Editorial de Octubre. !No olvidamos!

A  32 años, hechos tristes nos embargan, 2 sismos. Uno a 350 kilómetros de la Ciudad de México, y el más reciente a 120 kilómetros, con afectaciones en todos esos kilómetros a la redonda, no sólo en la ciudad de México, se han sufrido  4,287 réplicas que provocaron destrucción y muerte en nuestro país y los más afectados son, como siempre, los pueblos más humildes y marginados de nuestra nación, no solo en lo material sino en lo social, que deja a las personas afectadas inermes, sin trabajo, sin dinero, sin techo, sin documentación, sin salud, sin educación, con secuelas psicológicas de miedo, abandono, depresión, etc.

Nuevamente las autoridades son rebasadas. El primero en organizarse para el rescate, fue de nuevo el pueblo mexicano. De nuevo la “ayuda” gubernamental aparece con soluciones a destiempo. Primero llegó la gente, llegaron los vecinos, llegaron los jóvenes que hicieron cadenas humanas para retirar escombros, llegaron también los legendarios topos, llegaron los desposeídos de bienes materiales pero con un gran corazón, los ancianos y ancianas y los discapacitados.  Llegaron sin interés alguno de aparecer ante los reflectores de los medios de comunicación, sin afán de protagonismo, no buscaron ser entrevistados por sus reporteros para aparecer en los programas televisivos o en los periódicos y revistas.

En las ciudades, a 23 días del primer desastre y a 11 días del segundo 19 de Septiembre, se ha visto de todo, afectaciones en viviendas, hospitales, edificios públicos, edificios de departamentos en colonias nuevas y antiguas, viviendas viejas pero también viviendas nuevas disfrazadas de “alta tecnología” y construcciones con nulo “control de calidad”.  10,000 escuelas dañadas en los dos sismos, en Cd. de México, en Morelos, Puebla, Oaxaca,  Chiapas y Estado de México. Para muestra un botón, en el sur de la ciudad de México,  una escuela particular permite ver en toda su crudeza, la falta de atención, supervisión y prevención de las autoridades en los diseños donde se habita y trabaja. Los materiales no importan, mientras menos y más baratos, mayor ganancia para el constructor. Vimos la corrupción y falta de ética en todos los niveles de gobierno, tanto local como federal, lo que menos importa son los alumnos y las alumnas, lo que les importa son las colegiaturas. Afectaciones de agua potable y energía eléctrica en todos lados y lo más grave de todo, 458 pérdidas humanas de las que se tiene registro oficial. ¿Responsables?, ¿empresas constructoras?, ¿autoridades que deben vigilar el uso de suelo?, ¿autoridades que otorgan los permisos de construcción? Nunca el niño que se regresó por su mochila, la familia que no salió a tiempo, las familias pobres que no pueden cambiar de vivienda o a quienes nunca les alcanza para arreglarla aunque trabajen tiempo extra.

Agreguemos  a eso, los actos de robo y rapiña, muchas veces por necesidad, pero el robo más cínico e imperdonable, es el que cometen quienes reciben la ayuda y la esconden para cambiarle la etiqueta o la caja, y sacar “raja” política de la necesidad humana y convertirla en asunto de clientela partidista. Aunado a eso disfrazar de “ayuda” y ofrecerla como botín a la iniciativa privada, como la  construcción de  viviendas. Las empresas constructoras, junto con las productoras de materiales de construcción, se “relamen” el bigote por las ganancias que toda esta desgracia les reditúa. Se trata de las mismas constructoras que mal-hicieron pasos viales, condominios,  carreteras con “pasos express”,  calles y avenidas que sepultaron vidas humanas en diferentes partes del país. Aunado a eso, las autoridades aprovechan ésta situación de desgracia de miles de personas, el desconcierto y la gran necesidad de ayuda que existe, para  meter tropa y vigilancia a lugares donde antes no habían podido hacerlo como es el caso de Oaxaca, donde se organizaron plantones de profesores y organizaciones sociales en protesta por la Reforma Educativa. Nadie debemos olvidar Nochixtlan y su saldo de muertos y heridos.

En el área rural, en particular en el Istmo de Tehuantepec, la tragedia se torna un tanto distinta. Después del terremoto del 7 de septiembre se han registrado poco más de 5,000 réplicas que originaron decesos humanos y pérdidas materiales en el 90 % de los pueblos de esta región. La gente vive ahora en la calle, en los parques, en los albergues oficiales, o en la casa de vecinos que todavía conservan parte de su patrimonio, y que han abrigado a aquellos que lo han perdido todo. Se organizan a través de pequeñas cooperaciones para cubrir su alimentación, porque la despensa que llega a la cocina comunitaria sigue siendo insuficiente en algunos casos. En el momento de la repartición de la comida se miran largas filas  para  recibir un plato de empanadas, o de tacos de frijol.

En un campamento del Centro de Ixtepec, se congregaron desde el 23 de septiembre (día en el que aconteció la réplica de mayor magnitud) mujeres embarazadas, recién nacidos, infantes, ancianos con padecimientos crónicos de salud, que instalaron casas de campaña, lonas, petates, y camas móviles para salvaguardarse de las intensas lluvias y de las continuas réplicas sísmicas.

Entre las historias que relatan cuando se comparte el café, o del atole, se oyen voces diversas acerca de las vivencias de la réplica del 23. “A mí me agarró cuando estaba en la regadera, casi para bañarme”, “….. nosotros ya empezábamos a tener un poco más de confianza de hacer nuestra vida cotidiana, pero esta réplica ahora si vino a dañar más la casa”.

El papel clientelar que desempeña el gobierno respecto a esta tragedia evidentemente se ha encargado de entorpecer y menoscabar las acciones comunitarias de la sociedad civil local y la que proviene de otras zonas geográficas del país, que han arribado al Istmo, en Oaxaca, para hacer la ayuda de forma personal. Entre las personas que llegan, destacan los jóvenes universitarios y egresados, así como profesionistas que vuelven al lugar donde está su ombligo, pero también están aquellos que nunca habían conocido el Istmo, y que acuden con la plena intención de hacer tequio. La desolación de las calles y la incertidumbre de la población se acrecentó dos semanas después del terremoto del 7 de septiembre; la vida cotidiana parecía retornar, pero en la medida en que se intensificaban las réplicas y los daños, esta parece más lejana. Parece que falta mucho para que regrese, aunque quizás no vuelvan las cosas a la “normalidad”, porque los pueblos se han fortalecido a través de las muestras solidarias, organizadas, e independientes a la esfera del gobierno. Esa práctica incesante en Oaxaca, de hacer comunidad.

Aunque el gobierno, en voz del secretario de Gobernación se empeñe en decir que “México demostró fortaleza y hoy está de pie”, como si ya todo estuviera arreglado,  ¡falso! La realidad es que el pueblo de México demostró que no necesita de interesadas ayudas gubernamentales, y que hasta la fecha, sigue necesitando de las ayudas solidarias, desinteresadas, apartidistas para regresar a la “normalidad”.

Sin restar atención a los acontecimientos sociales y políticos que durante años han azotado al país, desde la Casa de Todas y Todos, en conjunto con organizaciones civiles comprometidas y de lucha, realizamos trabajo de acopio para llevar a nuestros hermanos afectados un mínimo de ayuda.

También nos solidarizamos con los familiares de los 43 desaparecidos. Realizamos una modesta actividad y pusimos nuestro granito de arena en el grito de ¡VIVOS LOS LLEVARON!, ¡VIVOS LOS QUEREMOS!, y cumpliendo con el deber de continuar el trabajo sin importarnos las amenazas y los sacrificios que conlleva éste deber, no cejamos en el esfuerzo, en la medida de lo posible, para apoyar a nuestra compañera Amalia y su familia en el destierro injustificado sufrido en julio pasado y seguimos hablando con compañeras para organizarnos en la reactivación de nuestra organización de mujeres mexicanas. Para tal efecto damos los pasos para insertar una columna en nuestra página que contendrá temas relacionados con las mujeres de México y el mundo, que han puesto su vida para luchar de manera digna en cualquier país, en cualquier parte del mundo. Las invitamos a colaborar en ella.

Por último, desde hace 49 años repetimos ¡2 de octubre no se olvida! y en éste nuestro trabajo de preservar la memoria, recordamos a compañeras y compañeros que han participado en esta lucha anti-imperialista. Recordamos a nuestra inolvidable compañera Aurora, al compañero Manuel y al compañero “Pedrín” (Sub Pedro) que en octubre nacían y con su recuerdo, no dejamos de ser congruentes a nuestra consigna que con orgullo decimos…

 

“¡Vivir por la Patria! o ¡Morir por la Libertad!”

Año del bicentenario de Xavier Mina, Octubre de 2017




Siempre con el agredido, nunca con el agresor.

Son tiempos tristes para nosotras y nosotros. El esfuerzo principal de la Casa de todas y todos ha sido el de recuperar la memoria de nuestra organización madre, las Fuerzas de Liberación Nacional. Hemos hecho un esfuerzo por dignificar su historia, oculta por décadas, para que los pueblos en su proceso de lucha y resistencia contra el imperio del capital, conserven en sus saberes algunos de los elementos prácticos que permitieron la construcción de un ejército del pueblo que, en su momento, encabezó una ofensiva popular a favor de sus más elementales derechos y libertades.

Este esfuerzo se concretó en varias pláticas y presentaciones en diversos puntos de la geografía nacional e internacional; primordialmente, cristalizó en dos libros –falta un tercero, en proceso- que se han vendido, canjeado o regalado a muchas personas interesadas en leer los documentos originales, históricos, que sirvieron de  guía y soporte para la construcción de todo ese camino organizativo llamado Fuerzas de Liberación Nacional.

Esos libros llegaron a manos de jóvenes estudiantes, de mujeres y hombres trabajadores del campo y la ciudad; llegaron a manos también, indudablemente, de compañeras y compañeros antiguos, que corrieron los riesgos de la persecución, encierro, muerte, en pos de la liberación nacional. Manos de viejos compañeros que nunca fueron tocados por la luz del reflector; algunas de esas manos, fueron indígenas. Compañeros que en años anteriores, y que por circunstancias que no toca a nosotros explicar, habían pertenecido a ese ejército del pueblo. Compañeros que se negaron a entrar a otra organización, y poco a poco  olvidar las lecciones aprendidas por medio del callado esfuerzo.

La tristeza que nos aflige, que nos convoca a estas palabras, tiene un nombre: Amalia. Ella es una mujer indígena, de 38 años, madre de nueve hijos, joven abuela de dos criaturas. Su esposo, su familia entera, como tantas otras, participaron en la silenciosa conspiración insurrecta que condujo al primero de enero de 1994. Amalia presentó problemas de salud a inicios del 2016; la salud le fue  negada en los servicios autónomos, por motivaciones políticas. Fue necesario trasladarla a la ciudad de Monterrey para que fuera atendida. Ahí, ella y su esposo entraron en mayor contacto con esta Casa de todas y todos.

Al regreso a su pueblo, comenzaron las acusaciones en contra de ambos compañeros: de ser progobierno, de leer los Cuadernos de Trabajo “Dignificar la Historia” y en el ejercicio de las más elementales libertades democráticas, plantear cuestionamientos. Sin más justificación que la fuerza, a mediados de julio fueron expulsados de su comunidad, por parte de las autoridades autónomas, en obediencia a los dictados de “la comandancia”. Desde entonces, viven desplazados en otra ciudad, lejos de su tierra, de sus familias, de sus pertenencias, de su espacio de trabajo y vida.

Sabemos que estas palabras son duras de entender para muchos de quienes esto leen. Son duras de entender para nosotros mismos. Amalia y su compañero, sus hijas e hijos, no cometieron ningún delito, no trasgredieron ninguna ley. Simplemente leyeron y hablaron de la historia de esas tierras. De los caminos organizativos que llevaron a que un día se iniciara la constitución de un ejército del pueblo, en sus propias comunidades. No se trata de personas que, lejos de toda ética y toda conciencia sobre el bien de sus pueblos, vinculados a partidos políticos de cualquier color, se dedica a ofender, agredir o masacrar a los organizados. No. No se trata de quienes han disparado su arma o blandido el machete contra quien se organiza. No. Se trata de una pareja, y su familia, que decidieron estudiar la historia, hablar de ella, y cuestionar lo más elemental de la vida política del lugar donde les tocó vivir.

Es por ello que suscribimos la denuncia que el Observatorio Mexicano de  Derechos Humanos A.C. ha presentado públicamente. Es por ello que nos vemos forzados a convocar la solidaridad de quienes puedan apoyar a Amalia en esta lamentable situación.

A mediados de los años ochenta, desde el seno de las Fuerzas de Liberación Nacional, nació una Organización intermedia, llamada Asociación de Mujeres Mexicanas. Desde su actuar político, decenas de mujeres de todo el país compartieron experiencias de resistencia, lucha y organización; mujeres estudiantes acompañaron a mujeres indígenas campesinas; amas de casa conocieron la realidad de mujeres obreras. Se hicieron encuentros, talleres, publicaciones. Por motivos que en otro momento se conocerán, esa y otras organizaciones intermedias surgidas de las FLN dejaron de lado sus tareas políticas y se dedicaron a otras necesidades, más apremiantes, luego del levantamiento armado de 1994.

Hoy, ante la necesidad de acompañar a Amalia y su familia en este litigio por volver a su pueblo, contra el cual nunca ha hecho nada, buscaremos nuevamente la creación de un espacio organizativo de mujeres, para enfrentar esta y otras tantas, miles, millones de injusticias que la mujer mexicana sufre día a día. Nuestra tristeza sólo devendrá en esfuerzos redoblados que garanticen que mañana, algún mañana posible y cierto, la injusticia deje de ser.

Hacemos este llamado desde la misma casa que vio salir a la compañera Murcia hacia la selva lacandona en 1971, dispuesta a organizar a las comunidades indígenas y no indígenas en la lucha por su dignidad.

Recordamos este mes de septiembre al compañero Mario, la compañera María Luisa, que nacieron en este mes y en el que la compañera Lucha falleció, y que todos los mexicanos llamamos el mes de la Patria.

 

Año del bicentenario de Xavier Mina, Septiembre de 2017




48 aniversario

Del 6 de agosto de 2017 al 6 de agosto de 2018, se inician 49 años de trabajos ininterrumpidos. A cada generación le ha tocado una responsabilidad histórica; a la actual le toca seguir avanzando en la liberación de nuestra patria que sufre daños incluso más agresivos y violentos que los de hace 48 años: más de 130 mil muertes en total impunidad, y más de 35,000 desaparecidos, sin perspectiva alguna de justicia. Pero además nos toca preservar la memoria de tantas compañeras y compañeros que han participado en esta lucha anti-imperialista. Tenemos el deber de continuar con nuestros trabajos sin importarnos las amenazas y los sacrificios que conlleva éste deber.

En el mes de agosto celebramos el nacimiento del compañero Salvador, el de las Fuerzas de Liberación Nacional y también recordamos la pérdida de nuestro compañero Ismael.

Estamos comprometidos con el rescate de la historia patria,  recordando la solidaridad entre Xavier Mina y Fray Servando, y reflejándola en la etapa actual de las relaciones internacionales anti-imperialistas y la solidaridad humana. Nuestra organización, nuestros compañeros, nuestros héroes, la amenaza imperialista, el deber por encontrar solución a los grandes problemas nacionales e internacionales, sin mezquindad ni chauvinismo; la historia como norma, la humanidad como horizonte, esos son nuestros principios y no los abandonaremos.

En éste año concluimos con la edición de los Cuadernos de Trabajo de la serie Dignificar la Historia, con la publicación del tercer tomo para la etapa de 1978-1983. Como siempre lo hemos hecho, agradecemos no sólo a los historiadores, quienes han verificado la autenticidad de los documentos y han externado libre y espontáneamente sus opiniones sobre esas etapas históricas de esta lucha. Agradecemos también a quienes hicieron posible, con su actuar -nunca exento de riesgos y sufrimientos- que se cumplieran los planes y los trabajos para la liberación de nuestra patria: obreros, campesinos,  indígenas, maestros, impresores, estudiantes, mujeres, artesanos, artistas, médicos, enfermeras, religiosos progresistas, abogados y un largo etcétera. Anunciamos que nuestras labores no han concluido, afortunadamente la presente generación al conocer nuestra historia, nos brinda su apoyo solidario y su labor compañera.  Todo se hizo con base en la conciencia de nuestro pueblo por ser libres. No los defraudaremos.

 

¡Vivir por la Patria! o ¡Morir por la Libertad!

Grupo editorial de la Casa de todas y todos




Julio: ¡Xavier Mina en Gorazarrea, Homenaje!

Introducción

Un 1º de julio del año 1789, hace 228 años, nació en Otano, Navarra, Xavier Mina. Fue fusilado 28 años después en el año de 1817 en Nueva España, hoy México.

Este hombre en su “corta” vida pero con inifinito legado en la historia de los pueblos, fue guerrillero, liberal, estratega militar e insurgente, además, posiblemente unos de los pioneros del internacionalismo entre las naciones.

En su etapa de estudiante en la Universidad de Zaragoza, expuso su vida por la causa de la libertad. Participó de manera decidida contra la invasión del primer imperio francés encabezado por Napoleón. El “estudiante” como se le habría de conocer, junto con otros combatientes, defendió los suelos de España. Más tarde se convertiría en guerrillero en los cielos de Pamplona.

Este primero de julio del 2017 le rinden homenaje en su tierra natal, pero también en el actual México, desde distintos puntos donde nos encontramos quienes participamos en La Casa de Todas y Todos; no olvidamos que el navarro hizo suya la causa de la independencia de nuestro país hoy llamado México.

Para honrarlo, hemos donado una placa de barro que funde nuestro agradecimiento a Mina y a los 300 combatientes que lo acompañaron a liberar nuestra Patria, con la solidaridad que debe existir siempre entre los pueblos y entre las naciones.

Un elemento que nos hermana es el rescate de la historia. La historia digna que niega la tergiversación, que busca presentarse clara y fuerte, como siempre ha sido en los momentos trascendentes de nuestra madre patria.
Las actividades del bicentenario, que en estas fechas se iniciaron, abrirán el espacio necesario para que los historiadores de ambos países, hagan escuchar sus palabras doctas sobre la vida, lucha y obra de nuestro héroe navarro de nacimiento, novohispano y mexicano por convicción, así que no tenemos más que decir sino las mismas palabras de Mina en una de sus Proclamas, donde dio a conocer los nobles motivos de su lucha:

“Al separarme para siempre de la asociación política, por cuya prosperidad he trabajado desde mis tiernos años, es un deber sagrado al dar cuenta a mis amigos y a la nación entera de los motivos que me han dictado esta resolución. Jamás, lo sé, jamás podré satisfacer a los agentes del espantoso despotismo que aflige a mi desventurada patria: pero es a los españoles oprimidos y no a los opresores a quienes deseo persuadir que no la venganza ni las otras bajas pasiones, sino el interés nacional, principios los más puros y una convicción íntima e irresistible, han influido sobre mi conducta pública y privada”…

“De las provincias de este lado del océano obtenía el usurpador los medios de obtener su arbitrariedad; en ellas se combatía también por la libertad y desde ese momento, la causa de los americanos fue la mía “…

“Sin echar por tierra en todas partes el coloso del despotismo, sostenido por los fanáticos y monopolistas, jamás podremos recuperar nuestra dignidad. Para esa empresa es indispensable que todos los pueblos donde se habla castellano aprendan a ser libres, a conocer y practicar sus derechos”…”La causa de los americanos es justa, es la causa de los hombres libres, es la de los Españoles no degenerados”… “Ellos (el rey, los empleados y los monopolistas) dicen que la España no puede existir sin la América; y esto es cierto si por España se entienden ellos, sus parientes, amigos y favoritos, porque emancipada la América no habrá gracias exclusivas, ni venta de gobiernos, de Intendencias y demás empleos de Indias; porque abiertos los puertos americanos a las naciones extranjeras el comercio pasará a una clase más numerosa e ilustrada; y porque libre la América revivirá induvitablemente la industria española”…

“Si la emancipación de los americanos es útil y conveniente a la mayoría del pueblo español, lo es mucho más por su tendencia infalible a establecer definitivamente gobiernos liberales en toda la extensión de la antigua monarquía. Sin echar por tierra en todas partes el coloso del despotismo, sostenido por los fanáticos y monopolistas, jamás podremos recuperar nuestra dignidad. Para esa empresa es indispensable que todos los pueblos donde se habla castellano aprendan a ser libres, a conocer y practicar sus derechos… La patria no está circunscripta al lugar en que hemos nacido sino, más propiamente, al que pone a cubierto nuestros derechos personales”.

“Americanos: he aquí los principios que me han decidido a unirme a vosotros…permitidme participar de vuestras gloriosas tareas, aceptad la cooperación de mis pequeños esfuerzos a favor de vuestra noble empresa…contadme entre vuestros compatriotas”…

Palabras del arquitecto Fernando Yañez Muñoz, director de La Casa de Todas y Todos

Xavier Mina en Gorazarrea
Xavier Mina Homenaje
Otano, Navarra, 1 de Julio de 2017
Comité de Otano

Gracias por su presencia

Vengo de Monterrey, México, la tierra donde nació Fray Servando, hombre de letras, e ideólogo de nuestra independencia, en representación de la Casa de todas y todos, para entregar esta placa cerámica con nuestro pensamiento, de respeto, y solidaridad hacia ustedes, el pueblo vasco, y de cariño y eterna gratitud para Mina y los trescientos combatientes, que lo acompañaron hace ya 200 años.

Aquí en Otano, en el sitio histórico donde Xavier Mina nació, aprenderemos a venir los mexicanos a compartir con vosotros nuestros sueños para que juntos los convirtamos en bellas realidades, ese es el ejemplo que Mina y Fray Servando nos dieron, y de alguna manera continuar su obra.

Mina y Fray Servando fueron esos hombres de los que nunca se puede hablar en pasado, su visión del futuro nos permite entender que el camino de la solidaridad entre los pueblos, que ellos iniciaron, aún tiene mucho por realizarse: cuántas amenazas, cuánto odio entre los gobiernos y cuánta solidaridad entre los pueblos falta aún por cumplirse. Mina, nuestro héroe Navarro, no solo luchó y murió por los mexicanos, lo hizo también por los demás pueblos de América y de Europa, lo hizo por los esclavos negros que llevaban a América, por los asiáticos sojuzgados en las islas del Pacifico, en fin; por toda la humanidad, esos fueron sus mensajes y su vida consecuente.

Por ese motivo los compañeros mexicanos de la Casa de todas y todos, recordando a Xavier Mina y su ejemplo, entregamos este sencillo pensamiento de solidaridad fraterna entre los pueblos. Somos tan sólo un modesto punto de reunión de mi Patria, un sitio digno, donde no existen diferencias que nos hagan odiarnos. No somos gobierno, ahí todos somos respetados por lo que somos: Seres humanos libres.

Tomen este mensaje de solidaridad en sus manos, y colóquenlo donde todos puedan verlo y que sirva de ejemplo: el sacrificio de Mina, nuestro héroe Navarro, para unir a la humanidad.

Muchas gracias: ¡Gora Mina!, ¡Gora Navarra!, ¡Viva México!
¡Vivir por la Patria! o ¡Morir por la Libertad!

 

Efemérides.

Como cada mes, cerramos nuestra editorial recordando las fechas cercanas a nuestra memoria, corazón común. Recordamos al compañero Héctor, desaparecido político perteneciente a la lista de Ocosingo, quien nació en este mes. En un 19 de julio se desarrollaron  los eventos – previamente narrados – conocidos como el Bautizo de fuego; en esa misma fecha, hace cuatro años, dio inicio el funcionamiento de esta página web.

¡Vivir por la patria! o ¡Morir por la libertad!

Grupo editorial de la Casa de Todas y Todos.




Junio: plumas y lodazales.

“Los claros timbres de que estoy ufano
han de salir de la calumnia ilesos.
Hay plumajes que cruzan el pantano
y no se manchan… ¡Mi plumaje es de esos!”
Salvador Díaz Mirón

 

La valoración de lo presente es una tarea compleja. Más aún si lo presente es un evento de naturaleza política; aún más si en el conjunto de hechos está implícito, en mayor o menor medida, lo propio en una historia compartida.

Como ya hemos afirmado, alentar la participación del pueblo en la falsa democracia electoral mexicana, va en contra de nuestra historia y nuestros principios; no podemos sino rechazarla. La complejidad del caso proviene de lo que podríamos llamar “el otro lado” del proceso a valorar. El de la organización “desde abajo” que se plantea como objetivo final de la estrategia política a seguir. Desde esta perspectiva, la candidatura y la asistencia al proceso electoral es sólo un momento de un camino más largo, que pondría énfasis en la formación política de las y los concejales, en el desarrollo de una articulación nacional entre los pueblos indígenas a partir del margen de representatividad actual de dicho Concejo entre la población indígena del país. Sin duda, de este proceso, puede surgir una fuerza política que sume un peso específico de gran consideración al camino de transformación radical de las condiciones de vida de nuestros pueblos. Que nadie ponga en duda la enorme capacidad política del pueblo trabajador consciente, particularmente indígena: de ello, hay amplias lecciones en la historia de nuestro México.

El problema, según vemos, es que ese proceso, como tal, apenas comenzaría – según lo afirmado hace unos días por los propios concejales. Esa construcción es una aspiración cuyo calendario va más allá de la coyuntura electoral. Pero el peso histórico de ese momento coyuntural – una candidatura independiente, abanderada por una candidata-vocera indígena en 2018- es innegable.

Pensamos que de concretarse este evento político, en última instancia, los aparatos de dominación de las clases en el poder en México se verán fortalecidos, justificados, alentados. Nunca en la historia política de México los pueblos indígenas han acudido organizados a participar de forma independiente en los procesos políticos electorales de la clase dominante, por más que hayan sido obligados a apoyar a los diversos grupos en el poder. Esta será la primera ocasión. Y será, sin duda, por ese mero hecho, una ocasión que entrará en los anales del liberalismo mexicano, que nunca fue capaz de lograr un evento parecido. Esto, sin considerar lo que pueda o no lograrse después, en un proceso que se ve lleno de importantes retos.

Para las Fuerzas de Liberación Nacional (FLN), según su historia y trayectoria política, las elecciones forman parte del aparato de dominación y control de las clases en el poder sobre las comunidades del campo y de la ciudad. Somos conscientes de que, en verdad, muchas cosas han cambiado en México y el mundo desde la fundación de las FLN, y aun así, no hallamos sentido a un planteamiento que se quiere anticapitalista y anti sistémico, y que sin embargo, parece aceptar la premisa de que se puede intervenir y participar en un ejercicio corrupto y de origen antidemocrático sin convertirse en eso mismo, como el ave del poema, que cruza el pantano sin ensuciar su plumaje. Cabe decir que, con ese arreglo de palabras, Salvador Díaz Mirón justificó su participación en el gobierno golpista del tirano Victoriano Huerta.

Pensamos además que es incorrecto ver las elecciones y sus entretelones como una “fiesta” del poder, que de algún modo puede ser “arruinada” por sus participantes, sean quienes sean y sin importar qué tan disruptivo sea el ánimo o el programa político que les impulsa al llegar ahí. En nuestra lectura, las elecciones no son una fiesta, son más bien un grillete, un yugo, y la suma de participación en su proceso – cualquiera que sea el modo o forma que ésta adquiera, siempre que se adscriba al ámbito de lo político- sólo fortalece su agarre.

Efemérides:

El 10 de junio de 1971 el Estado Mexicano mató estudiantes que manifestaban su descontento por las calles de la Ciudad de México. Algunas, algunos de quienes más adelante engrosarían las filas de la militancia en las FLN afianzaron en esos dolorosos hechos su decisión de combatir para que nunca más en México el poder estuviese en posibilidad de acribillar a su juventud. Los esfuerzos no han sido suficientes. El Estado Mexicano, continuamente en nuestra historia contemporánea, acude a esta criminal táctica para acallar las múltiples luchas de nuestros pueblos. Ni perdón, ni olvido, justicia para los caídos ese Jueves Negro, cómo olvidar que el asesino de estudiantes, tanto en Tlatelolco como el Jueves de Corpus, era el mismo presidente que creía engañar a todos diciendo que la reforma política estaba en marcha, que ahora si cualquier partido político podía ganar en elecciones limpias, que eso era la “apertura democrática”; y cómo olvidar que respondíamos: “el pueblo de México no votará por sus verdugos”. ¿Cuántos crímenes impunes hay que perdonar?, ¿Cuántos más desaparecidos debemos buscar?, que respondan eso quienes no tienen memoria.

En junio, cada junio, recordamos a nuestra compañera Ruth, que tuvo a bien nacer en sus días. Recordamos por el mismo motivo a Manolo, compañero fundador de nuestra querida organización madre. Ambos fueron, en sus propias circunstancias, compañeros ejemplares que dieron su vida por la liberación de nuestra madre patria.
Hoy como siempre, decimos.


¡Presentes!

¡Vivir por la patria! o ¡Morir por la libertad!

Grupo Editorial de la Casa de Todas y Todos.




Mayo: la celebración internacional del trabajo.

En su primer día, celebramos luchas pasadas por la conquista de derechos fundamentales que, en las presentes circunstancias y desde hace ya algunas décadas, son despojados al pueblo trabajador. Luego de la marea neoliberal que ha inundado al estado mexicano, buena parte de los derechos laborales que conocieron generaciones anteriores de trabajadoras y trabajadores son un duro enigma para la juventud que se integra al campo laboral. Jubilación, contratos laborales colectivos, asociación sindical, seguridad social, acceso a la vivienda, pago de horas extras, jornada laboral de ocho horas, días de descanso: uno a uno, estos y otros capítulos victoriosos de la lucha obrera, lucha armada y revolucionaria, desaparecen de la realidad laboral para beneficio del capitalista.

Para la clase obrera, las herramientas legales de lucha, como el derecho a huelga y la libre formación de sindicatos, están fuera de alcance en las actuales condiciones de contratación: el patrón puede despedir sin mella real a sus intereses a cualquier trabajador, en cualquier momento, bajo cualquier pretexto. La gran mayoría de los sindicatos consolidados no llevan adelante un mínimo de esfuerzo reivindicativo de la fuerza de trabajo; el reformismo, la lucha estrictamente económica, caracterizan a los menos de los sindicatos, que en los más de los casos atienden las necesidades patronales, o los intereses que surjan de su filiación partidista, apegada también al beneficio del capitalista.

Las últimas décadas de capitalismo neoliberal han desplegado los espacios de explotación para el capital, que fluye libre a través de las fronteras nacionales. Desde las cumbres del capital, la clase poseedora ha logrado en los últimos treinta años romper los candados de antaño, protectores de las múltiples economías nacionales: la banca es autónoma, las barreras arancelarias han caído con la firma de los más diversos acuerdos comerciales, se ha suscrito la ideología de la competitividad, se han abierto espacios de inversión al reducir los márgenes de acción de los gobiernos e instituciones nacionales. El mundo, en treinta y pocos años, ha sido moldeado para beneficio del capitalista.

Muchas barreras han caído pues, en estos treinta años, con pocos beneficios para la clase trabajadora. La migración laboral está legalizada únicamente entre un pequeño conjunto de naciones, para el resto del mundo, las migraciones laborales son cuestión de vida o muerte según la suerte de quien las realiza. Poseer un pasaporte que adscriba al trabajador a Holanda, España o Suecia, le garantiza que será víctima de una explotación extremadamente diferenciada de la que sufrirá alguien de México o Nigeria. Pero además de este, muchos otros grilletes que mantienen a la clase obrera ceñida a la explotación tienen un carácter nacional, comenzando por los ejércitos y policías que sofocan las luchas de liberación, así como las múltiples monedas con que son pagados sus salarios.

En la perversidad que habita nuestra historia, durante el acto oficial del primero de mayo, en México y muchos otros lugares del mundo, los trabajadores son obligados a caminar frente a quienes legitiman su diaria explotación, frente a los representantes del capitalismo, en una procesión de supuesto respeto, que poco a poco se ha ido desmoronando.

Hace ya muchos siglos un hombre declaró que el hombre era un animal político. Los capitalistas, por su parte, afirman por medio de sus actos que en la humanidad hay distintas clases, y a quienes conforman la más numerosa hay que tratarlos en calidad de animales. Y es a esto que los promotores del neoliberalismo le llaman el ejercicio de la “libertad” y de la “razón”.

En el campo de las ciencias sociales, algunas bogas intelectuales analizan por medio de ordenadores las condiciones para que los hombres, concebidos como animales, sean domesticados, se adapten… ¿Adaptarse a qué? A los más elevados márgenes de explotación, para que cada mañana obligadamente el trabajador asista a la fuente de su desdicha; a la continuidad del despojo, para que perpetuamente le sean arrebatados de las manos las herramientas y los medios por los cuales reproduce su existencia. Para que día tras día fabrique mercancías que difícilmente podrá consumir.

El trabajador, entendido como animal por el capitalismo, no es muy distinto a la vaca. Terminado su ciclo productivo, dicta el capitalismo, los trabajadores deben asumirse como nada. Ahí están los casos en el dolido estado de Veracruz, en que cientos de pacientes con cáncer fueron engañados dándoles agua en vez de la necesaria medicina en múltiples hospitales del sector público.

Así pues, este primero de mayo amanece en todo el mundo con la reiteración ideológica de que para los capitalistas la clase trabajadora está conformada por simples animales. Esta sistematicidad capitalista, que ve desde esta óptica a la mayoría de la población, coloca en la cima del poder económico, político y militar, a un auténtico representante de sí mismo: un patán misógino, ignorante, abusivo, fascista. En Francia, en fechas próximas, un fiel reflejo – más allá del género – está en posibilidades de asumir la presidencia. En meses recientes, la derecha venezolana, junto con los malos gobiernos de la nefasta OEA –esa misma que niega a Cuba su dignidad soberana- han mostrado la gran rabia que les genera ese régimen que –tema de debate- ha contribuido en algo a que la condición humana de los trabajadores sea algo más que la de simples animales. En su reciente gira por los Estados Unidos, ante la firme crítica de un padre dolido por la pérdida de su hijo, el candidato mexicano favorecido (a ver si esta vez si) por los capitalistas para el 2018, le grita: ¡Cállate!, ¡Cállate! … como si se tratase de un animal mal domesticado, un peligro que amerita distancia: ¡Atrás!, ¡Atrás!, Atrás! Y en general, a los padres de los 43 normalistas desaparecidos que en todo lugar donde se paran reclaman justicia, sólo reciben por parte del Estado mexicano la reiteración de que para ellos, nosotros, el pueblo, la clase trabajadora, somos en suma, simples animales.

Este primero de mayo recordamos a quienes entregaron su vida por el ideal de un mundo sin clases, sin estamentos, sin razas. A quienes lucharon por un mundo sin explotación y sin despojo. Aquellos cuyas luchas nos hacen recordar que el capitalismo es la lógica de reducir al hombre trabajador a un mero animal. La causa de la libertad de los pueblos triunfará, más temprano que tarde.

Escultura de Joxe Ulibarrena, titulada “Los acribillados en la Santa Cruzada”, dentro del Memorial.

Efemérides

En este mes, recordamos el aniversario del nacimiento del compañero Ismael, quien con su esfuerzo militante participó en la consolidación de las Fuerzas de Liberación Nacional como una organización combativa. El compañero Ismael participó en la creación del órgano interno de agitación política, el periódico Nepantla, así como en la redacción de los estatutos que habrían de regir la vida organizativa desde 1980; formó parte, además, del primer Buró Político de la organización. Fue un militante íntegro, a quien debemos los primeros contactos con quienes años más tarde serían nuestros compañeros indígenas en la fundación del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Recordamos además, a Ruth y Mario, quienes murieron en este mes. De las múltiples tareas que asumieron, destacaron en los trabajos relacionados con el eje de la lucha ideológica, participando en la publicación de nuestro Nepantla y de otros múltiples periódicos y gacetas.

Recordamos también a las miles de víctimas del fascismo, cuya memoria descansa en el parque de la memoria de Sartaguda, inaugurado el 10 de mayo de hace  nueve años por las viudas y familiares  de fusilados y desaparecidos por el régimen franquista en Navarra.

Ismael, Ruth, Mario,

¡Compañeros todos!

¡Presentes!

¡Vivir por la patria! o ¡Morir por la libertad!

Grupo Editorial de la Casa de Todas y Todos




Abril debiera arder.

La impunidad sigue marcando los tiempos nacionales. En esta última semana del mes de Marzo nos hemos enterado de la decisión de un juez de amparar a uno de los cuatro muchachos que violaron a una adolescente, conocidos como los Porkys.

Luego de huir del país, ser capturado en España y extraditado de vuelta a México, el joven pederasta y violador Diego Cruz fue liberado por el designio del juez Anuar González Hemadi quien le concedió un amparo sobre la base de que las agresiones sexuales no fueron tales, pues no se observa en los actos del acusado ninguna intención lasciva, a pesar de que el juez reconoce en su dictamen que Diego Cruz, el acusado, introdujo sus dedos en la vagina de la víctima, la menor Daphne Fernández.

A consecuencia de dicho dictamen, el juez Hemadi ha sido removido de su cargo y sujeto a investigación por parte del Consejo Federal de la Judicatura.. Más allá de esto, lo que tenemos frente a los ojos es una muestra más de que la justicia en nuestro país es un mero espejismo. El delincuente violador ha sido liberado por la sencilla razón de que tiene los medios económicos para comprar su libertad. El juez destituído difícilmente será castigado por su decisión. Quizá el amparo sea revocado. De no ser así, se estaría sentando un ominoso precedente legal que, a modo de jurisprudencia, dificultaría enormemente el castigo a violadores y pederastas.

En Chihuahua, la periodista Miroslava Breach fue asesinada por cubrir en sus reportajes los cercanos vínculos entre la política y el narcotráfico en el contexto de las pasadas elecciones a gobernador, de acuerdo a afirmaciones realizadas por el propio gobierno del Estado.

El exgobernador de ese estado, César Duarte, luego de meses en los que se le responsabilizó por extravíos millonarios en las cuentas públicas del Estado, fue finalmente declarado prófugo, con la consecuente ficha de la Interpol, que va pasando a formar parte del currículum vitae de cualquier exgobernador de nuestro país.

En el penal de Cadereyta, Nuevo León se confirman al menos cuatro muertos y decenas de lesionados, luego de que los presos del sobrepoblado penal se amotinaran en protesta por las condiciones de vida y el maltrato a los familiares, a quienes se impide entrar con comida los días sábado y domingo.

Por último, en Jojutla Morelos fue descubierta una fosa clandestina, por debajo de un templete usado para colocar los cuerpos … de otra fosa clandestina. En conjunto, se han exhumado al menos 45 cadáveres sin reconocer.

Estas historias, que no son únicas ni sorpresivas en la lastimera realidad nacional, tienen una nota consonante en lo tocante a la profunda injusticia que habita a nuestra patria. Hablar de México es hablar de un Estado disuelto en los mares de la corrupción, el crimen, la impunidad, el despojo a los pueblos, la explotación y el desprecio al trabajador, al jodido, a la mujer y la persecución o muerte a quien sea que luche contra ello.

Entretanto, mucha de la discusión pública en nuestra patria se centra en el tempranero y absurdo contexto de las elecciones: posicionamientos, malversación y uso de recursos públicos, populismo, candidaturas independientes, candidaturas indígenas, candidaturas oficiales todas, preparándose para competir por ese montón de mierda, fosas y mentiras que sólo debiera arder.

Efemerides.

Este mes de abril, en su día 22, se cumplirán 200 años de que Xavier Mina llegó a Soto La Marina, Tamaulipas, con la intención de luchar por la liberación de nuestra patria. Hombre de acciones, llegó acompañado por decenas de combatientes, entre quienes se encontró también Fray Servando Teresa de Mier; además de armas -lo hemos mencionado anteriormente- llegaron con una imprenta para, desde ella, combatir en el campo de las ideas; y en ese plano triunfaron siempre, por más que hayan perdido algunas batallas.

Como bien es sabido, recordamos siempre el 10 de abril, aniversario luctuoso de nuestro general Emiliano Zapata, indígena del estado de Morelos que rechazó siempre participar en los engaños del poderoso.

Celebramos, además, a los compañeros Ricardo, Soledad y Fidelino, que tuvieron a bien el ser nacidos en los días próximos. Es un honor seguir el camino que con su esfuerzo y vida marcaron.

Ricardo, Soledad, Fidelino

¡PRESENTES!

Grupo Editorial de la Casa de Todas y Todos.

Abril 2017.




Nuestra Historia: FLN

En cada momento hay que hacer lo que en cada momento es necesario”.
José Martí

 

La Casa de todas y todos presenta hoy una nueva sección “Nuestra Historia: FLN” que, en todo rigor, surgió desde 1980. En ese año, con 10 años de trabajo, siendo ya una organización fogueada y perfectamente estructurada, capaz de resolver con éxito la persecución más encarnizada sin dejar de crecer en sus planes, fue necesario generar nuevas herramientas políticas para concientizar a los nuevos militantes, y no hubo mejor forma para ello que conocer la historia digna de las mejores hijas e hijos de nuestro pueblo para que entendiesen ¿qué eran y qué no eran las FLN? Esta nueva sección que nos proponemos dar a conocer como “Nuestra Historia: FLN” quiere cumplir el mismo objetivo, en un nuevo contexto. La desarrollaremos en forma cronológica, por capítulos. Primero publicaremos el texto original, escrito en 1980 y después los años siguientes, siempre apegados a la ética y moral revolucionaria.

Llevaremos el conocimiento de nuestra historia patria al máximo, como es nuestro deber y poco a poco llegaremos al día de hoy. Ustedes conocerán como históricamente las FLN fundaron no sólo al actual EZLN, cosa que haremos con estricto apego a la historia; conocerán también que se fundaron -antes que el EZLN- a muchas otras organizaciones civiles de apoyo a la liberación nacional: organizaciones de mujeres, abogados (cuando todavía no existían las organizaciones no gubernamentales en Derechos Humanos), estudiantes, artistas, campesinos, maestros (que impartían clases en nuestras escuelas), y de salud pública comunitaria entre otras. Así se incidió en la conciencia de lucha de nuestro pueblo por ser libre. Todo se hizo con inteligencia, sin importar el tiempo que tomase lograrlo, sin ofender ni excluir a nadie, sin cometer actos aventureros, sin sumarse a los planes gubernamentales por cooptar organizaciones sindicales obreras y ejidales dirigidas por personajes corruptos para obtener usufructos de ellas. Se hizo, además, sin participar en las elecciones “a la mexicana”, esas formas amañadas y nulamente democráticas que mantienen a mucho de nuestro pueblo en la inopia. Nada bueno sale de ahí.

Dando a conocer estos pasos ocultos de la historia mexicana, intentaremos disolver en lo posible ese estigma de que las FLN fue sólo un grupo gris de rebeldes sanguinarios, cuadrados e inflexibles, como pretenden sus detractores –viejos y nuevos- sin poder realmente demostrarlo. Las FLN estuvieron formadas por revolucionarios, de los que arriesgan el pellejo por sus ideales, que hacían justicia apegada igual y para todos a sus reglamentos, que no permitían la impunidad en sus filas; donde la actividad política era su principal trabajo y la justicia era entendida también como política apegada a servir a su pueblo.

Ya existen editados por la Casa de todas y todos dos cuadernos de trabajo con documentos históricos irrebatibles de las FLN, para ser estudiados por los historiadores interesados en el tema. Pronto saldrán más cuadernos, acompañados de material fílmico digitalizado, histórico e inédito. Ustedes queridos lectores podrán ver a compañeros que dedicaron sus vidas a la liberación de nuestro pueblo, escucharán sus palabras expresadas en lenguaje sencillo y directo, destinado a explicar el mundo de forma tal que se comprenda que mediante el trabajo éste puede ser transformado y para entender que mediante la lucha consciente los pueblos podrán siempre liberarse. De poco sirven las formas metafóricas y literarias si sólo confunden e impiden a los pueblos ver al enemigo tal cual es: un sistema de dominación inclemente, llamado imperialismo.

Para nosotros, el papel que tiene la historia en las luchas de los pueblos y en concreto para el caso del México contemporáneo, es algo que debemos tener siempre presente si de verdad queremos liberarnos. Dicho sea de paso, el imperialismo – nuestro real enemigo- siempre ha estado aquí, y lo hemos encontrado con distintos rostros y nuevas estrategias en cada una de las etapas históricas que nos han tocado vivir como organización política.

En las circunstancias actuales, el imperialismo presenta una práctica de corte “nazi-fascista” y por tanto, no hay demasiado tiempo para contemplaciones. La historia de los pueblos nos enseña que los únicos quienes pueden tratar de sujetar los brazos armados de las tropas militares de élite e impedir que avancen los planes del odio hacia los trabajadores de toda la tierra (sin distingos de origen étnico, religión, cultura, educación, género, edad y preferencias sexuales), somos los propios trabajadores. Nunca lo harán los magnates explotadores aliados del imperialismo que hoy dicen encabezar la resistencia.

En fechas recientes, recibió nuestro país la nefasta visita de los jefes del comando sur y el comando norte de los Estados Unidos, para reunirse con miembros del gabinete mexicano y abordar, entre otros temas, la frontera sur de México. ¿De qué hablaron en concreto? Nadie lo sabe y ningún medio osa preguntarlo.

Como es nuestro deber decimos presente a la memoria de nuestros compañeros que recordamos en este mes de marzo:


Compañera Lucha
Compañera Anita
Compañero Alfredo
¡Presente!

¡Vivir por la Patria! o ¡Morir por la Libertad!

*Imagen: portada original de la pubicación “Nuestra Historia: FLN”, 1980.




Mes de dignidad.

2017 comenzó de forma violenta, con el robo a los bolsillos del pueblo mediante el célebre gasolinazo –que amenaza repetirse en este mes. Las calles de varias ciudades de nuestro país ardieron en diversas manifestaciones de descontento, yendo de marchas a saqueos en tiendas departamentales. Ante una naciente revuelta que se anunciaba en los primeros 5 días del año, el poder optó por sembrar miedo, confusión, para luego reprimir: el saldo de ello fue de al menos seis muertos y más de 500 detenidos en todo el país. Y el enojo, persiste.

El día 20 de enero, tomó posesión en los Estados Unidos su nuevo presidente electo; desde entonces, día con día se ha ido confirmando todo aquello que mostró durante el largo trayecto de su campaña política que consistió en una agenda racista, xenofóbica y de indelebles tintes fascistas.

Inmediatamente después de su elección Trump seleccionó a los integrantes de su gabinete, lo cual fue muy revelador. Tres generales: General James Mattis, en la  Secretaria de Defensa; John Kelly, en la Secretaria de Seguridad Nacional -DHS- y el General Michael Flynn como máximo Consejero de Seguridad Nacional. Cuatro billonarios corporativos: Rex Tillerson –presidente de ExxonMobil- al Departamento de Estado; Wilbur Ross –financiero conocido como el “El Rey de la Bancarrota”- en la Secretaria de Comercio; Steven Mnuchin -ejecutivo de Goldman Sacks- en la Secretaria del Tesoro; Betsy DeVos –presidenta del  Windquest Group, grupo avocado a la privatización de la educación- como Secretaria de Educación. Como corolario, el senador más antiinmigrante, y amigo del Ku Kux Klan, Jeff Sessions como Abogado General. Lo que ha ocurrido con esta elección presidencial se va develando como un verdadero “golpe de estado blando” en los Estados Unidos.

Todo esto forma parte de las preocupantes notas que han llenado de temor, asco e incertidumbre a los pueblos del mundo, incluido el estadounidense. No cabe duda: el mayor arsenal nuclear del planeta, la mayor fuerza militar de la historia, la más grande economía del orden mundial están en manos de un nuevo fascismo que, por fortuna, ha dado muestras de una incompetencia proverbial en estos primeros días de su gobierno; y ha dado muestras, también, de un divorcio con las mayorías, que parecen decididas a enfrentarlo en buena parte de los medios o foros públicos y, fundamentalmente, en las calles de prácticamente todas las ciudades estadounidenses.

“¿No fueron ustedes ilegales en 1846? Los Estados Unidos invadieron México, robaron la frontera. Texas, Nuevo México, Arizona, Nevada, Colorado, California, Utah… y nos llaman ilegales. Sáquennos y nos llevaremos con nosotros el corazón de California”. Protestas contra Trump, enero 2017.

México y los migrantes mexicanos han sido los primeros blancos de ataque del nuevo régimen norteamericano: la iniciativa de construir un muro fronterizo de más de 3,000 kilómetros (2,000 millas) bajo el modelo israelí, junto a la criminalización y persecución de migrantes formaron parte sustantiva de los discursos de campaña y ahora se han tornado en acciones de gobierno que habrán de irse concretando en los próximos meses.

En nuestro país, el muro y Trump se han convertido en un asidero para la nefasta clase política mexicana, inmersa en escándalos de corrupción y franca criminalidad desde hace ya varios años. Con el cinismo que les caracteriza, esos mismos que han perseguido y abusado de migrantes centroamericanos, desaparecido estudiantes, criminalizado luchadores sociales y movimientos, robado las arcas públicas, inyectado agua en vez de medicamento a niños con cáncer, o incluso perdonado de antemano todo ello con tal de que “los dejen ganar”, ellos, criminales consumados, hacen hoy un llamado a la Unidad. El peor error, en estos tiempos, es acudir a sus espacios, atender a sus llamados.

Nosotros no olvidamos que el imperialismo, que hoy muestra un rostro más franco y crudo, ha sido un elemento siempre presente en la vida de nuestros pueblos; que las desgracias que azotan a nuestra tierra tienen su origen, la más de las veces, en los dictados de la potencia extranjera; la ruptura del campo mexicano, el nulo crecimiento del salario en décadas, la guerra contra las drogas, la apertura energética, por mencionar algunas, son directrices económicas y políticas que han sido impuestas, en complicidad con la burguesía nacional y sus gobernantes, desde el extranjero. Y es en ese contexto que los esfuerzos por una genuina liberación nacional, que permita a los pueblos de México vivir libres y soberanos, son una necesidad real de nuestro tiempo.

 

Efemérides

Tres son los acontecimientos relacionados en la historia contemporánea de México que ocurrieron en el mes de febrero y que son fácilmente ignorados o tergiversados. Todos tienen un mismo origen aunque en épocas diferentes. Vamos a recordarlos con especial respeto pues todos implican la tortura y muerte o desaparición de compañeros luchadores sociales, simpatizantes y colaboradores con las Fuerzas de Liberación Nacional de México. Conviene mencionar que las FLN nunca consiguieron recursos por medio del uso de las armas, nunca por el secuestro, nunca por el engaño, y la razón por lo cual así se hizo es muy simple: sólo el pueblo de México decide qué tipo de lucha apoya o rechaza, podrá tomar mucho tiempo y quizás mucho sufrimiento, pero los métodos que el imperialismo utiliza para sojuzgar no pueden ser imitados por el pueblo de México;  aún para la lucha de liberación existen leyes y protocolos, además de la ética y la moral basada en el respeto a los civiles que habitan en la zona de guerra, y así se hizo siempre.

Las  historias  que hoy recordamos son  las siguientes.

En el mes de febrero de 1974, haciendo trabajos de reclutamiento son descubiertos dos compañeros responsables de una casa de seguridad de las FLN en Monterrey, México. Recordemos que aún no existía el ejército del pueblo, se necesitaron  14 años para fundarlo. Por medio de prácticas comunes de la brigada blanca y demás cuerpos represivos, como la intimidación, tortura y promesas de libertad a cambio de delatar a otros compañeros, ellos guiaron a la policía política a diversos hogares donde vivían los simpatizantes y colaboradores económicos, quienes ahí fueron detenidos y posteriormente torturados. Ninguno delató a nadie más. Después, dado que existía una casa de reclutas en Nepantla, Estado de México, los delatores condujeron al ejército  para que éste, sin previo aviso, entrara disparando y asesinara a cinco compañeros; 2 más fueron detenidos y, a pesar de las torturas, no delataron a nadie. Esa fue la primera vez en fueron detenidos, torturados,  encarcelados y asesinados  compañeros militantes de las FLN  en cinco años de trabajos.

Un año después en febrero de 1975, realizando trabajos clandestinos para preparar a los compañeros que serían enviados a las montañas, tres compañeros fueron  identificados y perseguidos. Dos de ellos fueron alcanzados y muertos frente a una instalación militar en Cárdenas, Tabasco. Se negaron a rendirse: la dignidad y conciencia de lucha de estos compañeros quedó manifiesta, fueron nuestro ejemplo antes y ahora, no tenemos por qué negarlo.

Pasaporte del traidor Subcomandante Daniel, alias “Azabache”; perteneciente al archivo histórico de las FLN.

Con los años, todos los trabajos para la formación de un ejército del pueblo fueron cumplidos. Un primero de enero se iniciaron los combates frontales, siempre sujetos al respeto a las leyes y tratados internacionales  conocidos como la “Convención de Ginebra” por parte de las FLN y su brazo armado, el EZLN. Sin recurrir a la violencia para recaudar fondos, se hicieron los preparativos para la guerra, además de construir escuelas y hospitales que daban servicio a los pueblos de la selva, mismos que al iniciar la guerra fueron destruidos por el ejército opresor.

En  febrero de 1995 se realizaban diálogos de paz entre el EZLN (actuando como vocero de las FLN aunque no se dijese públicamente que lo fuese), y el gobierno en turno, que prometió respetar los diálogos de paz, sin previo aviso atacó a las comunidades que eran conocidas como zapatistas, persiguiendo a mujeres, ancianos y niños. En esta ocasión, la delación de un subcomandante del EZLN que desertó sin que la comandancia en turno hiciese algo por juzgarlo -dejándolo actuar sin castigo alguno- facilitó que informase al enemigo todos los secretos militares que conocía. Sin embargo, como es sabido, la acción armada fracasó. Cabe mencionar que esta acción militar estuvo coordinada en conjunto con especialistas militares de los Estados unidos.  La sociedad civil reclamó el diálogo y  obligó al gobierno a retomarlo.  El daño a las comunidades que resistieron el ataque del ejército fue incalculable, y hasta ahora los cuarteles militares que sembró el ejército siguen operando a sabiendas de que están ubicados en territorios indígenas, lo cual es violatorio de las leyes nacionales y de los derechos humanos.

Por último, aunque en este año no existe el día 29 de febrero, en la Casa de todas y todos ustedes, recordamos el cumpleaños del compañero Romeo, quien dejó su casa para que al fallecer, fuese instalado en ella este espacio de trabajos políticos donde damos la importancia a la historia y a los diálogos en lugar de la confrontación, como desgraciadamente tuvo que hacerse en 1969.

En estas efemérides recordamos a todos aquellos compañeros que aportaron algo al proceso de liberación de nuestro pueblo, a través de 200 años recordamos a Morelos, a  Xavier Mina,  a Fray Servando;  y a Vicente Guerrero como quien concluyó  esta larga lucha por la dignidad, gracias a sus sacrificios Muchos otros sacrificaron sus vidas por mantener nuestra independencia, nosotros no olvidamos. Tenemos mucho que aprender de la historia,  aún más hoy que somos agredidos por el sólo hecho de existir como un pueblo que aspira a ser libre. Recordemos la frase conocida por todos: “Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos”, atribuida a Porfirio Díaz, pero perteneciente a Nemesio García Naranjo, un ilustre intelectual regiomontano.  No debemos olvidarla.

¡Presentes compañeros!…… ¡ejemplos de dignidad!

¡Vivir por la Patria! o ¡Morir por la Libertad!

Grupo Editorial de la Casa de todas y todos,

Febrero de 2017




2017: Año del bicentenario de Xavier Mina

mina02-02Los actuales, son tiempos difíciles para los pueblos que no conservan su memoria. La Casa de todas y todos ustedes, queridas hermanas y hermanos de lucha solidaria, tiene el deber de cumplir con la memoria y agitar en nuestros corazones el sacrificio  que realizó hace ya 200 años nuestro heroico Xavier Mina, combatiente internacionalista. Mina se fundió uno con los pueblos que luchan; ese fue su ejemplo, esa debe ser nuestra práctica.

Un mexicano, Luis Villoro, alumno de José Gaos (maestro y filósofo de aquella generación de pensadores que cruzaron el Atlántico, “transterrado” – como él mismo se definió-) escribió en su tesis “El proceso ideológico de la revolución de independencia” (UNAM 1953) que la ideología en la historia de los pueblos es un proceso perene, que los luchadores sociales deben saberlo, y agitarlo. No es casual que nuestros compañeros fundadores de las FLN tomasen como lema la frase nacida de esa misma revolución, la de independencia, consigna de Vicente Guerrero.

Villoro escribió también en “El sentido de la historia” sobre la importancia de la historia para los pueblos, y responde ahí a la constante pregunta que hemos hecho en estas páginas que publicamos mes con mes: ¿a quién sirven los pueblos sin historia?… ¿Acaso es correcto olvidarse del pasado, así sea lo que ocurrió a nuestros pueblos hace 200 años? O debemos, las actuales generaciones, utilizar los momentos de la historia de los pueblos para transformar el presente, hermanando aún más a la humanidad, sobre todo en estos aciagos días de amenazas, intolerancia y racismo.

Para nosotros, mujeres y hombres que ayudamos a la Casa de Todas y todos, Xavier Mina, Fray Servando, José Gaos, Luis Villoro y todos quienes han aportado algo a la liberación de la humanidad, son todos uno en esta búsqueda, y sólo se logrará preservar el legado de cada uno si entendemos el porqué de la historia.

Nuestra Casa, la Casa de la historia, fue agredida y lo único que lograron es que expandiera su presencia, de estar confinada a un edificio, hoy sus ideales se multiplican por todas partes del mundo pues son ideales de libertad y de lucha honesta a favor de los pueblos, nuestros compañeros de lucha algunos de ellos son desaparecidos políticos y nunca cesaremos su  búsqueda, son víctimas, el crimen no debe quedar impune, ellos sentaron nuestra ideología, en forma clara, en su praxis precisa y concisa, no mentir, no engañar, no confundir contando historias falsas, si los tiempos actuales son los de la historia, nuestro  deber es darla a conocer.

La memoria, la historia simple y sencilla de nuestros compañeros – no sólo quienes murieron por la libertad, siempre presentes- sino todos quienes viven dentro y fuera de nuestras fronteras, a quienes respetamos profundamente, pues conservan sus ideales o sus sueños, como prefiera decirse,  haciéndolos suyos sin importarles agresiones, ni sacrificios; la historia, simple y sencilla, que se hila a sí mismas con esas enseñanzas y aprendizajes prácticos de lucha, que avanza de generación en generación, tendrá en este año entrante el gusto de celebrar a Xavier Mina en el bicentenario de su muerte; desde la Casa de Todas y Todos haremos lo propio, dando a conocer su historia, abriendo pasos con pueblos hermanos que lo nombran, también, héroe suyo. Somos hermanos en el amor y en el dolor. Somos compañeros en la vida y en la muerte.

Adelante compañeros… ¡Aurrerá!

¡Gora Mina!

¡Libertad, Salud, Independencia!

2017, año del bicentenario de Xavier Mina

Vivir por la patria o Morir por la libertad.

subpedroaplaude2

1° de enero, día de los combatientes caídos

Quienes visitan la  Casa de todas y todos pueden ver las fotografías de nuestras compañeras y compañeros desaparecidos, y junto a ellos los nombres de combatientes insurgentes y compañeros militantes que años atrás, entendieron los mensajes transmitidos clandestinamente, papelitos que iban de mano en mano, en los cuales se entendía con claridad el “Ya basta” que se hizo público el 1º de enero de 1994. Habían pasado 34 años. Todas y todos fueron y somos aún víctimas de un obsoleto, pero poderoso, sistema de dominación política, económica e ideológica; fue con entendimiento colectivo – producto de un análisis a partir de esas tres variables (político, económico, ideológico) de la realidad nacional que se logró llegar al primero de enero.

Por ser consecuentes con nuestros ideales nos han dicho cualquier tipo de argumentos para que no hagamos nada: “que el mundo ya está globalizado”;  “que la lucha por la historia de nuestro pueblo está pasada de moda, que es un castigo hacerla”; “que esa etapa ya caducó”,  y de ahí a tratar de  entorpecer cualquier trabajo que se haga en la Casa de todas y todos ustedes.

Junto a aquella pléyade de combatientes caídos, destaca la participación de un hombre joven, que fue reclutado por las FLN en 1979,  aún en la etapa determinada por la guerra fría. Las FLN habían superado ya  la localización, persecución y exterminio implementados por la policía política (ver cuaderno de trabajo Dignificar la Historia II). A éste compañero lo recordamos con especial respeto y cariño, entre otras cualidades, porque cubrió todas las fases de preparación de militantes descritas en los comunicados antiguos, es decir, simpatizante, colaborador, militante urbano y por último militante rural encuadrado como compañero insurgente. Ya en la montaña, anduvo el mismo y lento camino para adaptarse y luego aprender a enseñar en la selva, cosa que se dice fácil, pero no lo es: son vidas dedicadas a lograr la liberación de los pueblos, así en plural, ahí donde la labor del enemigo es intensa y asesina. Pero llegó el día de poner a prueba lo iniciado muchos años antes. Al compañero Pedro o Pedrín como le decíamos con cariño le ordenaron efectuar la toma de la zona del municipio Las Margaritas. Después de tomar los pueblos aledaños, se tomó el poblado y sólo quedaba por rendirse la Presidencia Municipal, donde las guardias ponían mayor resistencia. Ante el diálogo inútil para que se rindieran, él ordenó el asalto final y lo encabezó tal y como dicta la moral del combatiente. Una bala lo alcanzó y murió en el acto. Los guardias se rindieron y la orden de tomar “las Margaritas” fue cumplida.

Hoy lo recordamos con tristeza pero con orgullo militante a quien fuera un gran maestro de combatientes, trabajo que cumplió con creces y de forma ejemplar durante muchos años: enseñar y aprender a ser siempre mejor compañeros. Este es el compañero Subcomandante Insurgente Pedro, a quien vemos en la imagen que acompaña estas páginas, aplaudiendo la decisión de los pueblos de declarar la guerra a todos sus enemigos, la cual fue tomada durante el Primer Congreso del Partido de las Fuerzas de Liberación Nacional el primero de enero de 1993.

En este día 1º de enero decimos ¡Presente! a todos los compañeros caídos en esta larga, pero necesaria lucha de liberación nacional.

¡Presentes compañeros!

1º de enero del 2017

Año del bicentenario de Xavier Mina

¡Vivir por la Patria! o ¡Morir por la Libertad!

Grupo editorial de la Casa de todas y todos