Sobre lo ocurrido el 31 de mayo con los compañeros ciclistas del grupo Sunday Bikes

El pasado sábado 31 de mayo, alrededor de las nueve de la mañana, una caravana de compañeros ciclistas organizados en el grupo de recreo “Sunday Bikes”, que viajaban sobre la carretera nacional rumbo al municipio de Santiago, en Nuevo León, fue embestida a la altura de la colonia Residencial Los Palmares por un automóvil que, según testigos, iba conducido por jóvenes en estado de ebriedad y que además se desplazaba en exceso de velocidad. La colisión contra los ciclistas causó la muerte de Heliodoro Rodríguez, de 46 años de edad, quien tenía tres años de pertenecer al colectivo ciclista “Zombies en bici” y que a causa del impacto con el automóvil, sufrió fractura craneal. Así también, otros cuatro compañeros resultaron seriamente heridos.

Tras la embestida, el conductor y sus acompañantes intentaron huir del lugar, abordando un segundo automóvil, con el que se presume tenían relación, sin embargo parte de los ciclistas lograron retener la llaves del conductor, evitando con ello que éste pudiera escapar, acción a la que respondió con amenazas directas hacia los presentes. Una vez llegados los servicios de socorro al lugar se tuvo que esperar alrededor de tres horas para que las autoridades pudieran ordenar el traslado del cuerpo del compañero ciclista que desafortunadamente ya había fallecido.

El lamentable suceso ocurrido este fin de semana no puede catalogarse como “accidente cualquiera”, pues el deceso trágico se suma a un amplio número de muertes relacionadas con el acto criminal de tomar el volante en estado de ebriedad, así como que el fallecimiento de un ciclista golpea de cerca a la comunidad que se moviliza en torno al fomento de esta actividad y que constantemente tiene que enfrentarse a la miopía de las autoridades, quienes ignoran los múltiples reclamos para que se garantice la seguridad en las vialidades a quienes opten por el ciclismo como medio de transporte.

La bicicleta aparte de ser un medio de transporte sustentable y una herramienta para resolver el problema de movilidad en la ciudad, es utilizada por la mayoría de la población ya que es el principal medio de transporte de la clase trabajadora, pues el sistema de transporte público que se brinda en la ciudad de Monterrey no parece ser una mejor opción, esto debido a las pésimas condiciones de las unidades que no reflejan el elevado costo que el usuario debe pagar para movilizarse en ellos. Por citar un ejemplo los transportes llamados “periférica” cobran $12 pesos por persona, lo que genera un viaje redondo de $24 pesos, empero si el usuario debe tomar más de un camión para llegar a su destino, el costo total de su pasaje es de $48 pesos, es decir casi el 70% del salario mínimo que se debe invertir en transportes. Lo anterior deja a la bicicleta como una de las mejores alternativas para transportarse. Lamentablemente tanto las y los peatones como las y los ciclistas somos los más vulnerables e invisibles al utilizar las calles, ya que éstas son diseñadas prioritariamente para el automóvil.

En éste como en otros sucesos trágicos relacionados con la falta de seguridad vial, son los tres niveles de gobierno quienes deben de asumir en primer término su responsabilidad frente a estos hechos, ya que ha sido impulsor de la cultura que privilegia a los automóviles y de la carencia de educación vial, alentando esto con descuentos en las amonestaciones de tránsito, repartiendo licencias bajo estándares poco exigentes, al ser permisivo en el tratamiento de un problema social como lo es el alcoholismo y al dejar en segundo plano la importancia de los espacios lúdicos y recreativos para la sociedad, sobre todo para la juventud.

Esto no exime el grado de responsabilidad que todos y todas, como parte de la comunidad que se traslada de un lugar a otro, tenemos en exigir a las autoridades el cumplimiento de sus funciones para garantizar la seguridad en las vialidades, asimismo la responsabilidad que tenemos como individuos de contribuir a una cultura de respeto a la vida.

Para finalizar cabe mencionar que quienes colaboramos en La Casa de Todas y Todos nos solidarizamos con las familias tanto del compañero ciclista Heliodoro Rodríguez, como las del resto de los lesionados, así mismo con los colectivos que promueven el uso de la bicicleta en la ciudad y con cada uno de l@s ciclistas y peatones injustamente invisibles. Ante esta situación confirmamos la necesidad de que organizaciones y colectivos nos unamos y trabajemos para la construcción de una ciudad más humana.

¡No a la criminalización del peatón!

¡No a la criminalización del ciclista!

¡No a la criminalización de los jóvenes!

¡No a la limitación de libre tránsito a peatones, ciclistas y colectivos!

¡Exigimos que se asuman las responsabilidades consecuentes de Estado y Sociedad!




Abril: Aniversario Compañera Soledad ¡Zapata Vive!, ¡la lucha sigue!

La Raza de Bronce
(framento)
IX
—Señor, alma de luz, cuerpo de bronce.
Soy una chispa; ¡enséñame a ser lumbre!
Soy un guijarro; ¡enséñame a ser cumbre!
Soy un harapo; ¡enséñame a ser gala!
Soy una pluma; ¡enséñame a ser ala,
y que Dios te bendiga, padre mío!.

Amado Nervo 1902

El mes de abril es para los mexicanos la continuidad de la lucha. El 10 de abril recordamos la fecha del asesinato del General Emiliano Zapata; él fue nombrado por su pueblo para recuperar las tierras que gobiernos dictatoriales les habían robado.
Una orden así no puede ignorarse.

Con base en nuestra historia, los dos compañeros fundadores de las FLN (Fuerzas de Liberación Nacional de México), Pedro y Salvador, primeros responsables históricos de los trabajos a nivel nacional, nos dijeron, en los cursos que daban en la primer Escuela de Cuadros (1971)… “ustedes no pueden abandonar la lucha, mientras uno de ustedes quede vivo, debe seguir luchando”… una orden así, no puede ignorarse.

Hemos hecho el anuncio de que buscaremos a los compañeros desaparecidos políticos desde 1974. A éste llamado han respondido compañeros de pueblos hermanos. Agradecemos su ayuda aunque la responsabilidad es nuestra. Iremos a dialogar con ellos y porque conocemos nuestra historia, sabremos explicarla, y escucharemos de viva voz, la suya. Lo haremos con sumo respeto, pues el mismo amor que sentimos por nuestro pueblo, es el que sienten los demás pueblos por el suyo, somos hermanos en la lucha, en el amor y en el dolor. Así es la lucha internacionalista.

Sabemos que la respuesta a las evidencias históricas que poseemos va a ser negada por propios y extraños enemigos, pero eso no nos detiene, por el contrario, nos anima a seguir adelante.

En abril, también es el aniversario de nacimiento de nuestra compañera “Sol”. Sobre ella, el compañero Alfredo escribió:

Compañera Soledad, de origen campesino, chiapaneca, desde su primer contacto con las FLN, solicitó su ingreso como cuadro profesional y luego de un brillante desarrollo como militante urbana, se integró definitivamente. Por su profunda honestidad, chocaba a cada instante con las actitudes de algunos dirigentes políticos que hablando en nombre del socialismo y el marxismo, actúan traicionando a sus pueblos. Su trabajo callado y permanente fue determinante en la formación de algunos de nuestros compañeros más nuevos, quienes tenían en ella la ejemplar actitud a seguir. La recordamos cuando, a pesar de estar enferma, y debiendo guardar reposo absoluto, ella veía la forma de realizar, ahí donde se encontrara, algún trabajo; muchas veces dejó de lado el reposo para hacerlo, lo que le costó llamadas de atención de su responsable, pero significaba su constancia para el trabajo manual, su correcta apreciación y valoración del trabajo como actividad social.

La Dirección de las Fuerzas de Liberación Nacional
Febrero de 1976




CARTA DE EMILIANO ZAPATA A LOS OBREROS DE LA REPÚBLICA

Emiliano_Zapata,_1914

Tlaltizapán, Morelos, Marzo 15, 1918

Hermanos de las ciudades, venid al encuentro de vuestros hermanos de los campos; hermanos del taller, venid a abrazar a vuestros hermanos del arado; hermanos de las minas, del ferrocarril, del pueblo, salvad a los ríos, las montañas, los mares y confundid vuestro anhelo de libertad con nuestro anhelo, vuestra ansia de justicia con nuestra ansia.

¡Obreros de Puebla, de Orizaba, de Monterrey, de Guanajuato, de Cananea, de Parral, de Pachuca, del Ebano, de Necaxa, obreros y operarios de las fábricas y de las minas de la República, acudid a nuestro llamado fraternal, ayudadnos con el empuje valiente de vuestro esfuerzo; que ya cruje, que ya se bambolea esa armazón de la tiranía carrancista que, cimentada en el fango de la infidencia, forjada en la fragua de las ambiciones y amarrada con los reptiles inmundos de la impostura y de la perfidia, quiso un día erguirse a la faz del mundo, como el edificio grandioso de las conquistas de la revolución reivindicadora de nuestros derechos a la vida!

Falaz y artero el carrancismo, esa burguesía uniformada de amarillo y ceñida de cananas, vistió ayer apenas la blusa noble del taller y fingió tenderos la mano; su voz se tornó halagüeña y compasiva, y, con el timbre de la elocuencia libertaria entonó con vosotros el himno de las reivindicaciones obreras. carecíais de pan para vuestros hijos: con una mano -mano oculta entre sombras-, cerró los talleres que aún estaban abiertos; con la otra -¡generosamente tendida!- os ofreció a cambio de vuestra sangre el mísero haber del soldado, a cambio del yugo del capataz, del patrón, la férrea disciplina; a cambio del taller alumbrado, la obscura noche del cuartel … y con la misma mano -¡siempre generosa!- os ungió en nombre de Carranza, ¡soldados de la Revolución! La lucha os vió gloriosos en el combate, vuestros batallones fueron citados en la orden del día; luchasteis con el denuedo del que lucha por disipar las sombras del presente, con el ansia del que pugna por ver la aurora del mañana.

El desengaño fue cruel y no se hizo esperar. En vez de la ayuda prometida a vuestros sindicatos, vino la imposición gubernativa, exigente y tiránica; se quiso hacer del obrero la criatura dócil del gobierno, para preparar cuando la farsa de las elecciones llegara, la exaltación al poder de los paniaguados del carrancismo; es decir, se quiso hacer un arma que sirviera de apoyo a la tiranía y a su aliado el capital, nada menos que de los sindicatos, es decir, de las agrupaciones creadas para defender el trabajo contra las expoliaciones y abusos de ese mismo capital, y por haber querido resistir a esa presión gubernativa, vosotros, lo sabéis, el carrancismo llegó a donde el mismo Huerta no llegara, a cerrar vuestra casa, vuestro templo de libertades, ¡la Casa del Obrero! No fue todo, bien lo sabéis; cuando la huelga vino, se os negó el derecho de huelga: en vez de hacerlo los patrones, Carranza os impuso sus condiciones, de acuerdo, claro, con ellos. Y como si no fuera bastante, ¡a los que protestaron, la prisión!; como si no fuera demasiado, ¡a los que resistieron, el cadalso! ¿Queréis más? ¿Queréis mayor infamia?

No; vosotros no podéis estar con vuestros enemigos. Vuestras reclamaciones son parecidas a las nuestras. Exigís aumento de jornal y reducción de horas de trabajo, es decir, mayor libertad económica, mayor derecho a gozar de la vida; es lo que nosotros exigimos al proclamar nuestros derechos a la tierra. Solo que, menos tiranizados que nosotros creísteis encontrar en el pacifico sindicato, la fórmula infalible que pusiera remedio a vuestros males; en tanto que nosotros no pudimos ni debimos pensar sino en las armas, en la rebelión abierta contra los conculcadores de nuestros derechos; porque cuando el oprimido no es dueño ni aún de lamentar su suerte, cuando la misma justísima protesta contra sus verdugos es ahogada, al formularse apenas en su garganta; entonces no queda a este oprimido, otro camino digno ni otro gesto redentor, que el de esgrimir las armas, proclamando vencer o morir; morir primero, antes de continuar más tiempo siendo esclavo.

Tras seis años de tremenda lucha infatigable, la aurora del triunfo se columbra por fin; el carrancismo, el más pérfido de los disfraces que la burguesía ha revestido en nuestro país; el carrancismo, desenmascarado y podrido de pretorianismo, marcha a su ruina. El triunfo, pues, de nuestros principios, de los consignados en el Plan de Ayala, se acerca; a vosotros, obreros, os toca acelerarlo, poniendoos de nuestra parte.
Que las manos callosas de los campos y las manos callosas del taller se estrechen en saludo fraternal de concordia; porque en verdad, unidos los trabajadores, seremos invencibles, somos la fuerza y somos el derecho; ¡somos el mañana!

¡Salud, hermanos obreros, salud, vuestro amigo el campesino os espera!

Tlaltizapán, Morelos, 15 de marzo de 1918
Emiliano Zapata




Hacia una organización de compañeros y militantes de nuevo tipo

Por la Co. Lucha

(Fragmentos de Artículo para NEPANTLA, publicado en 1982.)

 

“……Por ello no es de revolucionarios el utilizar la negación como método,
es decir, nosotros no utilizamos el NO TIRE, NO HAGA, NO SE PERMITE, etc.
Sí en cambio, debemos fomentar el análisis paciente de las situaciones,
poner como trabajo el resolver la conveniencia o inconveniencia de
determinadas órdenes, preguntar sobre cualquier duda que se tenga sobre
ellas. Así se evitará el automatismo y aunque la responsabilidad sea de
quien las da, el mejor cumplimiento de las mismas corresponde a ambos.
Racionalizar al dar una orden y racionalizar al cumplirla es lo que nos
fortalece. Recuérdese que éstas siempre se dan porque hubo un proceso de
raciocinio previo y a ese mismo deben llegar nuestros compañeros, el pensar
nuestros trabajos siempre nos fortalece.

ACTITUD ANTE EL TRABAJO
Debemos realizarlo con entusiasmo y esmero, ser creativos planificarlo
en tiempo y medios, sujetándonos a la realidad objetiva, coordinándolo al
resto de los planes que se tengan en el lugar en donde los realizamos y si
fuera posible el resto de los planes de la organización.
ACTITUD ANTE EL COMPAÑERISMO
Manifestar respeto, paciencia modestia y fraternidad hacia nuestros
compañeros de lucha y una mente abierta a la crítica cuando se nos haga y
objetividad al hacerla. No confundir al enemigo, éste existe y nos busca
para destruirnos. Los compañeros que nos rodean son quienes están
dispuestos a luchar contra él; debemos buscar todo lo que nos una en
fraternal y revolucionaria comunicación. La autocrítica de los errores
cometidos sin que nadie nos presione es una de las actitudes más valiosas
que deben fomentarse con el ejemplo, para formar así al hombre nuevo de que
hablaba el Ché de América.

ACTITUD ANTE EL ESTUDIO
El estudio es un arma indispensable del revolucionario por medio de él
conocemos nuestra realidad interna, nuestra realidad nacional y la realidad
internacional, el estudio como práctica para no repetir errores nos es
fundamental. Aquí lo que está en juego es la vida del revolucionario y el
futuro del proceso en su conjunto: “sin teoría revolucionaria no puede
haber práctica revolucionaria”, decía Lenin y para nosotros la teoría se
inicia con el estudio. Estudiar planificadamente textos marxistas,
históricos, militares; analizar nuestra realidad a su luz y el surgimiento
de la teoría revolucionaria es todo uno. Recordemos siempre que ésta es una
guerra del pueblo y a nuestro pueblo, por conveniencia de sus explotadores
lo mantienen sumergido en la ignorancia. Con nuestros compañeros que no han
tenido acceso a la educación debemos ser más compañeros, más pacientes,
poner a su alcance nuestros mejores recursos para que pronto estén
preparados para dirigir a sus pueblos , sus sindicatos, sus colonias, sus
fábricas, su estudio, su país, su revolución.
ACTITUD ANTE LOS PRINCIPIOS
Ser revolucionario es mantener una conducta moral, el respeto a
nuestro pueblo es un principio que no podemos olvidar, el utilizar la
verdad como principio político debe regir cada uno de nuestros actos, no
cejar en nuestra lucha hasta ver instalada en nuestra patria una sociedad
socialista dando la vida para conseguirlo, recordando siempre a nuestros
compañeros caídos, es otro principio, el considerar al proletariado del
mundo como hermano de lucha acudiendo en su auxilio es también un principio
que debemos practicar. Olvidarnos de cualquier principio es dejar de
cumplir con nuestro deber…. ”




El Día de la Mujer por Alejandra Kollontai

¿Qué es el día de la mujer? ¿Es realmente necesario? ¿No es una concesión a las mujeres de clase burguesa, a las feministas y sufraguistas? ¿No es dañino para la unidad del movimiento obrero? Esas cuestiones todavía se oyen en Rusia, aunque ya no en el extranjero. La vida misma le ha dado una respuesta clara y elocuente a estas preguntas.

El día de la mujer es un eslabón en la larga y sólida cadena de la mujer en el movimiento obrero. El ejército organizado de mujeres trabajadoras crece cada día. Hace veinte años las organizaciones obreras sólo tenías grupos dispersos de mujeres en las bases de los partidos obreros… Ahora los sindicatos ingleses tienen más de 292.000 mujeres sindicadas; en Alemania son alrededor de 200.000 sindicadas y 150.000 en el partido obrero, en Austria hay 47.000 en los sindicatos y 20.000 en el partido. En todas partes, en Italia, Hungría, Dinamarca, Suecia, Noruega y Suiza, las mujeres de la clase obrera se están organizando a sí mismas. El ejército de mujeres socialistas tiene casi un millón de miembros. ¡Una fuerza poderosa! Una fuerza con la que los poderes del mundo deben contar cuando se pone sobre la mesa el tema del coste de la vida, el seguro de maternidad, el trabajo infantil o la legislación para proteger a las trabajadoras.

Hubo un tiempo en el que los hombres trabajadores pensaron que deberían cargar ellos solos sobre sus hombros el peso de la lucha contra el capital, pensaron que ellos solos debían enfrentarse al «viejo mundo» sin el apoyo de sus compañeras. Sin embargo, como las mujeres de clase trabajadora entraron en las filas de aquellos que vendían su trabajo a cambio de un salario, forzadas a entrar en el mercado laboral por necesidad, porque su marido o padre estaba en el paro, los trabajadores empezaron a darse cuenta de que dejar atrás a las mujeres entre las filas de «no-conscientes» era dañar su causa y evitar que avanzara. ¿Qué nivel de conciencia posee una mujer que se sienta en el fogón, que no tiene derechos en la sociedad, en el estado o en la familia? ¡Ella no tiene ideas propias! Todo se hace según ordena su padre o marido…

El retraso y falta de derechos sufridos por las mujeres, su dependencia e indiferencia no son beneficiosos para la clase trabajadora, y de hecho son un daño directo hacia la lucha obrera. ¿Pero cómo entrará la mujer en esa lucha, como se la despertará?

La socialdemocracia extranjera no encontró la solución correcta inmediatamente. Las organizaciones obreras estaban abiertas a las mujeres, pero sólo unas pocas entraban. ¿Por qué? Porque la clase trabajadora al principio no se percató de que la mujer trabajadora es el miembro más degradado, tanto legal como socialmente, de la clase obrera, de que ella ha sido golpeada, intimidada, acosada a lo largo de los siglos, y de que para estimular su mente y su corazón se necesita una aproximación especial, palabras que ella, como mujer, entienda. Los trabajadores no se dieron cuenta inmediatamente de que en este mundo de falta de derechos y de explotación, la mujer está oprimida no sólo como trabajadora, si no también como madre, mujer. Sin embargo, cuando los miembros del partido socialista obrero entendieron esto, hicieron suya la lucha por la defensa de las trabajadoras como asalariadas, como madres, como mujeres.

Los socialistas en cada país comienzan a demandar una protección especial para el trabajo de las mujeres, seguros para las madres y sus hijos, derechos políticos para las mujeres y la defensa de sus intereses.

Cuanto más claramente el partido obrero percibía esta dicotomía mujer/trabajadora, más ansiosamente las mujeres se unían al partido, más apreciaban el rol del partido como su verdadero defensor y más decididamente sentían que la clase trabajadora también luchaba por sus necesidades. Las mujeres trabajadoras, organizadas y conscientes, han hecho muchísimo para elucidar este objetivo. Ahora el peso del trabajo para atraer a las trabajadoras al movimiento socialista reside en las mismas trabajadoras. Los partidos en cada país tienen sus comités de mujeres, con sus secretariados y burós para la mujer. Estos comités de mujeres trabajan en la todavía gran población de mujeres no conscientes, levantando la conciencia de las trabajadoras a su alrededor. También examinan las demandas y cuestiones que afectan más directamente a la mujer: protección y provisión para las madres embarazadas o con hijos, legislación del trabajo femenino, campaña contra la prostitución y el trabajo infantil, la demanda de derechos políticos para las mujeres, la campaña contra la subida del coste de la vida…

Así, como miembros del partido, las mujeres trabajadoras luchan por la causa común de la clase, mientras al mismo tiempo delinean y ponen en cuestión aquellas necesidades y sus demandas que les afectan más directamente como mujeres, amas de casa y madres. El partido apoya esas demandas y lucha por ellas… Estas necesidades de las mujeres trabajadoras son parte de la causa de los trabajadores como clase.

En el día de la mujer las mujeres organizadas se manifiestan contra su falta de derechos. Pero algunos dicen ¿por qué está separación de las luchas de las mujeres? ¿Por qué hay un día de la Mujer, panfletos especiales para trabajadoras, conferencias y mítines? ¿No es, en fin, una concesión a las feministas y sufraguistas burguesas? Sólo aquellos que no comprendan la diferencia radical entre el movimiento de mujeres socialistas y las sufraguistas burguesas pueden pensar de esa manera.

¿Cuál es el objetivo de las feministas burguesas? Conseguir las mismas ventajas, el mismo poder, los mismos derechos en la sociedad capitalista que poseen ahora sus maridos, padres y hermanos. ¿Cuál es el objetivo de las obreras socialistas? Abolir todo tipo de privilegios que deriven del nacimiento o de la riqueza. A la mujer obrera le es indiferente si su patrón es hombre o mujer.

Las feministas burguesas demandan la igualdad de derechos siempre y en cualquier lugar. Las mujeres trabajadoras responden: demandamos derechos para todos los ciudadanos, hombres y mujeres, pero nosotras no sólo somos mujeres y trabajadoras, también somos madres. Y como madres, como mujeres que tendremos hijos en el futuro, demandamos un cuidado especial del gobierno, protección especial del estado y de la sociedad.

Las feministas burguesas están luchando para conseguir derechos políticos: también aquí nuestros caminos se separan: para las mujeres burguesas, los derechos políticos son simplemente un medio para conseguir sus objetivos más cómodamente y más seguramente en este mundo basado en la explotación de los trabajadores. Para las mujeres obreras, los derechos políticos son un paso en el camino empedrado y difícil que lleva al deseado reino del trabajo.

Los caminos seguidos por las mujeres trabajadoras y las sufraguistas burguesas se han separado hace tiempo. Hay una gran diferencia entre sus objetivos. Hay también una gran contradicción entre los intereses de una mujer obrera y las damas propietarias, entre la sirvienta y su señora… Así pues, los trabajadores no deberían temer que haya un día separado y señalado como el Día de la Mujer, ni que haya conferencias especiales y panfletos o prensa especial para las mujeres.

Cada distinción especial hacia las mujeres en el trabajo de una organización obrera es una forma de elevar la conciencia de las trabajadoras y acercarlas a las filas de aquellos que están luchando por un futuro mejor. El Día de la Mujer y el lento, meticuloso trabajo llevado para elevar la auto-conciencia de la mujer trabajadora están sirviendo a la causa, no de la división, sino de la unión de la clase trabajadora.

Dejad que un sentimiento alegre de servir a la causa común de la clase trabajadora y de luchar simultáneamente por la emancipación femenina inspire a las trabajadoras a unirse a la celebración del Día de la Mujer.

Escrito: En 1913.
Esta edición: Marxists Internet Archive, mayo de 2002.




Nepantla a 40 años: Video Narración Testimonial

Esfuerzo de Recuperación Histórica de las Fuerzas de Liberación Nacional

 

FORO ALICIA

Jueves 27 de Febrero de 2014

Ave. Cuauhtémoc 91-A, Colonia Roma Norte.

Del. Cuauhtémoc México D.F.

18:43 Horas

La noche del 14 de Febrero de 1974, en un operativo policiaco-militar desproporcionado, el gobierno de Luis Echeverría Álvarez atacó la Casa Grande de las Fuerzas de Liberación Nacional (FLN), localizada en el poblado de San Miguel Nepantla, Estado de México. Sin mediar aviso, un batallón del ejército mexicano y la Dirección Federal de Seguridad (DFS) bajo el mando de Miguel Nazar Haro, guiados por la traición, dispararon y exigieron la rendición de siete militantes de las FLN que ahí se encontraban. La narración es un documento inédito donde la compañera Ana nos transporta a aquellos momentos. Nos cuenta cómo llegaron a la casa y cuáles eran los trabajos que desempeñaba cada compañero en el lugar.

Las imágenes y videos utilizados son material original filmado en la Casa Grande, ubicada en Jacarandas #13 (antes #4) dentro del municipio de Nepantla. Al iniciar el ataque, momento cumbre del relato, se describen las reacciones de cada uno de los habitantes: Salvador, Manolo, Soledad, Gabriel, María Luisa, Martín y Ana. Las balas los tomaron desprevenidos y tras la sorpresa apenas tuvieron tiempo de reaccionar. El video nos acompaña durante la narración por el mismo trayecto que siguieron nuestros compañeros para emprender el escape ante la despiadada acometida perpetrada por el ejército del mal gobierno.

Este día, 27 de febrero del 2014, en el Foro Alicia, el Arq. Fernando Yáñez Muñoz, director y fundador de la Casa de Todas y Todos localizada en Monterrey, Nuevo León, presentará y contextualizará este testimonial de las FLN y  expondrá los objetivos de recuperación histórica y política de la Casa.

 

 

Palabras del Arquitecto Fernando Yánez Muñoz, Director y Fundador de la Casa de Todas y Todos

Foro Alicia, 27 de febrero de 2014

México DF.

Agradezco al Foro Alicia por prestarnos éste espacio.
Compañeras y compañeros todos que nos escuchan:

Por mi voz, hablan las Fuerzas de Liberación Nacional, Sección México.
La Casa de Todas y Todos ustedes, ubicada en Nuevo León, México, existe desde el año 2000. Actualmente está en reconstrucción, pues fue vandalizada, agredida; buscaban su destrucción, pero no lo lograron.
Compañeros conscientes de la sociedad civil encabezan un movimiento legítimo, justo y pacífico que ha iniciado su marcha para que muy pronto podamos prestar nuestros antiguos servicios a la comunidad nacional e internacional donde todas y todos ustedes, serán siempre bienvenidos.
Mi presencia se debe a que tenemos un importante anuncio qué hacer. Permitan que explique qué son las Fuerzas, cómo nacieron y cuál su deber.
Las FLN somos una organización de “cuadros” políticos (no de masas). Esto significa que sus miembros, por medio del estudio, el trabajo y una práctica consciente y voluntaria, luchan contra los planes imperialistas, tales como: el espionaje, las guerras de invasión contra los pueblos más débiles, la destrucción de la naturaleza, la violación de los derechos humanos de nacionales, migrantes y extranjeros, la explotación del hombre por el hombre, la insalubridad y el hambre en cualquier lugar de la tierra. Éstos son nuestros deberes desde el año de 1969 y aún existimos.
Para lograrlo, hemos utilizado todas las formas de lucha, siempre hemos sido incluyentes, algunas veces en secreto, en otras, como hoy, alzando la voz, pero siempre apegados a la verdad, buscamos la justicia, la equidad, la democracia y la hermandad de todos los pueblos de la tierra.
Hace 45 años, la situación política en México se hizo intolerable. Muchos jóvenes mexicanos, no sólo de las FLN, se alzaron en armas contra el sistema, todos fuimos reprimidos, algunos muertos, otros desaparecidos, los planes imperialistas se hicieron evidentes, todos sabíamos de su influencia y presencia.
Ante la violación al derecho a la vida, a un juicio justo para los desaparecidos políticos se alzó una voz, la de Doña Rosario; pronto esa voz fue repetida por otras madres mexicanas. Así nació en el dolor del parto, el antecedente de la Casa de Todas y Todos ustedes.
Ellas, nuestras madres, elaboraron las listas de los desaparecidos políticos y la Casa de Todas y Todos ustedes, aportó: La lista de Ocosingo. Desde entonces, cinco compañeros y una compañera, miembros de las Fuerzas, desde entonces son buscados con vida por ellas y nosotros. ¿Cuál fue el delito que nuestros compañeros cometieron?
Sucede que en la búsqueda de la libertad de nuestro pueblo, en Chiapas, ellos descubren la presencia de un grupo de espías que se entrenaban en la Selva Lacandona. Al saber esto, se fijaron como primer objetivo político para cuando nuestros trabajos fuesen descubiertos, el ir a desalojar a los espías yanquis de sus instalaciones en la selva y así lo hicieron. Y por esas paradojas de la historia, aquellos cuyo deber les marcó el desalojar al extraño enemigo que con sus plantas profanaba nuestro suelo, las tropas federales mexicanas, asesoradas por extranjeros, los buscaron para eliminar nuestra amenaza, pero no lo consiguieron, por eso estamos aquí y pronto seremos millones.
Poseemos las evidencias históricas. Voy a leerles, sólo un fragmento del Diario de Campaña del Compañero Alfredo, nuestro responsable político y militar en esos años.

Miércoles, día 31.
Temprano amanecimos y a las 07:15 salen V y N a explorar al E de la laguna. Hoy es el aniversario de Gonzalo. Regresan los exploradores a las 16:30 con las novedades:
Llegaron hasta el venado en 2 horas; en trillas se toparon con un gringo güero; se hicieron bolas, le dijeron Tigre y le dieron la contraseña, éste se asustó y regresó a su campamento. Lo siguieron y encontraron alrededor de 20 más, un tal Rolando les dice que están en “experimentación”, que son del ILV (Instituto Lingüístico de Verano) y llegaron por ____. Estuvieron mal, muy confiados. Le llamé la atención sobre todo a D. Nos sirve para luego. Cenamos. Mañana saldremos.

Ahora ustedes ya conocen la historia y su importancia. Hacemos de su conocimiento que recurriremos a cualquier tribunal internacional, para intensificar la búsqueda de nuestros compañeros. En México es inútil hacerlo.
Sabemos el sitio exacto donde estaban esos espías y a dónde fueron nuestros compañeros al grito de “FUERA ESPIAS YANKIS DE LA LAGUNA DEL OCOTAL”.
Para vergüenza de nuestra Patria, los imperialistas han vuelto en forma de “salvadores” de la ecología. Los “expertos” de la Rockefeller nos ayudan a “salvar” la naturaleza en la Selva, “invitados” por el gobierno mexicano. Apuestan a la “desmemoria” del pueblo, PERO NOSOTROS NO OLVIDAMOS…, pronto ese grito de dignidad, tal y como lo dijeron nuestros compañeros se escuchará:

¡FUERA LOS ESPÍAS YANKIS DE LA LAGUNA DEL OCOTAL!
¡FUERA LOS ESPÍAS YANKIS DE LA LAGUNA DEL OCOTAL!
¡FUERA LOS ESPÍAS YANKIS DE LA LAGUNA DEL OCOTAL!

Por eso nuestra presencia en éste foro….
Hoy, en el mes de febrero, vamos a presentar un video-testimonio que un grupo de entusiastas compañeros realizaron tomando como base el texto escrito por la única compañera que sobrevivió en el ataque de los tropas federales a una de nuestras casas en el año 1974, en Nepantla, México, la tierra que vio nacer a otra gran mujer mexicana: Sor Juana Inés de la Cruz.
Como lo hemos hecho siempre en las Fuerzas de Liberación Nacional, cada una de las palabras que ustedes escuchen en éste trabajo histórico, está apegado cien por ciento a la verdad. Ese es nuestro compromiso y el de la Casa de todas y todos.
Vamos a verlo y recuerden….

¡FUERA LOS ESPÍAS YANKIS DE LA LAGUNA DEL OCOTAL!
¡Vivir por la Patria o Morir por la Libertad!
27 de febrero de 2014.

 

 

Para más información:

Telefono: (81) 13-64-30-45

info@casadetodasytodos.org

casadetodasytodos.org




Editorial de Nepantla Año 1, Num 1, 14 de febrero de 1979

Nepantla-mast

E D I T O R I A L

(Editorial de Nepantla  Año 1, Num 1, 14 de febrero de 1979)

Hoy 14 de febrero de 1979 iniciamos la publicación de NEPANTLA. La fecha, obviamente, no es coincidencia, pues un día como éste, hace cinco años, sufrimos las primeras bajas en nuestras filas.

Desde entonces ha corrido mucha agua bajo los puentes. Y sin embargo, las enseñanzas que se desprende de aquellos acontecimientos conservan su vigencia.

¿Qué reflexiones, pues, son pertinentes?

Entre los múltiples riesgos que enfrenta el proceso revolucionario, uno de los más graves, por su difícil predicción, es la traición. Ella fue quien guió a nuestros enemigos hasta la casa de Nepantla. Ella fue quien pidió una rendición que no habría de darse.

Pero como antítesis de esa inmoral violación a la fidelidad que se debe a los principios –y a las personas-, surge la actitud firme y valerosa de los revolucionarios, que no transigen con esos principios y admiten el sacrificio como una eventualidad más de la lucha auténtica.

Claro que esa firmeza no era fruto de un día. Se fue gestando en la entrega cotidiana a las tareas concretas que constituyen la revolución. Y resultó –como se esperaba- el medio eficaz para mantener viva la llama revolucionaria.

Se dice que en momentos de gran peligro, los seres humanos recorren minuciosamente –y con paradójica celeridad- las páginas de su vida. Seguramente nuestros compañeros vieron desfilar ante sus ojos muchos acontecimientos.

Seguramente pensaron en nosotros, aún en quienes no los conocíamos personalmente, y reafirmaron su confianza en que sabríamos entender, asimilar y, también, seguir su ejemplo. Así, decidieron escribir la penúltima página como lo habían prometido: con dignidad y valor. A nosotros nos toca escribir la última, mostrando con nuestra creciente entrega a la revolución, que la llama encendida en Nepantla continúa ardiendo, y que reiteraremos nuestro compromiso de Vivir por la Patria o Morir por la Libertad.

POR QUE NEPANTLA

POR QUE NEPANTLA

La idea de una publicación que funcionase como órgano de las Fuerzas de Liberación Nacional, no es del todo nueva, su germen se halla en los planes generales de la organización trazados desde los primeros comunicados. Si no se había realizado antes, se debe a que, para ser llevado a la práctica, todo proyecto revolucionario exige determinadas condiciones materiales y políticas, que no se habían alcanzado.

Por otra parte, el desarrollo de la organización –reflejo y acicate de la evolución de sus militantes- ha llegado a un punto que reclama, de una manera natural, la existencia de este órgano de comunicación.

¿Qué necesidades viene a  cubrir NEPANTLA?

1ª. Complementar la formación política que nuestros cuadros reciben de sus responsables. ¿Cómo? Fijando la posición de las F.L.N. ante situaciones que demandan una actitud precisa: la reforma política y la consiguiente participación de sedicentes partidos de izquierda en las elecciones, etc.; asumiendo en la lucha ideológica una línea revolucionaria contra las desviaciones y las ideas erróneas.

2ª. Dar a los compañeros de todos los niveles un foro donde expresan sus propias ideas, sobre los temas que les interesen.

3ª. Establecer una comunicación más abierta, crítica y comprometida, entre la Dirección y los militantes.

4ª. Prepararnos para elaborar publicaciones cualitativa y cuantitativamente distintas, imprescindibles para propagar entre el pueblo trabajador los programas y planteamientos que lo atraigan a la lucha.

Es importante asumir la publicación de NEPANTLA como una empresa típicamente revolucionaria, i.e. colectiva.

Esto quiere decir que la participación de cada militante será decisiva para el buen éxito del proyecto.

¿Cómo se desarrollará esta participación? A reserva –lógicamente-  de que la práctica nos haga modificar criterios, seguiremos este procedimiento: el militante (urbano o profesional) discutirá con su responsable el contenido general de su colaboración, en completa libertad. Las únicas y obvias restricciones están dictadas por la seguridad personal de los militantes, por una parte, y el principio “nada contra la revolución”, por la otra. Ya se verá que este último criterio no es tan difícil de aplicar como pudiera pensarse.

Luego, por medio de su responsable, el militante hará llegar su colaboración a la Dirección de NEPANTLA, la cual hará las observaciones pertinentes y procederá –si así lo determina- a la publicación del artículo.

Para terminar, tengamos presente que, en su afán de minimizar las posibilidades revolucionarias de los pueblos que explota, el imperialismo pregona nuestras supuestas incapacidades, haciéndonos creer que estas tareas –y con ellas nuestra liberación- están más allá  de nuestras fuerzas.  Pero esto no es cierto. Hay que tener claros cuáles son los propósitos que perseguimos con este trabajo, hay que sobreponerse a la feroz y mal entendida “autocrítica” que ha esterilizado tantos talentos. Hay que mostrarnos a nosotros mismos en la práctica, que NEPANTLA , que la revolución misma, son posibles.

Vivir por la Patria o Morir por la Libertad.

La Dirección de las Fuerzas de Liberación Nacional.




Recordando a “Aurora”: Un Ejemplo de Lucha y Valentía Revolucionaria

Octubre en México, no sólo es el mes cuando la luna es más hermosa, tal y como lo dice una canción (Luna de Octubre), sino que además representa un deber de compañeros de lucha, que consiste en recordar el nacimiento de una compañera que dirigió el trabajo urbano a nivel nacional durante los días más encarnizados de la represión pro-imperialista contra las Fuerzas de Liberación Nacional en México (nunca hay que olvidar esta parte de la historia).

Se trata de la compañera “Paz” o “Aurora”. Nombre que ella escogió y que sobre su vida escribió en el año 1976, desde la Selva nuestro inolvidable compañero Primer Responsable, Alfredo.

En éste mes de octubre, presentamos a ustedes el documento de evocación a la memoria de Paz.

Hoy también nos toca decir:
PRESENTE, COMPAÑERA PAZ!

Vivir por la Patria o Morir por la Libertad
1 de octubre del 2013.

COMUNICADO CONFIDENCIAL ESCRITO EN FEBRERO DE 1976 DESDE LA SELVA, POR EL COMPAÑERO PRIMER RESPONSABLE DE LAS FLN, ALFREDO.

AURORA, una de las primeras compañeras que se integraron a las FLN, pasó a ser militante profesional luego de una activa militancia urbana y de demostrar con sus actos ser consecuente con los principios de las FLN. Por sus claros criterios revolucionarios, la Dirección le encomendó la responsabilidad de una red urbana caracterizada por los desviacionismos de sus militantes debido al medio en que vivían. Sus criterios precisos y su metodología en la corrección de las fallas a sus subordinados hicieron que pronto varios de sus elementos se integrasen como profesionales y que la red aumentara sus efectivos. Su condición de mujer y el carácter de responsable, hicieron que en varias ocasiones enfrentase problemas derivados de la actitud conocida como “machismo” de sus subordinados pero por la forma correcta de analizarlos y corregirlos y el apego a los lineamientos de la Dirección, fueron superados estos erróneos criterios. Siempre que tenía un “tiempo libre” de sus responsabilidades como jefe de red urbana, la encontrábamos desarrollando algún trabajo manual o leyendo algún texto importante. La valentía y audacia fueron rasgos sobresalientes en Aurora. Estuvo presente a pocas horas de los sucesos de Nepantla en la casa que los compañeros ocupaban y se percató personalmente, a riesgo de su vida, de los hechos ocurridos, a grado tal, que aún estando los policías judiciales dentro de la casa y de haber notado su presencia no se atrevieron, amedrentados por su actitud y la de sus compañeros recién muertos, a intentar detenerla. Su muerte, ocurrida en Cárdenas ante soldados del gobierno opresor, después de haber repelido junto con otros compañeros un ataque de policías judiciales, es también lección de heroísmo y consecuencia revolucionarios.




Recordando a “Lucha”: Un Ejemplo de Compromiso y Resistencia

Esta es la historia de una compañera que vivió por la patria. Vamos a contarla sin apasionamientos, aunque sea difícil hacerlo. Es la vida de una compañera de vocación pacifista que se ve obligada a defenderse; “soldados por conciencia”, así nos calificó el Compañero Pedro.

Nacida en un pueblo de nuestra pictórica provincia mexicana, nació y creció junto a sus hermanas. Siendo niña aún, sus padres se separaron y su madre, para sostener a sus hijas, emigró sola a la gran ciudad para emplearse como cocinera de una casa de ricos. Entregó a diversos parientes a sus hijas, para que las cuidaran mientras volvían a reunirse.

Desde ese momento, el único afán de nuestra compañera era el volver a reunirse con su madre y hermanas. Para lograrlo, al concluir su primaria, ingresó a una academia de contabilidad y taquimecanografía. Aprobó con sobresaliente los cursos, que el director de la escuela la contrató como maestra de los nuevos alumnos. Así como joven maestra, y sin tener aún 15 años de vida, ese fue su primer empleo. Reunió fondos y partió a la capital para junto con su mamá alquilar un cuarto, en una vecindad del viejo barrio de Tacubaya y ahí ya reunida la familia, buscar empleo. Pronto la contrataron y junto a sus compañeros de trabajo fundaron un club de excursionistas que salían a escalar los volcanes más altos de México.

Sin embargo, las penurias no faltaban. Para obtener un mejor salario, decidió ir a los Estados Unidos para aprender inglés y graduarse como secretaria bilingüe como tantos otros de nuestros paisanos que buscan una mejoría económica. Allá también sufrió el abuso, la explotación y el desprecio de sus patrones imperialistas. Durante varios años aprendió el idioma y cumplió su meta de graduarse. Por fin pudo regresar a su patria. Obtuvo un mejor empleo y junto a sus hermanas se inscribieron en la secundaria nocturna para trabajadores. Aprobó con excelencia los cursos e ingresó a la preparatoria nocturna, la cual acreditó sin problemas. El interés por la historia de su pueblo, hizo que decidiera inscribirse en el curso de Historia en la UNAM. Ahí cursaba sus estudios, cuando en 1968 el movimiento estudiantil cimbró la conciencia de la sociedad. En la toma de Ciudad Universitaria por el ejército, fue hecha prisionera y enviada a la cárcel de mujeres, donde permaneció recluida varios meses y después fue liberada por falta de méritos.

La cárcel no la doblegó. Dedicó su tiempo a ayudar a la liberación de sus compañeros estudiantes injustamente presos. Al no existir más caminos que el de la rebelión social, fue invitada a participar en las nacientes FLN, nuestra querida organización.

Con la matanza nuevamente de estudiantes el 10 de junio de 1971, a invitación de nuestro compañero Pedro, Primer Responsable Nacional, aceptó ir a vivir a una casa de seguridad. Fue así, la primera compañera que se incorporó a las filas de los militantes profesionales en el año de 1971. Fueron tiempos difíciles que le tocó viviren la clandestinidad. Ya descubierta nuestra existencia, el enemigo pro­imperialista, destinaba sus recursos a encontrar y eliminar a los luchadores sociales, torturándolos y desapareciéndolos. Ella, además de poner a nuestro servicio su capacidad como mecanógrafa y traductora, se encargó de la crianza de animales y preparar alimentos, que previamente elaborados y deshidratados, eran enviados al núcleo guerrillero que crecía poco a poco.

Recordemos, que las FLN no recurren a métodos violentos para obtener recursos económicos y que el objetivo político­militar era formar un ejército del pueblo que pudiera  oponerse a los planes imperialistas, que invadía y bombardeaba sin piedad a quien osara oponérsele. Era la época de la llamada “guerra fría” que se volvía “caliente” para los pueblos rebeldes. México pagó también su cuota de sangre. En el año de 1974, descubierta una casa de seguridad, sufrimos las primeras bajas en combates desiguales con el ejército opresor. Ella lloró sus vidas pero no se amilanó, como sí ocurrió con otros militantes poco firmes en sus principios. Nuestro compañero responsable Alfredo, la seleccionó para que lo acompañara en la búsqueda de los compañeros del núcleo. Cumplió con su presencia en la selva y el nuevo núcleo fue creciendo, se solucionaron los problemas de abastecimiento y el reconocimiento de terreno de lo que vendría a ser la futura zona de operaciones militares. Esto costaba mucho esfuerzo y privaciones sin límite. La falta del desarrollo de servicios médicos hizo que nuestro compañero responsable falleciera, y algunos compañeros no firmes en su conciencia aprovecharon el hecho para invocar que no existía garantía de éxito y defeccionaron en masa e invitaban a los que seguían firmes a abandonar la lucha por una más sencilla, diciendo que ellos eran “muchos” y nosotros “muy pocos”.

La compañera Lucha no tomó en cuenta esa lógica, ya que el compañero Pedro nos ordenó continuar la lucha anti­imperialista aunque quedara uno sólo con vida y sin importar cuanto tiempo tomase lograrlo. Esa orden tan sencilla pero a la vez tan visionaria, nos lleva, aun hoy, a buscar la labor de todos los imperialismos en los sufrimientos de los pueblos, y la Cra. Lucha, con los pocos que quedaron, siguió preparando ­con la experiencia adquirida en la selva­ a futuros combatientes. Así transcurrieron los años.

Con el tiempo los reclutamientos de jóvenes campesinos indígenas de la región llegó y los abastecimientos quedaron en manos de los pueblos que se sumaban a la lucha. Entonces, a la Compañera Lucha se le asignó el trabajo de vivir con ellos en casas especiales donde aprendieron los conocimientos militares, de sanidad, intendencia, telecomunicaciones, abastecimientos logísticos, armeros, etc. Ahí su compañerismo y paciencia aprendida 20 años antes, se puso en práctica una vez más. Las compañeras y compañeros de esa época la recuerdan con cariño.  Años después, su salud se vio minada por una enfermedad traicionera y mortal. En 1993 fue operada y por cinco años no manifestó problemas. En 1998 la temida enfermedad se hizo evidente. Había regresado, tras recibir tratamientos médicos y siempre rodeada de sus compañeros de las FLN que la cuidaban. Escribió su último pensamiento de aliento a sus compañeros de armas. Les manifestó el orgullo que sentía de ser su compañera y expiró una triste madrugada del año 2000. 29 años habían transcurridos desde su incorporación.Años antes, en los 80’s, había escrito un artículo para nuestra publicación interna Nepantla que intituló El matrimonio en la lucha de liberación. En él daba a saber a los compañeros de reciente ingreso que hay que romper con el régimen que nos oprime en todas las relaciones sociales, en toda la línea de dominación política, militar, económica e ideológica, y que toca a nuestros pueblos hacerlo ya…
En éste aniversario de su muerte, a ella decimos.. Compañera Lucha… ¡Presente!

ARTICULO: EL MATRIMONIO EN LA LUCHA DE LIBERACIÓN

“… y cuando esas generaciones aparezcan,
enviarán al cuerno todo lo que nosotros
pensamos que deberían hacer. Se dictarán
a sí mismos su propia conducta… crearán
una opinión pública para juzgar la conducta
de cada uno. ¡y todo quedará hecho!”
F.Engels. El orígen de la familia,
la propiedad privada y el Estado.

Existe una larga etapa intermedia: la de la lucha de liberación. En ella, la vanguardia revolucionaria primero, y las masas después, dejan de reconocer al estado burgués y van surgiendo normas o leyes, algunas escritas, otras morales, más avanzadas, que determinan dialécticamente el germen de la nueva sociedad. Por esto el combatiente revolucionario vive ya en un medio donde la propiedad privada no existe; en donde el interés colectivo está sobre el interés personal; en donde la igualdad entre los compañeros es real, sin distinción de razas, sexos, edad, origen de clase. En donde el triunfo de la causa revolucionaria es la razón de la existencia.

Basándose en el principio: “lo que es bueno para la revolución, es bueno para todos” la Dirección de las F.L.N. instituyó desde los albores de nuestra organización el matrimonio entre combatientes. Narraré a continuación la forma en que se celebraban y se siguen celebrando las ceremonias matrimoniales. En primer lugar, el noviazgo tal como se conoce en la sociedad capitalista no se practica, principalmente por motivos políticos y por las condiciones de clandestinidad en que se vive (no se conocen los nombres, ocupaciones, lugares de nacimiento, edades de los compañeros); son otras las cualidades que los militantes ven en su pareja (la entrega a la causa revolucionaria, su actitud ante el trabajo, su arrojo, preparación política, etc.).

En segundo término, dada la igualdad entre los miembros de la organización, la solicitud ante el compañero responsable para contraer matrimonio puede ser presentada por hombre o mujer sin perjuicios pequeñoburgueses; si no existe impedimento, el compañero responsable autoriza al solicitante para que vaya con el compañero o compañera con quien pretende contraer matrimoniopara que le externe sus sentimientos. Conocida la respuesta, el solicitante debe volver al compañero responsable a informarle sobre la respuesta obtenida. Si ésta es afirmativa queda a juicio de la dirección la fecha, lugar y hora en que se celebrará la ceremonia matrimonial (se han dado casos de compañeros que viven en distintos lugares, por lo que la ceremonia matrimonial se efectúa únicamente en forma escrita). Los momentos que preceden a la ceremonia matrimonial son de extrema solemnidad. Los compañeros presentes cambian sus ropas de trabajo por ropas limpias, todos de pie escuchan el acta que por triplicado es firmada por los contrayentes y el compañero responsable quien los felicita seguido de todos. Autorizado el convivio, se canta, se tocan instrumentos musicales, se declama, y el chascarrillo está a flor de labios, pues como en alguna ocasión dijo nuestro compañero Pedro, primer responsable nacional: “todos tenemos derecho a compartir la felicidad de los contrayentes, lo que es bueno para la revolución, es bueno para todos”.

Copia del acta matrimonial redactada por nuestro compañero primer responsable en el año 1969 que ha regido en toda esta etapa de nuestra lucha de liberación.

En la Ciudad de _______ el día de de 19__ , ante mí, __________
responsable local de las F.L.N., comparecieron los compañeros y
manifestando que es su libre voluntad contraer matrimonio, por lo que
solicitan el correspondiente permiso, en la inteligencia de que dicha
unión es benéfica para la Organización.

Por lo que interrogados sobre la firmeza de sus propósitos y aclarado
que su nueva condición no los releva de sus obligaciones se les
exhorta para que dicha unión tenga carácter permanente, sirva de
aliciente para el cumplimiento de sus labores revolucionaras, mejore
su conducta entre sí y con los demás compañeros de esta Organización,
basando su trato en el más absoluto respeto a la personalidad de cada
uno de ellos, el más acendrado compañerismo y la superación constante
de ambos; que sus relaciones no serán jamás un obstáculo para el
cumplimiento de las responsabilidades y comisiones que la Dirección de
las Fuerzas de Liberación Nacional les determine y que dadas las
difíciles condiciones en que tendrán que vivir, la confianza, la
fidelidad y el sacrificio deben ser normas constantes en el resto de
su vida y que solamente de mutuo acuerdo y por bien fundamentadas
razones podrán disolver en el momento que lo deseen la presente unión.
Y por tanto, encontrando conveniente dicha unión, porque contribuye a
afianzar la solidaridad de nuestra Organización, se autoriza la misma.

_______________________  La Compañera

_______________________  El Compañero

_______________________  El Co. Responsable

Vivir por la Patria o Morir por la Libertad




Comunicado confidencial a todos los militantes de las Fuerzas de Liberación Nacional

Por la gran importancia que para todos nosotros representan las experiencias vividas por compañeros nuestros y debido a que por vez primera es necesario que se tenga que repeler al enemigo directamente con las armas, la Dirección de las Fuerzas de Liberación Nacional, expide el siguiente Comunicado, como material de información, aprendizaje y orientación, dedicándose la primera parte del mismo a la narración de los sucesos, dejándose los razonamientos, las valoraciones y los lineamientos para lo que corresponde a conclusiones.

Hechos: El día lunes 19 de julio, a las 18 horas en la ciudad de Monterrey, N. L., y en una de las casas de seguridad de nuestra organización, ubicada en Vista Ocaso No. 601, Col. Linda Vista, en donde se encontraban dos coches del uso exclusivo de nuestros militantes profesionales y dos compañeros , Mateo y Pepe, dedicados a tareas de organización y técnicas, se presentaron en dos vehículos diferentes seis agentes de la Policía Judicial Federal, descendiendo de los coches tres de ellos, quedándose en el interior el policía de más jerarquía, de nombre Pedro Teniente, acompañado por otros dos esbirros. Al llamar a la puerta, los compañeros se percatan de la situación y ya preparados para cualquier contingencia, Mateo, responsable en ese momento, encara la entrevista y habla con los policías, quienes previa identificación empiezan por preguntar sobre los dos automóviles nuestros, checando las placas con las anotadas en un oficio que poseían, conminando a nuestro compañero a que aceptara ser traficante de drogas y pidiéndole accediera a que ellos pasaran a recoger el supuesto contrabando.

Ante esto, Mateo responde inmediatamente explicando que él era exclusivamente un empleado y que no podía aceptar el cateo de la casa sin previa orden para el caso, pidiéndoles que la trajeran y que con todo gusto cooperaba en las investigaciones, mostrándoles, además, una credencial que portaba de Agente de la Procuraduría de una entidad federativa, conseguida tiempo antes gracias al trabajo clandestino de los compañeros de ese lugar. Por estos argumentos, los policías le piden al compañero Mateo un momento para conferenciar con su inmediato superior, Pedro Teniente.

Mientras tanto, los compañeros elaboran el plan a seguir: primero harían tiempo con el fin de que se hiciera de noche, por lo que, el compañero Mateo seguiría platicando con los esbirros mientras que el compañero Pepe, con un arma M-2, lo protegería desde el interior de la casa, esperando el momento adecuado para salir, o bien capturar al jefe de ellos y utilizarlo de rehén aprovechando además el tiempo para destruir todo el material de seguridad y poder realizar una retirada ordenada.

Al regresar los polizontes acompañados del mencionado Pedro Teniente, éste explica a Mateo que ellos saben todo, tratan de intimidarlo e insisten que es mejor ponerse de acuerdo, ya que las “pruebas” son contundentes; que se trata de cocaína, exhortan a nuestro compañero para que los dejase ver qué cantidad de la mencionada droga tenían, proponiéndole que se repartiera en partes iguales y asegurándole que todos los demás trámites legales, los harían los jefes, como es costumbre, puesto que se trata de grupos diferentes pero al fin y al cabo, Agentes de Seguridad y amigos todos; llegaron incluso a mostrarle a Mateo, un oficio de la Procuraduría General de la República, donde aparecían las placas de los automóviles de la organización y en el que se ordenaba investigar nuestra casa. Tratando de ser más convincente, Pedro Teniente preguntó a qué grupo de jefes de seguridad pertenecía nuestro compañero para asegurarle que no habría ningún problema, mencionándole también nombres de traficantes de diferentes partes de la República y proponiéndole por último, que si no quería repartir la droga, les entregara en efectivo el equivalente.

Este regateo, acompañado en ocasiones de palabras decentes y en ocasiones de amenazas, se prolonga hasta las 21 horas, en que el compañero Mateo y el compañero Pepe, portando armas M-2 y las pistolas rescatables, salen por la parte lateral de la casa, hacia el frente; abriendo fuego Mateo contra el primer esbirro que se disponía ya a sacar su arma, hiriéndolo inmediatamente con dos impactos en ambos muslos y uno en el tórax, movimiento favorable que aprovechan los compañeros para correr por el sendero abierto, haciendo fuego nuevamente con dos ráfagas de M-2 sobre los coches de los esbirros.

En la salida, Mateo resbala y cae, deteniéndose Pepe para protegerlo con sus armas, hecho que no se realiza porque el enemigo no se movía de su escondite, que para entonces, ya estaba fuera del alcance de tiro. Restablecido Mateo, los compañeros detienen un automóvil y bajando a su propietario, utilizan el vehículo para retirarse del lugar y dar aviso a los compañeros de la Red Local; organizándose de inmediato, un repliegue táctico bien ordenado.

Mientras tanto, el enemigo pide refuerzos y rodea la casa con un despliegue de fuerza exagerado, conminando por medio de altoparlantes, a los supuestos “traficantes” totalmente “cercados”, a rendirse; al no recibir respuesta, procede a disparar bombas de gas lacrimógeno al interior, pero fue tan desproporcionado el número, que iniciaron un incendio, siendo necesario que intervinieran también los bomberos; todo esto se llevó a cabo hasta las 23.00 horas, en que al fin “armados de valor”, deciden entrar a la casa, cerciorándose de que ya había sido desalojada.

En la acción, el enemigo sufrió una baja y desperfectos en uno de sus vehículos.

En nuestras filas los compañeros salieron ilesos, perdiéndose lo siguiente:

  • Dos automóviles Volkswagen
  • Cuatro carabinas M-1, con cargadores de 15 balas
  • Tres carabinas M-2, con cargadores de 15 balas
  • Una carabina M-1, corta, cromada
  • Una carabina Garand Cal. 30 con cargador de 8 balas
  • Una pistola Brownin Cal. 9 mm. con cargador de 13 balas
  • Una pistola Llama Cal. 38, con cargador de 8 balas
  • Una pistola Walter Cal. 32, con cargador de 7 balas
  • Una pistola Star Cal. 22, con cargador de 7 balas21 cajas con 50 balas, Cal. 9 mm.
  • 8 cajas de 50 balas, Cal. 30 M-1
  • 40 balas Cal. 30-06
  • Seis miras telescópicas
  • Dos cargadores pistola Colt, Cal. 45
  • Dos cargadores pistola Colt, Cal. 38
  • 50 estopines
  • Una televisión
  • Una máquina de escribir
  • Un radio de tres canales
  • Una estufa, comida, ropa y utensilios domésticos menores

Conclusiones: La causa fundamental que motivó los hechos ocurridos, fue consecuencia de la denuncia de un vecino del barrio donde se encuentra la mencionada casa y por supuesto, a la falta por parte nuestra, de pretextos razonables para justificar y encubrir nuestros movimientos en ese lugar.

Sin embargo, debemos valorar con sentido crítico que el factor humano de intromisión del mencionado vecino fue de gran calidad, ya que lo único que le pudo parecer raro, fue que en esa casa vivían dos hombres solos y que periódicamente eran visitados por los coches que fueron denunciados; esto en cualquier otro lugar, no es objeto de ninguna alarma; no obstante, debemos recalcar que nuestro nivel de organización debe llegar a tal grado que no se despierte ninguna conjetura negativa acerca de nuestras casas y vehículos. Insistir siempre en que estos momentos de la lucha en que nuestros objetivos e ideales no son del conocimiento de nuestro pueblo, se debe considerar a cualquier persona ajena a nosotros como un posible delator, es premisa fundamental de aprendizaje en la primera parte de esta experiencia.

La policía, aún con la denuncia de que en nuestra casa se veían movimientos extraños, no tenía ningún elemento de juicio para saber de qué se trataba, y, utilizando sus razonamientos e influidos por su afán de lucro, organizaron todo un aparato para repartirse
el supuesto botín de drogas. Este criterio lo sostuvieron todo el tiempo que duró la acción, lo cual, aunado a la baja moral que siempre ha prevalecido y prevalecerá en los agentes defensores de las oligarquías y gobiernos corruptos, se vió enfrentado al criterio
revolucionario y la alta moral de los compañeros que en todo momento estuvieron dispuestos a darlo todo por la defensa de las Fuerzas de Liberación Nacional, ésto da como resultado, que el factor sorpresa a favor de la policía en un principio, se invalidara por una actuación consecuente de nuestros compañeros; producto del profundo conocimiento de las ansias de lucro del enemigo y de una autodisciplina lograda a través de las pequeñas tareas
diarias de su militancia, convirtiéndose la táctica de la defensa de nuestros bienes, en una ofensiva inteligente que consistió en ganar tiempo suficiente para destruir el material de seguridad y preservar así, antes que otra cosa, la estabilidad de la organización; esperaron además, la obscuridad para hacer frente al enemigo y reducir la desventaja en número, por la ventaja en decisión y sorpresa, cumpliéndose así el segundo objetivo de un repliegue ordenado; que es preservar y cuidar la vida de todos los compañeros que participan en él.El mayor número de organizaciones clandestinas han sido destruidas por el enemigo debido a la falta de dirección consecuente y la política cómoda de permitir a todos los niveles la rendición incondicional y sin resistencia, facilitando que se interrogue a cuadros de alto nivel con suficientes conocimientos para comprometer a toda la organización. Esta conducta, producto de la mentalidad que considera a los dirigentes o responsables insustituibles y el sofisma de que más útil es un compañero preso que un compañero muerto, ha sido combatida desde siempre por nuestros lineamientos; que partiendo en la confianza de que el proceso revolucionario es el mejor maestro para forjar a todos nuestros cuadros; y que el recibir más responsabilidades para cualquiera de nosotros lleva implícita una mayor entrega, y la oportunidad de cumplir a plenitud las obligaciones propias de nuestra jerarquía; el ser parte integrante de la Dirección, responsable de Red Urbana o de casa de seguridad o cuadro profesional, es un estadío natural y necesario y por lo mismo modificable o sustituible, lo que nos obliga a mantener NUESTRA POSICION REVOLUCIONARIA DE NO DEJARNOS APREHENDER POR LAS AUTORIDADES OPRESORAS BAJO NINGUNA CIRCUNSTANCIA por lo que, en todas las situaciones, incluso la doméstica, nuestra arma deber ser compañera inseparable, medio indispensable para repeler cualquier agresión y si en el combate perecemos, el ejemplo militante será suficiente y honroso para que otro compañero nos sustituya y la revolución continúe su cauce inevitable de victoria.
Es por todas estas consideraciones que la Dirección de las FLN no obstante que las pérdidas materiales en equipo bélico, en comunicaciones y transportes fueron importantes, ratifica como ejemplar, la actitud de los compañeros Mateo y Pepe, quienes participaron directamente en la acción, e insiste en que por muy duras que sean las adversidades para el cumplimiento de nuestras comisiones revolucionarias, la madurez, la seriedad y la moral de todos nuestros compañeros está muy por encima del poderío técnico y bélico del enemigo, y así como ahora la moral de la organización con todos estos hechos, sale fortalecida y el buen ejemplo reconforta a todos los compañeros, así también, conservando esa honestidad de acción, veremos cada día militar más a nuestro pueblo en las filas de las FLN, y con ello, la victoria será más temprana.

Asimilar todas estas experiencias para nuestra formación, ser fieles a las medidas de seguridad dictadas y fortalecer aún más nuestros trabajos diarios, nuestro compañerismo y disciplina es la mejor actitud militante como respuesta a estos acontecimientos, con el compromiso revolucionario de recuperar lo perdido y seguir los planes generales de acción que en ningún momento se han abandonado.

VIVIR POR LA PATRIA O MORIR POR LA LIBERTAD
Compañero Pedro
Fuerzas de Liberación Nacional
Rep. de México, agosto 2 de 1971