suelo al extranjero invasor, son los mismos que trajeron un príncipe europeo a gobernarnos, son los mismos que formaron la dictadura de los científicos porfiristas, son los mismos que se opusieron a la Expropiación Petrolera, son los mismos que masacraron a los trabajadores ferrocarrileros en 1958 y a los estudiantes en 1968, son los mismos que hoy nos quitan todo, absolutamente todo’

Así se entiende mejor cuál es el compromiso que genera la Historia: asumir lo construido y lo padecido en ella, emprender las tareas que de ello derivan para seguir forjando la historia imprevisible que nos toca: el futuro. Es otra manera de repetir lo dicho por Wallerstein: la memoria (la historia rumiada, redigerida y puesta en acción) es “un acto social”: su Ya Basta al olvido”

Ahí siguen los mismos; acá seguiremos nosotras y nosotros, manteniendo la distancia suficiente para diferenciarnos, la necesaria para continuar trabajando; acá seguiremos, neciamente arraigados al compromiso con nuestra historia, dispuestos y dados a la tarea de siempre enarbolarla.

 

Efemérides

Fechas históricas importantes ocurren en noviembre. Fieles al espíritu de lucha de la organización madre que le dio origen, la Casa de todas y todos no sólo conmemora  la historia sino que propone y desarrolla actividades que apuntalen, así sea modestamente, la liberación de nuestros pueblos.

El 11 de noviembre de 1817 fue fusilado por luchar por nuestra independencia Xavier Mina, el navarro, el vasco, el joven guerrillero  heroico que admiramos por su internacionalismo y por su antimperialismo indeclinable. A un año del bicentenario de su sacrificio, la Casa de todas y todos ustedes inicia el camino de retorno de los ideales de Mina. Será necesario hermanar los trabajos de  historiadores mexicanos y vascos que han estudiado a Fray Servando y a Mina, luchando por un mismo ideal: la independencia. Es nuestro deber hacerlo,  “dignificar la historia” no son sólo palabras.

Otro acontecimiento histórico marcó la vida de los mexicanos en todo el siglo pasado, fue el inicio de la Revolución Mexicana. Un 20 de noviembre el pueblo se alzó en armas para deponer la dictadura de 30 años de una “camarilla” de científicos (así se autodenominaban), pero el inicio no marca el fin: “¡Zapata vive!, ¡la lucha sigue!”  … ese grito aún resuena, pues se repite y se repite, ante la falta de justicia, democracia y libertad en la vida de nuestros pueblos.

En 1983, a 73 años después del inicio de la Revolución Mexicana, la misma organización madre,  que no olvida a Xavier Mina, ni a Morelos, ni a Vicente Guerrero, que no pone fecha de caducidad a la historia, llamada Fuerzas de Liberación Nacional, instaló el primer campamento de lo que desde ese momento se llamó el Ejército Zapatista de Liberación Nacional; la consolidación de un ejército del pueblo, nos enseña la historia, es un elemento imprescindible en la verdadera lucha por la libertad, la justicia, la democracia, y la realización de las demás demandas populares, sean cuales éstas sean.

Por ahora, recibamos a todos los compañeros que han muerto en ésta larga lucha según la tradición mexicana, con ofrenda de flores y comida para su honra en los altares cada 2 de noviembre.

En éste mes recordamos al compañero Gabriel, nacido el 21 de noviembre y muerto en Nepantla.  Él y todos nuestros héroes sean bienvenidos en la ofrenda que fue colocada en la Casa de todas y todos desde el sábado 29 de octubre. A la memoria de todos ellos digamos  ¡Presente!

¡Vivir por la Patria! o ¡Morir por la Libertad!

Grupo Editorial de la Casa de todas y todos

Noviembre, 2016.




Octubre: Mes de luto y alegrías

Septiembre concuyó dejando un amargo rastro; la realidad nacional dio muestras claras de a continua y creciente descomposición del sistema político y económico que le rige. Se cumplieron dos años de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, dos años en los que la responsabilidad del Estado sobre esos dolorosos hechos ha quedado consolidada, por la participación directa de elementos policiales y militares en los eventos de la noche del 26 de septiembre; por la criminal negligencia y el esfuerzo para encubrir los hechos por parte de la procuraduría y su responsable en el caso – que ha sido finalmente destituido; por el desdén con el que, a fin de cuentas, el Estado en su conjunto enfrenta los reclamos de verdad y justicia.

Se va septiembre y la depreciación del peso mexicano continúa; en sus últimos días, alcanzó el dólar niveles históricos; este proceso lleva buena parte del año, y sus motivos y consecuencias fueron analizados en un artículo publicado aquí hace 9 meses. Los factores que han acelerado esta debacle del peso tienen, a últimas fechas, un carácter claramente político, vinculados en buena medida a los posibles resultados de la próxima elección presidencial de los Estados Unidos.

El más deplorable candidato presidencial estadounidense, quien ha cimentado su campaña explotando el odio hacia la población migrante, en su mayoría mexicana, fue invitado a nuestro país por Peña Nieto, siguiendo el consejo de su Secretario de Hacienda. Luego de un penoso espectáculo que dejó en vergüenza histórica a su administración- y sirvió sólo para dar un empujón momentáneo a Trump en las encuestas-, el presidente se vió obligado a remover a su hombre de confianza del puesto clave en la gestión gubernamental. No hubo voz que aplaudiera o respaldara este nefasto episodio de ineptitud por parte del ejecutivo federal.

El nuevo secretario de Hacienda ha señalado que durante el mes de Octubre continuará la volatilidad del peso mexicano; que su valor estará directamente asociado a los resultados de la contienda electoral estadounidense, en noviembre próximo; si gana Trump, caerá el peso aún más; si gana Hillary, habrá una parcial recuperación.

Las probabilidades, en este primero de Octubre, van a favor de la señora Clinton, quien cabe decir, podrá enarbolar un discurso incluyente hacia los connacionales mexicanos en suelo estadounidense, pero no por ello engloba una diferencia sustancial en sus acciones: fue bajo su tutela como Secretaria de Estado que la guerra contra el narcotráfico se echó a andar en México; fue en esos años que la operación “rápido y furioso” introdujo al país miles de armas largas para “investigar la violencia criminal” en nuestro país, dejando como resultado miles de muertos y desaparecidos. Cabe mencionar también que el gobierno demócrata de Barack Obama ha llevado adelante deportaciones de migrantes en cifras nunca antes vistas.

El hecho de que el valor de nuestra moneda dependa de los resultados de una contienda política extranjera es una clara muestra de las debilidades de nuestra economía; los resultados de la devaluación del peso conducen a un incremento de la inflación, la reducción del poder adquisitivo, reducción del gasto gubernamental, y en concreto, el incremento del hambre y la pobreza en nuestro país. El contraste de esto con la cotidianidad económica mexicana, cargada de intensa actividad productiva, es dramático. A pesar de ser una de las 20 economías más grandes del planeta, la economía mexicana no tiene en su poder los instrumentos necesarios para garantizar que haya pan en las mesas de sus hogares, gane o pierda Trump.

Que el destino de nuestro pueblo -en sus más apremiantes necesidades- esté decidido en un proceso político extranjero; que las directrices económicas persigan la continuidad de estas condiciones de debilidad, en pos de un modelo impuesto; que el gobierno mexicano abra las puertas a quien despreciándonos nutre su poder, y se doblegue a sus intereses; que el Estado en su conjunto se vea una y otra vez involucrado en el entierro represivo de las voces disidentes… todo ello tiene un nombre: imperialismo.

 

Efemérides.

Octubre no se olvida, nuestro pueblo incluye en su memoria  la masacre de estudiantes por parte del Estado mexicano, por el solo hecho de reunirse para exigir libertad, el 2 de Octubre de 1968. Recordamos también la muerte del guerrillero heroico, Ernesto Che Guevara, quien cayó en combate el 9 de Octubre del año anterior. Octubre nos dice que no debemos bajar la guardia; para nuestros pueblos aún no hay justicia, aún no hay libertad, aún no hay democracia.

Las compañeras y compañeros de La Casa de Todas y Todos celebramos en Octubre, con alegría el cumpleaños de nuestra inolvidable compañera Paz o Aurora, nombres que ella utilizó, fue nuestra dirigente en la lucha y murió defendiendo sus ideales.  También en Octubre celebramos el nacimiento de nuestro primer dirigente histórico, el compañero Pedro o Manuel forjador de conciencias, quien nació un 23 de Octubre; él es uno de esos desaparecidos que siguen vivos reclutando sin descanso a otros, hasta que nuestro pueblo sacie los anhelos de libertad negados. También celebramos a Pedrín el joven recluta de 1979, que con el paso de los años integró los primeros contingentes del Ejército del Pueblo en 1983 al cual encabezó como era su deber la madrugada del 1o de Enero de 1994 en las primeras líneas de combate, no podía ser de otra manera. Son solo tres compañeros los que encabezan la lista pero existen más, muchísimos más, mujeres y hombres dignos, anónimos que  están en nuestra memoria colectiva y en nuestro corazón, son todas aquellas y aquellos que con su trabajo diario realizan las pequeñas tareas a las que se comprometieron e hicieron y hacen avanzar a las FLN: las hay maestras y maestros abnegados, doctoras y doctores, enfermeras, radiotécnicos, soldadores, zapateros, torneros, mecanógrafas, impresores, fotógrafos, artistas, videoastas y la lista sigue interminable, son todo nuestro pueblo consciente y trabajador. Para todos ellos con admiración y  respeto decimos:

 ¡Vivir por la Patria! o  ¡Morir por la Libertad!

Grupo Editorial de la Casa de todas y todos




Septiembre: mes insurgente

Hace ya más de un Año que la Casa de Todas y Todos empezó la ardua tarea de presentar al pueblo de México las historias de vida, muerte y desaparición forzada de hombres y mujeres militantes de las Fuerzas de Liberación Nacional durante la etapa de la guerra fría en nuestro país. Más relevante aun es que este esfuerzo, que hemos llamado “Dignificar la Historia”, ha dejado que esas mujeres y esos hombres hablen por su propia palabra, idea y testimonio.

Para hacer posible lo anterior, las Fuerzas de Liberación Nacional tomaron una decisión que no tiene precedente: otorgar acceso a la Casa de Todas y Todos a su archivo histórico original. Dicho archivo consiste en todos y cada uno de los comunicados, revistas internas y externas, manuscritos y diarios, fotografías y videos, guardados con celo durante décadas de persecución política. De todos esos materiales originales, ninguno, absolutamente ninguno, proviene de versiones policiacas o terceras partes, ajenas al proceso político militante de las Fuerzas de Liberación Nacional.

La Casa, más que tomar esta importante iniciativa de forma superflua y hacer sus propias y parciales valoraciones, decidió entregar esos materiales inéditos y sin ningún tipo de censura a historiadores, académicos y luchadores sociales para que hiciesen las valoraciones históricas y sociales que consideren necesarias. En esta entrega de los archivos y documentos no hubo condiciones políticas ni económicas. Aquellos que han leído los dos cuadernos ya publicados de la serie “Dignificar la Historia” podrán leer que la Casa fue muy clara en la entrega de los materiales y los mismos autores reconocen que nunca se les pidió ni que asumieran alguna tendencia o posición, o que escondieran algún hecho o escrito. La intención final de este proceso es que todos esos documentos sean públicos.

¿Por qué esos actuales militantes de las FLN, antiguos y nuevos, tomaron esta decisión? Porque en sus propias palabras “no es indigno recordar a los compañeros”. Sobre todo recordarlos como un ejemplo de vida rebelde que tanto se necesita hoy en nuestro país, en nuestras comunidades y pueblos que sufren los terribles embates imperialistas que han destruido al país, que nos han dejado sin derechos y en la miseria.

El objetivo de la Casa de Todas y Todos es que se conozca a esos hombres y mujeres que lucharon, que fueron desaparecidos o acribillados y que lo dieron todo por crear un país nuevo y digno. Sus pasos merecen un lugar en nuestra historia nacional, esa que se comparte entre los pueblos que luchan; sus palabras y pensamientos merecen un registro más digno que el de un triste archivo policíaco o la confusa suma de testimonios tangenciales. Esa generación nos ha dejado un legado, un claro ejemplo de lo que un mexicano o mexicana que quiera a su pueblo tiene la responsabilidad de hacer: ¡Vivir por la Patria o Morir por la Libertad!

Efemérides

Los mexicanos, nunca olvidamos a quienes sacrificaron su vida por la patria. Arranca nuestra memoria no solo con el inicio y fin de la lucha de independencia del yugo español; nuestro pensamiento llega también al México profundo, el de las culturas indígenas que formaron su identidad milenaria en este territorio que hoy llamamos patria, gracias a su lucha y esfuerzo. Para todas ellas nuestro respeto y cariño.

En este mes, celebramos también gestas más próximas a nuestra historia, la de nuestra organización madre, las FLN, a la cual el imperialismo pretende ignorar; esa que reaparece una y otra vez, joven y actuante con nuevas propuestas, llevadas a cabo por compañeras y compañeros consientes de que la lucha de liberación es una necesidad actual, y lo seguirá siendo mientras a nuestros pueblos les sea impuesto un destino indigno. La nuestra es una filosofía sencilla de entender, difícil de cumplir.

Así, como compañeros, tenemos el digno deber de recordar a la compañera María Luisa y Mario por ser en septiembre sus cumpleaños, y el deber y la tristeza de recordar a nuestra compañera Lucha, quien falleció en un septiembre.

Recordemos a los 3:

María Luisa, quien representa a la juventud estudiosa de México.
Mario, maestro normalista que abandona el aula escolar para luchar por su Patria, y
Lucha, la mujer madura y honesta que no duda en aceptar y ser la primer compañera que vive en una casa de seguridad de nuestra organización en 1971.

Así en silencio, sin premios ni halagos, desarrollaron su trabajo y supieron ser generosos con la Patria durante toda su vida,

Hoy decimos:

Compañera María Luisa,
Compañera Lucha,
Compañero Mario….…. ¡ Presentes!

¡Vivir por la Patria! o ¡Morir por la Libertad!

Grupo Editorial de la Casa de Todas y Todos.




47 Aniversario y un cumpleaños

En agosto celebramos dos aniversarios. El cumpleaños el 5 de agosto de nuestro compañero Salvador y el aniversario de la fundación de las FLN de México en Monterrey. Dos fechas importantes sin duda.

En 1969 a principios de agosto arribó a Monterrey el compañero Marcos, quien luego cambió su nombre por Salvador. Llegó cuando los integrantes del fallido Ejército Insurgente Mexicano habían sido regresados a Monterrey por quien se decía el jefe del naciente ejército, que nunca pasó de ser sólo un invento de la imaginación de un periodista famoso. Para aquellos compañeros y hasta hoy, para todas y todos nosotros, fue la primer enseñanza del recorrido por el difícil, largo y cruento camino de la revolución social: a la revolución no se juega, la hacen los pueblos, se triunfa o se muere, si es verdadera, para decirlo en palabras del Che.

Los cuadernos de trabajo Dignificar la Historia se integran con documentos reales, no son inventados; dichos documentos sirvieron para dar a conocer la necesidad de luchar hasta lograr arrebatar a nuestros pueblos de la postración en que se encuentran al vivir sometidos. De poco sirve engañarnos y proclamar que ese objetivo ya se cumplió si es evidente que no es así. Hay que leerlos, entenderlos y actuar en consecuencia. Todas y todos tenemos una cita con la memoria: Este 6 de agosto presentaremos nuestro cuaderno de trabajo: Dignificar la historia II, que cubre la etapa de 1974 a 1977 en las FLN.

Como lo hacemos siempre en los aniversarios de cumpleaños de nuestros compañeros se inició aquel 1969, puntualmente el 5 de agosto celebramos el cumpleaños de Marcos, luego Salvador, y al día siguiente a los compañeros reunidos que formaron filas como militantes profesionales en las FLN de México. Ambos aniversarios los celebraremos dignamente en nuestra Casa, la casa de todas y todos ustedes, en el Mezquital, Apodaca, Nuevo León.

Felicidades a todas y todos ustedes compañeros de lucha. Reciban lo único que podemos darles, nuestro centenario apotegma:

¡Vivir por la patria! o ¡Morir por la libertad!
Grupo editorial de la Casa de Todas y Todos.

13872969_10153933601383668_3398027444295735218_n




Julio: presente, pasado, futuro.

Huajuapan de León. Nochixtlan. Ciudad Ayala. Tanhuato. Narvarte. Ayotzinapa. Tlatlaya. Apatzingan. Piedras negras. Cuernavaca. Monterrey. Hermosillo. Chihuahua. Villas de Salvácar. Atenco. Sucumbíos. Acteal. El Charco. Aguas blancas. Las Margaritas. Tenosique. Ocosingo. Nepantla. Guerrero. Casco de Santo Tomás. Tlaltelolco…

Salvador Olmos García. Anselmo Cruz Aquino. Gustavo Salgado Delgado. Nadia Vera. Julio César Mondragón. Don Nepo. Marisela Escobedo. Juan Francisco Sicilia. Bety Cariño. Javier Francisco Arredondo. Luis Denzel Durazo López. Brad Will. Ollin Alexis Benhumea. Fernando Franco Delgado. Ricardo Zavala. Subcomandante Insurgente Pedro. Aurora. Alfredo. Manuel…

No son sólo nombres. No son sólo lugares.

Son el candor y el desgarre entre quienes les tuvieron cerca en vida. Son, en la solidez de sus particularidades, los durmientes de esta amplia lucha por la vida. El asidero de quien se resigna a no olvidar, de los obcecados con la necesidad de que haya justicia. Son referentes imprescindibles, en estos erráticos y turbulentos tiempos (tanto en el actuar como en el pensar) pues acusan todos a un mismo origen: el Estado y su transformativa participación con el Capital.

Se puede debatir si lo nacional es o no cosa del pasado; se puede debatir si es el trabajo lo esencial de lo humano o una carga de la cual podrá liberarse; si imperialismo o imperio; se puede debatir, siempre, sobre cada aspecto de la lucha. Pero estos debates no deben servir de parapeto a la indiferencia.

Estas compañeras y compañeros, y los lugares que arroparon sus muertes, serán la causa de nuestra propia ignominia si somos omisos ante lo que está sucediendo.

Se cierne en los cielos escritos del poder la amenaza de próximas acciones en contra de los bloqueos magisteriales con amplio apoyo popular, en Oaxaca y Chiapas. Desde diversos medios han machacado al público la imagen del desabasto de alimentos y combustibles en ambos estados; en la mesa de diálogo, el gobierno federal, representado por el secretario de gobernación, afirma que la reforma es un hecho constitucional intocable; ahora que el secretario de educación ha quedado relegado, el de desarrollo social anuncia que se ha creado un “puente aéreo” para llevar tantas toneladas de grano al territorio del desastre. Voceros de las cúpulas empresariales advierten sobre la inminente catástrofe económica y los eventuales despidos, a los que se verían obligados, en caso continúe esta crisis. Desde la prensa con vocación policíaca, se acusa a organizaciones populares y no gubernamentales de haber recibido millones de pesos del gobierno estatal de Oaxaca. Y, a pesar de los pesares, la insurrección permanece, decenas de bloqueos se mantienen en pie, impidiendo la libre circulación de mercancías pertenecientes a empresas transnacionales.

Las acciones de Nochixtlán, el 19 de junio, quedan en suspenso; poco se dice de las inconsistentes declaraciones de la policía federal; nadie muestra la más mínima evidencia, no hay testimonio alguno que apunte a pobladores armados, disparando y emboscando a las fuerzas del Estado; sobran las que muestran lo contrario. Es claro que la prioridad del capital y sus vasallos está en aplacar este despertar popular; en “restaurar el Estado de Derecho”: ese donde los cuerpos policiacos pueden disparar a mansalva sobre población indefensa sin que haya consecuencias graves para nadie más que quien está al otro lado del cañón.

Es urgente encontrarnos. Aprender, nuevamente, a ser compañeros; aprender a avanzar y prepararnos para vencer.

Efemérides

En la historia de México, en las FLN, en nuestra Casa de todas y todos, celebramos los meses de julio trabajando, y es que la lucha antimperialista no debe detenerse nunca.

Para todos los mexicanos, julio tiene un recuerdo histórico de luto nacional. En julio fue fusilado el “Padre de la Patria, Don Miguel Hidalgo y su cabeza colocada en una jaula por los 11 años que duró la guerra de Independencia.

En julio, falleció Don Benito Juárez que sostuvo la guerra contra las fuerzas extranjeras imperialistas hasta que logró su expulsión derrotándolas totalmente.

Para las FLN nuestra Organización “madre” o “iniciadora de la resistencia armada de la juventud” en el siglo pasado (1969), en el mes de julio de 1971 se descubrió su existencia y dos compañeros enfrentaron al grupo de sicarios que en México denominamos como “madrinas” sorprendiéndolos, logrando escapar y poner a todos los compañeros en alerta defensiva (ver Cuaderno de Trabajo Dignificar la Historia I). Uno de ellos, nuestro compañero “Héctor”, nació en el mes de julio y nosotros no lo olvidamos. “Héctor” junto con nuestro compañero “Manuel” fueron los dos iniciadores de los trabajos en la Selva Lacandona, integrantes del núcleo guerrillero Emiliano Zapata que habría de convertirse en un Ejército del Pueblo con la misión de defenderlo. No debemos confundir, el deber de los pueblos libres es mejorar su situación material y el deber de su ejército, defenderlo siempre.

Poco a poco, el núcleo fue creciendo hasta ser descubiertos. La lucha se inició y el ejército del régimen que oprimía y mataba principalmente estudiantes sufrió también sus primeras bajas; se ha tratado de ocupar esa parte de la historia de México pero para aclarar esa etapa de la lucha del pueblo, está la Casa de todas y todos ustedes.

En la actualidad, en el mes de julio preparamos las Jornadas de trabajo para incrementar la participación de las compañeras y compañeros, la mayoría jóvenes, invitándolos a participar en cursos, conferencias, ejercicios físicos, bailes, música, técnicas de diseño, ajedrez y lo que ellos decidan con entera libertad, para que el propósito de la existencia de un Centro donde se agita la libertad y el compañerismo, no se pierda nunca. Las invitaciones se publicarán en fechas próximas.

El sitio histórico que es la Casa, nuestra Casa, la Casa de todas y todos ustedes, esa que es incómoda y ha sido vandalizada y vuelve a edificarse, que sigue en pie, libre y trabajando para recordar la historia Patria, la memoria para la liberación de nuestros pueblos, y la búsqueda de nuestros compañeros desaparecidos políticos, desde los más antiguos hasta los actuales, continuará sus esfuerzos creando conciencia participativa en la juventud de México y el mundo.

Queremos anunciarles que el próximo 6 de agosto, en el 47 Aniversario de la fundación de las FLN en Monterrey, México, presentaremos el Cuaderno de Trabajo Dignificar la Historia II (1975-1977) con conferencistas invitadas y transmisión en vivo. Asistan y participen.

Para todas y todos…. Nuestro….

“Vivir por la Patria” o “Morir por la Libertad”
Grupo Editorial de la Casa de todas y todos,

Julio, 2016




Junio: conjunción de ideales

El poder hegemónico transmite actualmente la idea de que sólo hay un camino para la humanidad: el del capital. Esta idea se refleja en múltiples aspectos de la vida y pareciera cubrirlo todo. La adquisición de vivienda, vendida como proyecto de vida y no como un derecho elemental; la explotación  rentable  o más aún, sustentable, de la tierra cada vez más distante del campesino como próxima de la agro-empresa; el acceso al trabajo mediado por una degradante competencia entre desposeídos; el ingreso a un sistema educativo supuestamente “reformado”, apuntando a un mañana de explotación y precariedad; la salud entendida como la compra de una mercancía más, que o se paga en abonos o resulta incosteable para el trabajador promedio; el consumo de alimentos, crecientemente atravesado por la industria en detrimento de la salud pública; el acceso a la información, creada por empresas y cuyo consumo está siempre mediado, en algún punto, por alguna forma pago a esos servicios; la cultura entendida como oferta del Estado para el divertimento de sus habitantes.

Así como es ofertada toda aspiración y vendido todo derecho, en el camino del capital sólo hay una forma de hacer política. Y  esa forma de hacer política está atravesada por el procedimiento electoral, el cual se califica de ciudadano y democrático. Por más que luego de cada jornada electoral surjan sombras – o claras evidencias – acusando procesos fraudulentos que despojan de todo margen de decisión al electorado, en tanto una minoría deposite su voto “libre” en las urnas, de acuerdo a las voces oficiales la democracia se ha realizado.

Este mes de junio, en diversas entidades federativas de México, se volverá a montar este engaño donde una minoría hace-como-que elige a los políticos que invariablemente proseguirán la lógica del capital. Esa lógica que ha imposibilitado la paz en nuestra casa; que ha desmantelado nuestra frágil -y valiosa- independencia; que ha puesto en entredicho la posibilidad de una justicia real. Esa lógica que sustituye toda libertad con los elementos de la compraventa.

La “novedad” de la actual democracia mexicana es la apertura del juego electoral a individuos que se declaran a sí mismos como “independientes”. Pero su independencia es reducida a no pertenecer a algún partido político. Ante el desgaste de esta añeja figura organizativa en el marco de la opinión pública, el capital auspicia la elegibilidad de “ciudadanos” a cargos de responsabilidad pública.  Cabe observar que esta apertura ha sido impulsada por sectores empresariales descontentos por la rapiña de los partidos políticos, más que por una movilización popular. De ahí que, hasta ahora, las candidaturas independientes tengan, en lo general, propuestas que no distan del espectro político institucional.

Un sector de la población considera que aún existen programas e ideologías en confrontación dentro del sistema político electoral. Esto es falso. Si es posible la rotación de partidos en los puestos de elección popular esto se debe a que, en unos y otros, la lógica del capital es el criterio imperante, por más que haya distintas tonalidades, acentos, colores y envolturas.  Ejemplos de ello abundan en México y el mundo.

Cuando AMLO fue elegido para el puesto de jefe de gobierno del entonces Distrito Federal, su ejercicio de gobierno cumplió con la lógica del capital. La vivienda se encareció con su bando 33; el centro histórico se entregó a la iniciativa privada.

En fecha reciente, el gobierno electo del socialista Hollande, en Francia,  ha propuesto una reforma laboral que sólo favorece la lógica del capital. Enfrenta actualmente una encarnizada oposición sindical.

En Grecia, sumida en una profunda crisis producto de la lógica del capital, el pueblo eligió a Tsipras, ubicado – al igual que los anteriores – en una supuesta “izquierda” del espectro electoral. Una vez en el poder, y luego de un referéndum que arrojó un democrático NO!, ese gobierno aceptó el paquete de la Troika: la lógica del capital, sin restricciones.

Hoy resulta evidente que con el procedimiento electoral sólo se elige a quienes ejecutan un estado de excepción como regla. Eso que nos ofrecen como democracia es sólo la envoltura de la dictadura del capital.

Efemérides

En el mes de junio, el pueblo de México hace un alto en su lucha para recordar, no sólo lo genocida del sistema político para la juventud; para nunca olvidar a los estudiantes masacrados el Jueves de Corpus de 1971 y repetir todas y todos “10 de junio no se olvida”, tal y como aparecía en los muros clandestinamente, para burlar la represión y la muerte.

En la Casa de todas y todos, tenemos, además, el deber de recordar a nuestros compañeros muertos y desaparecidos en la lucha.  Junio es el mes de nacimiento de nuestro compañero Manolo o “Placa Chica”, como le decíamos de cariño. Fue fundador de nuestra organización Madre, las F.L.N., a la cual, por “decreto”,  han querido dar por liquidada más de una vez. De Manolo sabemos que fue ingeniero y maestro universitario, que abandonó todo para integrarse a la lucha armada y que llegó a ser el responsable de las casas de Reclutas. Nuestro compañero, cumpliendo con su deber, estaba en la casa de Nepantla, cuando fue asaltada por el ejército, guiados por la traición.  Logró poner a salvo a 2 compañeros cuando fue herido y rematado ante los ojos del delator con ésta frase: “éste está herido, vamos a darle su medicina”.  En nuestro cuaderno de trabajo “Dignificar la Historia II”, en preparación, daremos a conocer los comunicados escritos sobre él, siempre con respeto.

En junio recordamos también el nacimiento de “la compañera Ruth”, que representa a la juventud rebelde que no se rindió ante la represión de la época. Ella, taquimecanógrafa de profesión, ingresó a nuestras filas en los peores años de persecución política. Sabían que existíamos y nos buscaban. Ella militó bajo las órdenes de la compañera Lucha en la casa de seguridad que le asignaron y fue cumpliendo con las pequeñas tareas, esas que forman conciencia y para las cuales no hay substituto: sólo el trabajo revolucionario genera conciencia revolucionaria. Así, poco a poco fue asumiendo mayores responsabilidades y llegó a dirigir el secretariado ejecutivo del Buró Político. También sobre ella existen documentos históricos que daremos a conocer en próximas fechas.

Hoy es nuestro deber de compañeros repetir:

¡¡¡10 de junio no se olvida!!!

Compañeros Manolo y Ruth….. ¡¡¡Presentes!!!

¡Vivir por la Patria! o ¡Morir por la Libertad!

 

Grupo Editorial de la Casa de todas y todos




Los mayos en la historia

01021208

Compañero Ismael.

Grandes acontecimientos nos motivan en Mayo a nunca olvidarlos. El primer día del mes nos hermanamos a todos los trabajadores para convertirnos en uno y en pie de lucha marchar para alcanzar un nuevo orden social, basado en el trabajo colectivo, la producción material para el bienestar social y el respeto humano como un derecho. Parece muy poco pero eso tan sencillo, cuesta vidas. El 1º de mayo no es sólo para recordarlo, sino es un llamado a seguir luchando para convertirlo en realidad.

El desprecio al trabajo es un rasgo ideológico manifesto del capitalismo actual, en el cual por un lado se festeja el engaño y el crimen como camino al “dinero fácil”, y por el otro se establece la especulación financiera como actividad económica privilegiada. El desprecio al trabajo está también presente en la desarticulación de todas las herramientas de defensa laboral, en la desaparición de derechos básicos obtenidos por aciagas luchas obreras de más de ciento cincuenta años.

Hoy tenemos, frente a los ojos, nuevas evidencias del desprecio al trabajo; en las noticias de la explosión en la planta de Pajaritos, en Coatzacoalcos, con cientos de heridos y 32 trabajadores muertos, y desaparecidos, víctimas todos de la negligencia patronal y la nula inversión en la infraestructura de una planta industrial añeja. Y veremos en mayo, mes del trabajo pero también del maestro, nuevos pasos de la lucha magisterial en defensa de sus derechos laborales y de la educación al servicio del pueblo; el recurrente uso de la fuerza pública como elemento presente en la “negociación” con la disidencia magisterial es un claro reflejo del profundo desprecio que el Estado mexicano, ya una filial más del corporativo de la clase capitalista, tiene por las trabajadoras y trabajadores conscientes.

La identidad proletaria, esa herramienta ideológica que sirvió a los pueblos para obtener las grandes conquistas laborales del siglo XX, se ha disuelto en una multiplicidad de nombres y causas que apuntan a demandas concretas y legítimas, muchas de ellas sumamente apremiantes, las cuales sin embargo, en el terreno de la confrontación política con el capital, no reúnen la fuerza necesaria para frenar el avance, supuestamente insoslayable, del imperialismo capitalista.

Desde nuestra perspectiva lo único insoslayable en la historia es el trabajo. En él se configura la auténtica fuerza que arroja cambios al mundo: la vida de los pueblos. En algún momento futuro, pensamos, la perspectiva de las múltiples luchas que hoy levantan una pléyade de banderas, consignas y discusiones, habrá de volver la mirada a la actividad fundamental sobre la cual se erige todo el espectro de lo social, el trabajo, y a su vuelta –como siempre ocurre- transformarlo. Los esfuerzos ideológicos del enemigo por llevar al olvido la palabra proletaria tienen un justo miedo: les recuerda la capacidad de triunfo en el andar de los pueblos. Desde esa identidad, los trabajadores del campo y la ciudad no sólo se quejaron: ¡vencieron!

Efemérides

 

Tenemos el deber de recordar a los héroes que nos dieron Patria y Libertad. Xavier Mina, “el Mozo” y Servando Teresa de Mier, “el Fraile”, partieron un mes de mayo de hace 200 años, a la América Irredenta a luchar por nosotros para romper las cadenas que nos sujetaban a un imperio avasallador e inhumano.

Fue un año de intensa preparación, sufrieron no solo la persecución de los espías imperialistas, los menos firmes en su determinación de luchar desertaron y entregaron a las autoridades imperiales los planes revolucionarios. Aún así contactaron a Simón Bolívar en Haití, sufrieron el embate de un huracan que hundió uno de los barcos y tuvieron que conseguir otro, hasta que arribaron a México en abril de 1817 con armas y una imprenta. Las luchas de liberación siempre son políticas, y sus herramientas fundamentales, ya lo sabemos, son “las armas de la crítica”.

Fueron vidas consagradas a nuestra libertad donde el uno perdió la vida y el otro obtuvo la cárcel. Son nuestro ejemplo y no los olvidamos.

En mayo celebramos el día del nacimiento del compañero Ismael. Lo recordamos con respeto y cariño, entregado a la organización y al estudio; y a los compañeros Mario y Ruth, muertos en un triste mes de mayo, cumpliendo sus deberes internacionalistas. Así poco a poco uniremos las historias y rescataremos sus vidas de los archivos amañados de los torturadores asesinos.

Los compañeros fundadores de éste movimiento tan digno, nos dicen en sus comunicados cómo debemos comportarnos, así lo hemos hecho siempre, sin engaños ni abusos, con compañerismo perene. Nos forjamos en el trabajo colectivo, en una organización que transforma e incorpora la ética a la lucha social; no vamos a fallarles, nuestros archivos hablarán por si mismos.

Como grupo Editorial formamos parte de esta nueva generación a la que le toca analizar en forma crítica la historia contemporánea, no para quejarnos culpando a otros de nuestros errores, y luego inútilmente dar marcha atrás, sino para transformar con su ejemplo lo que es nuestro deber concluir.

En mayo:

Para los trabajadores del mundo… nuestra solidaridad
Para los héroes nacionales…. Nuestra eterna gratitud y respeto
Para nuestros compañeros de lucha…. Nuestro “Vivir por la patria o Morir por la Libertad

Grupo Editorial de la Casa de todas y todos
Mayo, 2016

*Retrato del Co. Ismael, archivo de la Casa de Todas y Todos.
*Foto de portada: Corresponsalía de Chubakai.